viernes, 27 de junio de 2014

Novedades musicales destacadas mayo/junio 2014.


California Breed - California Breed. Nuevo grupo de Glenn Hughes surgido de las cenizas de uno de los grandes supergrupos del rock de la última década, Black Country Communion, que por desgracia pereció tras la renuncia de Joe Bonamassa. De modo que, Glenn y Jason Bonham junto con un joven y desconocido guitarrista, Andrew Watt, han decidido crear un nuevo proyecto. Que abunda en la vertiente blues hard rock enérgico de clara raigambre de los 70’s que ya encontrábamos en BCC. Muy buenos temas basados en sublimes lineas de bajo y guitarras densas y llenas de fuerza como la inicial The Way. Mucha distorsión y calidad vocal del glorioso Glenn en Chemical Rain. La directa y rockera Midnight Oil, la belleza de la balada All Falls Down, botón de muestra de la calidad musical del trío. Otros temas llenos de dinamismo y fuerza como The Grey, momentos acústicos originales (Strong), partes stoner con guitarras densas (Day The Come o Invisible), también encontramos su punto de psicodelia y melodía (Scars o la final Breathe). Interesante y Notable debut de un grupo con mucho futuro, si las musas del hard rock, a veces tan volubles y aleatorias, se lo permiten. 


Epica - The Quantum Enigma. Los holandeses Epica son uno de los mejores y más originales grupos surgidos en el metal sinfónico en la última década, con un sonido absolutamente sensacional. Con cada entrega van perfilando y madurando un sonido completamente propio lleno de matices y belleza musical. Con The Quantum Enigma se confirman como un grupo fascinante, eso si hay que darle bastantes escuchas para apreciar todos sus matices, grandilocuencia y su barroquismo musical. Curiosamente, es el disco máss potente, veloz y heavy de su discografía, con temas como la inicial The Second Stone. Las agresivas The Essence Of Silence o Victims of Contingency, llenas de gloriosos estribillos, coros operísticos y melodías con fantásticos arreglos orquestales, que se funden con las  guitarras de Mark Jansen. Una de las maravillas del disco es Sense Without Sanity (The Impervious Code) llena de cambios y ambientes (por momentos metal agresivo y en otros belleza musical clásica). Para pasar a otra joya como Unchain Utopia, de gloriosa melodía y estribillo. La agresividad continúa con Chemical Insomina, y los estribillos, los coros y una gran sección de cuerda y violines luce en Reverence y Omen. Rematan el disco con Canvas of Life, una balada sublime llena de emotividad acústica, donde lucen todos los matices de la sublime voz de Simone Simons, y con The Quantum Enigma, grandiosa, épica y barroca, una verdadera gozada. Sobresaliente para Epica uno de los grupos del año, sin duda.


Linkin Park - The Hunting Party. De gran y grata sorpresa se puede calificar el nuevo disco de Linkin Park. De los que, sinceramente, no esperaba mucho, ya que tras su destacable y comercial Minutes to Midnight, habían entrado en un espiral de indefinición musical hacia temas lentos y electrónicos. Pero de forma sorpresiva regresan al rock/metal de juegos vocales, agresividad y melodía combinada con pinceladas rap y efectos sintetizados, que les hizo famosos en sus primeros discos. Un regreso a sus raíces que se aprecia desde el inicio con la potente Keys To The Kingdom, con grandes melodías y juegos vocales de Chester y Mike, al igual que en All For Nothing. Originales teclados en Guilty All The Same, una de mis favoritas, gran tema de rock metal moderno con un sensacional estribillo y guitarras. La directa, cañera y cuasi punk War, encontramos new metal rap de sus inicios en Wastedlands, y la originalidad oscura del single Until it’s Gone. También temas potentes y con grandes ritmos y riffs: Rebellion (con Daron Malakian guitarrista de System of a Down) o Mark of Graves. Notable por sorprendente lo nuevo de Linkin Park. 


Marty Friedman - Inferno. Gran disco del virtuoso guitarrista Marty Friedman (ex-Megadeth), que parece regresar a los sonidos más contundentes y potentes del metal, junto con su gran capacidad para sonar complejo, ecléctico y original. La mayoría de los temas son instrumentales, pero gracias a sus melodías de guitarra particulares y acompasadas se nos pasa en un suspiro, además cuenta con grandes colaboraciones en algunos temas, que enriquecen este Inferno. Que se abre de forma espectacular con su tema homónimo, lleno de potencia y cambios constantes de ritmo y melodía, virtuosismo y metal unidos en perfecta armonía. Desin comienza acústica y oscura y desemboca en un torrente instrumental en el que demuestra que es uno de los más veloces guitarristas. La fusión comienza con Wicked Panacea, que me recuerda en las guitarras iniciales a Megadeth pero con un aire flamenco español en la percusión muy original, gran tema. Del metal/flamenco al metal con aires hindúes y muy metálicos en Steroidhead. I Can´t Relax primer tema cantado, rock dinámico y movido que viene como anillo al dedo a la voz de Danko Jones. Para pasar al metal/jazz de la locura y delicia musical que supone Meat Hook (con el gran saxofonista Jørgen Munkeby). Puro Thrash metal con gloriosas guitarras de Sociopaths, death metal melódico de muchos quilates en Lycantrophe (con Alex Laiho) y la tremenda melodía y belleza de Undertow, toda una gozada de tema en el que colaboran Gregg Bissonette y Tony Franklin. Para cerrar la intensa e imaginativa Horrors, compuesta junto al fallecido Jason Becker (con el que formó Cacophony). Notable disco de Marty lleno de fusión, creatividad e imaginación. 


Mastodon - Once More 'Round The Sun. Los mastodontes de Altanta regresan a la actualidad tras su sobresaliente The Hunter, y lo hacen como siempre intentando superarse, mejorar y evolucionar de forma acertada, y en mi opinión lo consiguen. Mastodon han logrado convertirse con su evolución musical en uno de los mejores grupos de la última década, posiblemente el mejor, han sabido ampliar sus miras musicales y llegar a un publico más amplio sin perder su esencia de sludge/metal progresivo. Llevando el Metal a una nueva dimensión con cada una de sus entregas discográficas desde aquel ya lejano y excelente Blood Mountain. Con Once More 'Round The Sun nos regalan otra joya musical que sublima el Metal progresivo, continuación de lo que hicieron con su extraordinario The Hunter. Es una pena que este grupo no sea en directo tan impresionante como lo es en estudio, los he visto varias veces y vocalmente todo queda difuminado y embarullado, es lo que les falta para ser uno de los grandes del metal. El disco es supremo en melodías, quizás las mejores y más maduras de la carrera la Mastodon, con gloriosos estribillos en temas que combinan de forma sublime lo melódico y lo potente. Muestra de ello son los tres primeros temas: Tread Lightly, The Motherload y el single High Road, contienen los mejores y más pegadizos estribillos de la discografía de Mastodon, con gloriosos ritmos cañeros y guitarras, una vez más, sus miembros se muestran en estado de gracia técnico y compositivo. Metal progresivo en su máxima expresión y originalidad en Chimes At Midnight, Asleep In The Deep, Aunt Lisa, Ember City, Halloween o Diamond in The Wich House. Grandiosos temas que merecen muchas escuchas y un análisis pormenorizado, pero lo resumiré diciendo que estamos ante el mejor disco de METAL del año. De nuevo, Mastodon en su estudio se comen a las demás bandas, se muestran, sencillamente, Sobresalientes.


Night Ranger - High Road. Nuevo disco de los legendarios del hard rock melódico Night Ranger, otro de los grupos que ha sabido volver a la actualidad y sacar grandes discos, ya su anterior Growing Up In California era muy interesante, y ahora lo superan con un gran High Road. El inicio es sensacional con la pegadiza, radiable y moderna High Road, debería ser todo un hit mundial en un mundo musical racional. Continúan con la rockera Knock Knock Never Stop, sublime estribillo y sonido muy ochentero con las voces de Jack Blades y Keally Keage, y la guitarrera Rolin’ On, que nos retrotrae a los 80’s en su coreable estribillo, pero con aires bastante modernos. Pasamos a la magnífica balada Don’t Live Here Anymore de preciosa melodía y piano, junto con I’m Coming Home y X Generation, donde se muestran más modernos y alegres. Para seguir con otra gran balada basada en piano Only For You Only, de pura armonía. Terminando con temazos como la melódica y ultra pegadiza Hang On o el gran final con Mountain Song, colmada de aires a los setenta en los teclados, gran estribillo y lucimiento de la guitarra de Brad Gills. Notable disco de los renacidos Night Ranger, los fans del rock melódico estamos de enhorabuena.


Rival Sons - Great Western Walkyrie. Cuatro disco de Rival Sons, grupo californiano de hard rock blues sureño muy retro, pero destaca entre toda esa nueva ola de grupos revival por su sencillez compositiva, diversión y un sonido de impresión. A la cabeza te vienen grupos como los The Black Keys de Camino o The Black Crowes, pero Rival Sons tienen su propia personalidad con más adrenalina y potencia. Lo demuestran en temas como Electric Man, Good Luck (aires Wolfmother en los riffs densos) y, sobre todo, el temazo Secret, donde muestran su personalidad y sencillez, hard rock blues sin artificios, como tocado en directo. Los temas sencillos y directos se suceden guiados por la gran voz de Jay Buchanan, la frescura de Play the Pool o Good Things, mucho blues rock directo en Open my Eyes y Rich and the Poor, con grandes estribillos y ecos a taberna sureña. Y un final muy zeppeliano en la elaborada y llena de feeling Destination On Course, Notable disco para los amantes del blues hard rock de toda la vida, pero hecho con sencillez y personalidad propias. 


Tesla - Simplicity. Lo que decía antes de Night Ranger se puede aplicar, incluso en mayor medida, a Tesla, otra gran banda que no ha tenido el éxito que merecía y que ha sabido mantenerse en la escena hard rock a base de calidad y grandes lanzamientos. Su anterior Forever More de 2008 ya era magnífico, y con Simplicity se superan regresando con uno de los mejores discos de su discografía, a la altura de sus tres primeras obras. Su sonido es Tesla 100% con esa combinación de momentos acústicos y eléctricos, que dan como resultado el hard rock sureño tan particular de Tesla. El disco se abre con M P 3, todo ritmo y pegadiza diversión hardrockera de gran estribillo, Ricochet basada en una elegante y rítmica melodía de guitarra y con la melódica y coreable Rise And Fall (me retrotrae al genial Psychotic Supper). Para seguir con el gran single So Divine, tema Tesla por excelencia de inicio acústico, diversión eléctrica y pegadizo estribillo, genial como si no hubiera pasado el tiempo por Jeff Keith y compañía. También son magníficas: Cross My Heart, con grandes guitarras electro-acústicas y Honestly, gran balada llena de sentimiento en su evocador estribillo. Los temazos se suceden: Flip Side!, que de nuevo nos muestra a los mejores Tesla de sus inicios, otra gran balada llena de melancolía como Other Than Me, la cañera y potente Break of Dawn y el glorioso medio tiempo Burnout to Fade, nos hace disfrutar a través de una melodía de guitarra excepcional. Para el final dejan la melódica Life is a River, gran estribillo y mucho feeling, y el potente final con Symphathy o Time Bomb, dos cañonazos 100% Tesla. Sobresaliente


The Quireboys - Black Eyed Sons. Han sido dos meses de regresos discográficos de grandes grupos del hard rock clásico. Los ingleses The Quireboys protagonizan otro de ellos y también nos ofrecen una destacada obra de su rock clásico de raigambre sureña, para lucimiento de la original voz de su líder Spike, un gustazo siempre escuchar nuevos temas de Quireboys. El disco se abre con mucho ritmo con Troublemaker, de geniales coros y órgano hammond, para pasar al gran single What You Want For Me?, todo un paradigma musical de Quireboys, guitarras cargadas de sentimiento sureño de Guy Griffin, un ritmo muy pegadizo, puro buen rollo y un estribillo para enmarcar. La delicadeza acústica de Julianne, el rock clásico y rítmico de Double Dealin’ o Lullaby Of London Town y la belleza y sentimiento sureño de Stubborn Kinda Heart. Junto con The Messenger, donde luce el poso sentimental de la voz de Spike, en un tema de rock clásico para disfrutar. Y en el final, la directa You Never Can Tell con aires stonianos, Mother Of Ruin, otra joya llena de sutileza acústica, y terminan con Monte Casino, verdadero epílogo sureño-acústico para un disco Notable. Todo un privilegio seguir escuchando discos llenos de calidad y elegancia como Black Eyed Sons en pleno siglo XXI.

viernes, 20 de junio de 2014

Personajes Singulares de la Historia XXVI: Herodes I "el Grande”.

Supuesto retrato de Herodes
En el siglo II a. C. el pueblo judío ansiaba recuperar la grandeza de un Estado autónomo gobernado por el linaje de David. Desde la misteriosa muerte de Zorobabel, último miembro de la estirpe de David, Israel había estado bajo el poder de asirios, persas, los helenos seléucidas. Hasta que en el año 167 a. C. se produce una rebelión encabezada por el linaje de los asmoneos o macabeos, que aseguraban descender de la estirpe de David. La rebelión se produce por la represión del rey seléucida Antíoco IV que saquea el templo de Jerusalén y prohibe los ritos judíos. Ante eso se produce la rebelión del sacerdote Matatías “el asmoneo” y de sus hijos, que logran expulsar a los seléucidas y hacerse con el dominio del reino de Israel durante más de cien años. Su dominio estará marcado por los problemas internos y las guerras civiles y, sobre todo, el paulatino dominio del nuevo gran poder en el Mediterráneo, Roma.

Mapa de la provincia romana de Judea en tiempos de Herodes.
De este modo llegamos al año 40 a. C., año en el que emerge la figura de Herodes, procurador de la provincia romana de Judea, que logró el apoyo del poder romano, personificado en el triunviro Marco Antonio, que gobernaba la parte oriental del Imperio. Marco Antonio en el año 37 a. C. nombra rey a Herodes, que entra de forma triunfal en Jerusalén, y logra deponer al rey asmoneo Antígono II, que es capturado y degollado por Marco Antonio. Pero Herodes no se detuvo, tenía que acabar con toda la dinastía macabea, ya que carecía de legitimidad y era un usurpador del trono. De manera que, lo primero que hizo fue organizar un cuerpo de policía personal y purgar a su competencia política, los asmoneos. Uno a uno fue acabando con la descendencia de los asmoneos, sucesivamente, fueron cayendo entre otros Aristóbulo (joven sumo sacerdote que representaba para el pueblo la regeneración los asmoneos), el antiguo rey Hircano II (del que fue consejero el padre de Herodes, Antípatro) e incluso su esposa Mariamne, que es ejecutada tras ser acusada de adulterio en ausencia de Herodes. De viaje para rendir obediencia a Augusto (vencedor de la batalla del Actium en el 31 a. C. contra Marco Antonio y Cleopatra). Herodes había acabado con los asmoneos, asegurando su reinado, y además había logrado el apoyo del todopoderoso Augusto.

Plano del primigenio templo de Salomón.
Herodes era sabedor de que para el pueblo era el usurpador del trono, y se dedicó a ganarse el favor popular. Flavio Josefo nos cuenta como ante una gran hambruna hacia el año 24 a. C. Herodes vende su propio patrimonio personal para comprar grano a Egipto y repartirlo entre el pueblo. Otra de sus medidas para hacerse con el apoyo de la plebe fue la reconstrucción el gran Templo de Jerusalén en el 22 a. C., acometida con su propia pecunia y dando trabajo a muchos hombres en las obras de ampliación del antiguo templo de Salomón (destruido por los Babilonios en el 586 a. C. y que, según la tradición, guardaba las Tablas de Moises y el Arca de la Alianza).

Maqueta del Templo de Jerusalén de Herodes.
Plano de la reconstrucción y ampliación de Herodes.
Herodes duplicó el tamaño del templo, añadió patios y muros, un templo ostentoso que resplandecía por sus mármoles y su oro, según Flavio Josefo “parecía una montaña de oro cubierta de nieve”, todo el pueblo judío lo admiraba como lo más bello que había conocido el mundo. Un templo que fue destruido por los romanos en el año 70 d. C. en la brutal represión de la rebelión judía, el Muro de las Lamentaciones es el único vestigio del templo de Herodes.

Vista de Jerusalén con el Muro de las Lamentaciones al fondo.
Herodes fue considerado el gran constructor, dotó a Jerusalén de teatros, anfiteatro, hipódromos, logrando que Jerusalén fuera una gran capital del Mediterráneo, impulsando también las artes y la cultura. Levantó el gran Palacio de Masada terminado en el año 15 a. C. en una cima cercana al Mar Muerto. Un descomunal Palacio escalonado en tres plataformas con 1.300 metros de diámetro y 37 torres. Llegó a construir una nueva capital, Cesarea, que fue fundada en el año 22 a. C. y consagrada en honor al gran César Augusto, patrono y gran amo del Imperio. Paso a ser la nueva sede de gobierno sustituyendo a Jerusalén, contaba con un glorioso puerto que la convirtió en uno de los grandes centros comerciales del Mediterráneo oriental, un gran palacio real y un colosal teatro.

Vista área de Cesarea con su magnífico teatro y puerto.
La construcción de Cesarea y la consagración en la misma de dos templos a divinidades paganas, uno al propio Augusto divinizado y otro a la diosa Roma, acrecentó la indignación del pueblo. Herodes se mostró especialmente cruel con la conspiraciones y revueltas en su contra, como cuando ejecutó en el teatro con arqueros a los trescientos supuestos seguidores del amotinado Terón, exclamando: “Que aprendan mis enemigos”. Herodes trataba de demostrar su fortaleza pero se ganaba la animadversión del pueblo con sus matanzas. Como cuando sofocó cruelmente la llamada “conspiración de los diez”, piadosos varones se rebelaron contra el reino (azuzados en la sombra por los fariseos) y que son ejecutados gracias a la presencia de un delator. Dicho delator fue matado a palos, descuartizado y sus restos comidos por los perros delante del pueblo. Y Herodes no descansó hasta descubrir a sus asesinos que fueron ajusticiados como advertencia a navegantes. Ante las sucesivas conspiraciones, la obsesión de Herodes y su celo contra posibles levantamientos contra su persona fue creciendo de forma insana. Además siempre tenía la sombra de los problemáticos fariseos, fanáticos defensores de la ley judía, que criticaban su crueldad, sus malas costumbres o su exceso de obediencia al yugo romano.

La impresionante fortaleza de Masada y su imponente emplazamiento.
Herodes llegó a exhortar a todo el pueblo judío a un juramento público de lealtad, en general la población accedió sin provocar problemas. Pero unos seis mil fariseos se negaron en redondo al juramento, para ellos el único rey de Israel era Yahvé. Herodes mandó ejecutar a algunos y encarcelar a otros como aviso, pero la tensión fue creciendo los fariseos eran muy respetados por el pueblo. Los incidentes crecieron hacia el final de su reinado, uno de esos momentos fue cuando corrió el rumor de la muerte de Herodes, y varios fariseos convencen a unos jóvenes para derribar un águila de oro que Herodes habia colocado en el dintel de la puerta del Templo de Jerusalén, algo que estaba prohibido por la ley judía. Los jóvenes acabaron destruyéndola con una hacha, tanto los actores materiales como sus instigadores intelectuales fueron quemados en la hoguera. En sus últimos días Herodes fue consumido por su manía persecutoria, veía constantes conjuras en su entorno, algunas basadas en indicios y otras fruto de su profusa imaginación. Tal fue la obsesión de Herodes que desterró a su hermano Feroras y acabo ejecutando a sus propios hijos. Condenó a muerte por traición a Aristóbulo y Alejandro (hijos de la asmonea Mariamne). Y, tan sólo unos días antes de morir, ordenó la muerte de su hijo primogénito Antíprato, que fue acusado de usurpación del trono.

Herodión o Tumba de Herodes, 12 km. al sur de Jerusalén, destruído por judíos rebeldes en el 64 d. C.
En definitiva, Herodes fue quizás el monarca más grande que tuvo Israel, pero se enajenó por su obsesión en la conservación y mantenimiento de su poder. Flavio Josefo le denominó como “el Grande”, por su labor de constructor, de difusor de la cultura y de pacificador de Israel. Hechos que  palidecen ante su crueldad y desmesurado complejo de persecución, que hizo que Josefo también lo definiera como un rey vengativo y sin compasión, paradigma del despotismo (no extraña que para la Biblia fuera ejecutor de la célebre Matanza de los Inocentes). Una negativa y merecida imagen con la que este gran monarca ha pasado a la Historia.

Bibliografía: 
Antonio Piñero. Herodes el Grande. Esquilo, Albacete, 2007.

martes, 10 de junio de 2014

Grandes Hallazgos Arqueológicos XI: Los Manuscritos esenios del Mar Muerto.

Fragmento de los Manuscritos de Qumrán.
Nos encontramos en el siglo II a. C. y nos retrotraemos en el tiempo para conocer el asentamiento esenio de Qumrán, a unos 40 kilómetros al este de Jerusalén y muy cercano al célebre poblado Jericó, pegado al Mar Muerto. Lugar donde asentaron los esenios desde el año 130 a. C., cuando un sacerdote de Jerusalén se retira al desierto y funda el asentamiento de Qumrán. En un acantilado cercano a ese poblado tres pastores beduinos van a realizar un descubrimiento excepcional y casual, como muchas otras veces, en el año 1947. En el acantilado vieron dos grandes huecos por donde entraban sus rebaños y se adentraron en ellos, uno de los pastores accedió por un estrecho pasillo hasta una sala donde se hallaban diez tinajas, él pensó haber encontrado un tesoro. Pero todas las tinajas estaban vacías, salvo una que contenía rollos de pergamino consignados en un extraño alfabeto, el arameo y hebreo antiguo. 

Mapa de la situación de asentamiento esenio de Qumrán.
Acantilado cercano al asentamiento donde se encuentran las cuevas.
Obviamente, no eran conscientes del valor del hallazgo y, rápidamente, se desprenden de los manuscritos, que son vendidos a dos mercaderes y anticuarios de Belén, llamados Kando y Salahi. Parte de ellos caen en manos del Obispo de Jerusalén que los vende a EE.UU en 1954, para financiar los arreglos en un monasterio afectado por la guerra, tras la que se funda el estado de Israel en 1948. Tras diversos avatares dos profesores judíos consiguieron comprar siete de esos manuscritos, ante su relevancia, poco a poco fueron recuperados por el Estado judío y conservados en el santuario del Libro del Museo de Jerusalén construido para la ocasión. Además se buscaron más manuscritos por la cuevas de la zona hasta que en 1956 se habían hallado unos 800 textos de la comunidad de Qumrán.

Vista de una de las cuevas del Qumrán.
Los manuscritos son de una capital importancia ya que han llegado a nosotros de primera mano, sin alteraciones. Constituyen una fuente primigenia del judaísmo y su religión antes de Jesús, son los textos bíblicos más antiguos conservados. Los manuscritos están divididos en tres grupos: textos apócrifos (o no aceptados como sagrados) del Antiguo Testamento (como los libros del Profeta Henoc), textos que corresponden a la Biblia hebrea, y, por último, escritos de los propios esenios que habitaban la aldea de Qumrán (como la Regla de la Comunidad o Prescripciones sobre los Mandamientos de Moises). O El libro de Isaías, el profeta que vivió hace unos 2.800 años, y que es el único rollo completo de los hallados en Qumrán. Para la mayoría de los investigadores los manuscritos formaban la biblioteca de la secta judía de los esenios de Qumrán, y en el siglo I d. C. ante la amenaza y llegada de los romanos, esconden los textos para protegerlos en tinajas y los salvaguardan en distintas cuevas de la zona. Junto con los esenios, hay que mencionar que dentro del Judaismo había otras corrientes de pensamiento como llamados los zelotas, los fariseos o los saduceos, con particulares y diferentes formas de entender la Ley de Moises. 

Tinaja que contenía los manuscritos.
Por lo tanto, los manuscritos nos muestran el modo de pensar y la religión de los heterodoxos esenios, que hacía el siglo I a. C. buscaban renovar Israel abogando por la extrema pureza religiosa. Eran unos cuatro mil y vivían en comunidades abiertas a nuevos miembros en la periferia de las ciudades. Una minoría fanática y célibe, que no creía en la propiedad privada, se dedicaba a la agricultura y sólo comerciaba entre ellos mismos. En el año 130 a.C. hubo una segregación dentro de la comunidad esenia, un grupo se trasladó a Qumrán de la mano de un sacerdote de Jerusalén, que se desgajó del Templo de Jersualén por diferencias con otros sacerdotes. Alrededor de este profeta se creo un grupo de esenios disidentes y fanáticos, que basaba su vida en el radical respeto a la Ley hebrea. Se consideran en sus escritos elegidos e iluminados, y estaban convencidos del fin del mundo y de la llegada de un mundo nuevo. Se definen por un absoluto determinismo, de que todo depende de la voluntad de Dios. Y creían en el advenimiento de un Mesías doble: uno guerrero para luchar contra los extranjeros que no respetaban la Ley de Moises y dominaban Israel, y otro sacerdotal que se encargaría del férreo cumplimiento de la Ley.

Sala del receptorio del yacimiento de Qumrán.
Según el Historiador judío Flavio Josefo (que conoció a los esenios en el siglo I d. C.) en su obra La Guerra de los judíos “Los esenios nunca pronuncian una sola palabra profana antes de salir el sol…” y “…son más estrictos que otros judíos en abstenerse de trabajo el día séptimo … ni se atreven a mover una vasija o ir a hacer sus necesidades”. Una prueba del fanatismo de esta comunidad de disidentes cuyo epicentro era el poblado de Qumrán, donde residirían los líderes y sacerdotes, mientras que el resto de miembros habitaban en cabañas o cuevas cercanas. El poblado contaba con una entrada principal con un torre defensiva, cisternas y canales de agua, baños, talleres, y salas de reunión, como el receptorio (donde se ha encontrado un estrado de piedra) o el denominado scriptorium o zona de estudio y copia de libros (con una mesa de yeso). El asentamiento fue destruido por un terremoto en el año 31 a. C., en tiempos de Herodes el Grande. fue reconstruido a inicios de nuestra era, para luego ser arrasado por los romanos en su intento de sofocar las rebeliones judías en el 68 d. C. 
Recreación de una casa de los esenios de Qumrán.
A pesar de las muchas e infundadas especulaciones, lo que parece seguro es que en los Manuscritos del Mar Muerto o Qumrán no hay nada que tenga que ver de forma directa con el Cristianismo primigenio. Los textos son anteriores al nacimiento de Jesús y no representan a los orígenes del Cristianismo, ni siquiera se menciona la figura de Jesús. No hay ninguna prueba de que Jesús y sus ideas estuvieran basadas o copiaran a los esenios de Qumrán, como se ha planteado. No hay una historia oculta del prístino cristianismo en los manuscritos, lo que si resulta extraño es que el Nuevo Testamento no mencione en ningún momento a los esenios, como si hace con fariseos y saduceos. 

Otro fragmento de los célebres manuscritos.
Algunos iluminados sensacionalistas han llegado a teorizar con la posibilidad de que Juan Bautista y el mismo Jesús fueran exenios. Por ciertas concomitancias entre el bautismo que predicaba Juan Bautista con ciertos ritos esenios de purificación. No obstante, para los que escribieron los textos del Qumrán ese supuesto “bautismo” nada tenía que ver con un sacramento por el cual se perdonaban los pecados como defendían Juan y sus seguidores. Parece demostrado que en ningún momento hay nada que relacione al Bautista con la comunidad esencia de Qumrán. 

Vista de parte de los restos del asentamiento de Qumrán.
Jesús era un discípulo de Juan, y nada se menciona en los textos del Mar Muerto que señale, ni remotamente, que Jesús llegó a estar en Qumrán y que lo conoció en su vida. La predicación de Jesús habría sido algo inadmisible para los esenios de Qumrán, por su acercamiento a los marginados o su idea de Reino de Dios, muy alejada del extremismo esenio. De manera que, parece demostrado que la polémica sobre los Manuscritos del Mar Muerto está bastante poco fundada en hechos comprobados, y que en dichos textos no se encuentran las raíces del prístino Cristianismo de Jesús. Aunque, obviamente, son una prueba sublime y de mi primera mano para conocer el judaísmo anterior a Jesús y pudieron constituir un antecedente remoto de las ideas de Juan Bautista y Jesús.  

Bibliografía: 
A. Piñero y D. Fernández-Galiano. Los manuscritos del Mar Muerto. Balance de hallazgos y de cuarenta años de estudios. Ediciones El Almendro de Córdoba, 1994. 
A. Piñero. Los manuscritos del Mar Muerto. Historia de National Geographic nº 29. 2006. 
F. Garcia Martínez. Textos del Qumrán. Trotta, Madrid, 2000. 
J. Trebolle Paganos. Judíos y Cristianos en los Textos de Qumran. Trotta, Madrid, 1999.