Entradas

Entrada destacada:

Pasajes de la Historia XXXII: 1816, el año del invierno perpetuo y de la creación de Frankenstein por Mary Shelley.

Imagen
Uno de los años más curiosos de la Historia de Europa fue 1816, el conocido como “año sin verano”, en el que todo el año fue invierno, una auténtica pesadilla para mi, que fue fructífera para la literatura. El 10 de abril de 1816 se produce la erupción del volcán Sumbawa en Indonesia, un gran explosión de lava y polvo de azufre que afectó a todo el planeta. Las toneladas de polvo de azufre alteraron el clima del mundo y Europa, generando una especie de glaciación con un descenso permanente y brusco de la temperatura. La vida en Europa se vio alterada, malas cosechas, hambres, y un frío extremo y perpetuo, para el que no estaba preparada la población europea de inicios del XIX. 

Nos encontramos en Suiza, donde se hacían sentir, y de que manera, los efectos de esa moderna glaciación. Y nuestra historia se va a desarrollar en una lujosa casa cercana al lago Leman, en la ciudad de Coligny, en la llamada Villa Diodati, refugio permanente del escritor Lord Byron y un grupo de Románticos in…

Los 10 Mejores Discos y resumen musical de 2016.

Imagen
1. The Neal Morse Band - The Similitude of a Dream.


2. Dream Theater - The Astonishing.


3. Opeth - Sorceress.



4. Metallica - Hardwired…to Self-Destruct.


5. Gojira - Magma.


6. Haken - Affinity.


7. Black Stone Cherry - Kentucky.


8. Avenged Sevenfold - The Stage.


9. The Cult - Hidden City.

Grandes Mitos de la Antigüedad VII: Los mundanos y humanos Dioses Griegos en su Olimpo.

Imagen
Los Dioses de la Grecia clásica están hechos a imagen y semejanza del ser humano, el antropocentrismo llevado a la teología. Los griegos crearon unos dioses mundanos, demasiado humanos, seres perfectos y eternos, pero llenos de los defectos de la humanidad. Y es que eran arbitrarios, llenos de caprichos y generadores de conflictos, al igual que los humanos se dejaban llevar por el egoísmo, los celos, la venganza o la infidelidad. Eran una contradicción en sí misma, como el ser humano, tan bellamente perfectos como egoístas y caprichosos. Los antiguos griegos crearon un Panteón de dioses humanos y divinos, un panteón olímpico formado por quince dioses: Gea, Urano, su hija Afrodita, Crono, Rea, su hijo Zeus, Hera, Deméter, Poseidon, Ares, Hefesto, Apolo, Ártemis, Hermes y Atenea. A los que habría que añadir Hestia, la diosa del hogar, de escasa relevancia en los mitos, y Hades, el dios del inframundo, ambos no viven en el Olimpo. De esos quince Dioses olímpicos, doce residían en el Mon…

Grandes Iconos Universales XXVI: La lechera (Het melkmeisje), Johannes Vermeer, 1660-1661.

Imagen
A mediados del siglo XVII, Europa estaba sumida en una fuerte crisis económica, social y política, que se enlaza con la Guerra de los Treinta Años, otra de las guerras de religión europea de la época, que se inicia en Bohemia. Las disputas políticas y religiosas asolaban la Vieja Europa, una profunda división religiosa, que tuvo como escenario principal los Países Bajos. En 1648, la Paz de Westfalia supuso el fin de la contienda, y un nuevo escenario europeo, que se mantendrá hasta el siglo XIX, con la aparición de los Estados y las Monarquías Absolutas, una relativa libertad religiosa. Europa bajo autoridad de Francia, y el Papa con mucho poder. Además el siglo XVII es de crisis demográfica y social, la guerras sucesivas y las malas cosechas, hacen descender la población de Viejo continente. Sin embargo, el comercio crece, sobre todo en los Países Bajos, la actividad comercial e industrial supone una mejora del nivel de vida, y desarrollo de una burguesía acaudalada. Dentro de una s…