Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2014

Personajes Singulares de la Historia XXV: Adriano, el emperador viajero.

Imagen
Publio Elio Adriano fue el segundo de los emperadores hispanos, después de Trajano, y el tercero de los llamados cinco emperadores buenos, así llamó Maquiavelo a Nerva, Trajano, Adriano, Antonino Pio y Marco Aurelio. Según el clásico historiador Edward Gibbon el principado de esos cinco emperadores de la Dinastía Antonina fue “la época más feliz de la historia de la humanidad”. Hoy nos acercamos a la figura de Adriano, que era hijo del primo de Trajano, y desde su infancia fue el protegido del primer emperador hispano. Nace en Itálica (Sevilla) y queda huérfano a los 10 años, siendo Trajano el que se hace cargo de Adriano y se lo lleva a Roma. Como protegido del cónsul Trajano, Adriano recibe un gran formación y preparación para su carrera política, además de desempeñar distintas magistraturas y cargos militares en las que fue forjándose como político y líder. Llegó a acompañar a Trajano en sus campañas militares por la Dacia, Germania y en Partia, la última campaña de un Trajano ya a…

Pasajes de la Historia XXVI: Cartago, el glorioso imperio africano heredero de los fenicios.

Imagen
Cartago fue uno de los grandes imperios comerciales y marítimos de la Antigüedad, como herederos directos de los fenicios, grandes señores y exploradores del mar. Los fenicios, desde su metrópoli Tiro, colonizaron todo el Mediterráneo fundando colonias y emporios comerciales en lugares estratégicos. Una de esas colonias fenicias fue Cartago (en el actual Túnez), que con el tiempo se convirtió en la heredera de Tiro como líder de las colonias fenicias de Occidente. Cartago es la única colonia fenicia que tiene su origen y fundación ligada a un mito, ante su destacado papel en la Antigüedad fue merecedora de figurar en las leyendas de los griegos. Según el mito clásico, Cartago fue fundada por una princesa fenicia de Tiro, llamada Elisa (inmortalizada como Dido en la Eneida de Virgilio). Elisa debe huir de Tiro ante la conspiración de su hermano Pigmalión, que había asesinado a su marido. La expedición llega a las costas del actual Túnez y la astuta princesa llega a un acuerdo con los i…

Novedades musicales destacadas, enero 2014.

Imagen
Bruce Springsteen - High Hopes. Parece ser que a la mayoría de seguidores y críticos no les ha gustado la nueva obra del gran Bruce, y tengo que reconocer que no es un trabajo excelente, pero contiene temas muy buenos y cambios musicales. Lo primero es que no todo son canciones nuevas, algunas son viejos temas remozados, como la emotiva American Skins (41 shots), que relata la muerte de un joven inmigrante guineano a manos de la policía de Nueva York. O la épica Ghost of Tom Joad, que ya había tocado en directo, y que modifican por la gran inclusión del virtuoso Tom Morello (Rage Against The Machine), otro que para fans y críticos no ha sido una sabia decisión, pero que como el propio Bruce dice ”se convirtió en mi musa, llevó el resto de este proyecto a otro nivel…”. Yo, personalmente, creo que como siempre hay que esperar, que Tom es un gran músico que puede ser muy bueno para Bruce. En segundo lugar también cuenta con versiones como: High Hopes, festiva y bailable adaptación de un…

Grandes Iconos Universales XVIII: La Venus del Espejo, Velázquez, hacia 1650. National Gallery de Londres.

Imagen
La Venus del Espejo genera cierta controversia en cuanto a su fecha de ejecución, para la gran mayoría de críticos este óleo sobre lienzo fue realizado durante su segundo viaje a Italia, entre julio de 1649 y noviembre de 1650. Lo que si parece muy claro es que la Venus aparece citada en un inventario de 1 junio de 1651 como parte de la colección particular de Gaspar de Haro y Guzman, Marques de Carpio y sobrino-nieto del valido de Felipe IV, elobstinado Conde Duque de Olivares. Se entiende que Gaspar encargó el cuadro a Velázquez para su deleite personal, era habitual encargar desnudos utilizando la temática mitológica como excusa para no ser acusados de pecadores. Además según Dawson Carr, Haro “amaba la pintura casi tanto como amaba a las mujeres”. Sin embargo, un estudio posterior del historiador Ángel Aterido señalaba que la obra perteneció al pintor madrileño Domingo Guerra Coronel, que se la vendió a Gaspar en el año 1652. Sea como fuere el sublime desnudo pasó por muchas mano…