Novedades musicales destacadas, primavera de 2015, 2ª parte.


Muse - Drones. Muse son, en mi opinión, la banda de hard rock moderno de 2015 por sus directos, su calidad, su sonido, su capacidad de mover fans de un amplio espectro musical, y, sobre todo, por sacar su mejor disco desde aquel sensacional Black Hole And Revelations. Drones es su disco más potente, más rock duro, con unas guitarras sobresalientes, un sonido que roza la perfección. Y ser su disco más heavy, no le resta ni un ápice de melodía ni de comercialidad bien entendida. Una base rítmica apabullante y unas soberbias melodías vocales de Matt Bellamy, cuyos teclados y sintetizadores subliman el sonido de Drones. Han dejado atrás su senda musical electrónica, progresiva, ampulosa y sinfónica de sus dos últimos discos (The Resistance y 2nd Law), para dar una verdadera lección de como hacer hard rock moderno en el siglo XXI. Y es que Muse se muestran en un estado de gracia absoluto, desde el concepto de su portada y letras, hasta unas composiciones que rallan lo sublime como: la inicial Dead Inside, de ritmo adictivo y melodías vocales pegadizas y soberbias, Psycho basada en un riff genial y una batería potente, paradigma de rock duro contemporáneo, o la magnífica Mercy, accesible y, a la vez, llena de calidad con un estribillo para enmarcar, posiblemente el mejor del año. En nivel, en lugar de bajar, sube con: Reapers, cuyas guitarras pueden ser las mejores de la carrera de Muse, Matt ralla el virtuosismo, el ritmo es superlativo de Christopher Wolstenholme y Dominic Howard, el trio está inspirado a nivel instrumental en un tema diferente, cañero, técnico y pegadizo, causi insuperable. The Handler es otra soberbia demostración musical, de inicio fue mi favorita (luego fueron todas), melodía vocal 100% Muse con unos sublimes agudos de Matt, y un cambio en el centro con un solo de guitarra espectacular. Defector, es potencia y melodía combinadas con un estribillo “free yeah I am free” tremendo. Revolt, por su parte, es otra demostración de ritmo adictivo y estribillo para enmarcar, como la gran balada Aftermath, con unas guitarras iniciales super clásicas en un tema lleno de clase y sentimiento. Y para finalizar un disco Sobresaliente, la compleja y barroca The Globalist, de inicio muy cinematográfico (rollo western), y llena de cambios de ritmo y atmósferas musicales, soberbia, como el estado de forma del grupo del momento en el rock, desde mi punto de vista. 


Nightwish - Endless Forms Most Beautiful. Otro grupo que, para mi, lidera la escena de metal sinfónico, junto con Kamelot, y que a pesar de los cambios de cantante, mantiene un nivel superlativo en cada uno de sus lanzamientos. Ahora reclutan a la heavy/gótica cantante Floor Jensen, obviamente tiene una gran voz, pero sus melodías vocales me han tardado en encajar en Nightwish, no es el rollo operístico de Tarja, ni la pegadiza y teatral Annette, es una voz más clásica, quizás en el siguiente disco ya se acople totalmente. Su trabajo es bueno y Endless Forms Most Beautiful es un disco barroco, complejo, 100% Thomas Holopainen. Composiciones muy teatrales, variadas, con mucha carga de banda sonora, de folk, con la definitiva inclusión como miembro permanente de Troy Donocley y su sección de viento. Con grandilocuentes teclados, potentes riffs, además de unas melodías y estribillos cenit del metal melódico. Y, sobre todo, un disco que gana con las escuchas, por su inmenso repertorio de matices, como unas letras de marcado carácter ecológico. El inicio, tras las palabras del científico Richard Dawkins, es fantástico con Sudder Before The Beautiful, con un ritmo y sonido puro/maduro Nightwish que te atrapa por su gran estribillo, y Weak Fantasy tiene una excelente base rítmica y riffs, potente tema con soberbios momentos orquestales y acústicos. Así llegamos a Elan, clásico medio tiempo accesible de Nightwish, con mucha carga de folk y una preciosa sección de viento, genial. Para seguir con Yours Is An Empty Hope, perfecta combinación de potentes guitarras y arreglos orquestales, junto con un gran estribillo lleno de teatralidad. Our Decades In The Sun es una preciosa balada de coral inicio y preciosistas guitarras acústicas, junto con una lograda y dulce línea vocal de Floor. Las deliciosas y bellas melodías reinan en: My Walden, una canción diferente, con un ritmo folk celta escandinavo que encandila, un estribillo y arreglos de cuerda y viento que la convierten en toda una maravilla. En Endless Forms Most Beautiful, su melodía y estribillo gustan desde la primera escucha, grandes teclados y un ritmo embaucador, con unos potentes riffs de guitarras que sorprenden por su crudeza. En Edema Ruh, otro tema diferente marcado por una melodía que es una delicia y, a la par, que la línea vocal confluyen en un estribillo que enamora. En el final: Alpenglow, otra perfecta fusión entre orquesta, teclados y guitarras, con un estribillo marca de la casa, The Eyes Of Sharbat Gula bello tema instrumental donde la fusión entre los teclados, la sección de viento-cuerda, el coro y orquesta es perfecta, para sentarse y disfrutar. Como en su ampuloso y barroco final con The Greatest Show On Earth, su tema más largo, donde combinan todo lo que saben hacer y llevan más allá sus orquestaciones, sus pianos, cambios de ritmo unidos sonidos de la naturaleza, junto al duelo vocal entre Floor y Marco Hietala, que en este disco lo han reservado para final. Sobresaliente para Nightwish, con un disco fiel, maduro y variado. 


Paradise Lost - The Plague Within. Cada disco de Paradise es un mundo diferente y yo siempre agradezco eso, su anterior Tragic Idol, suponía, en mi opinión, el cenit de su evolución musical hacia canciones con unas melodías y estribillos que enamoraban. Parecen olvidar, en parte, ese sonido y regresar a sus orígenes más oscuros y extremos, algo que agradecerán sus fans clásicos, siempre descontentos con la variedad musical de Paradise, y que, obviamente, a mi no me ha gustado tanto. The Plague Within es un disco muy doom, death y gothic en el que Nick Holmes recupera sus líneas vocales más guturales y rasgadas, dejando de lado sus melodías limpias, que, en mi opinión, son su fuerte, a día de hoy, como pude comprobar en directo. En el inicio si encontramos algo del sonido moderno de Nick y Greg Mackintosh en No Hope In Sight, sabía combinación de melodías limpias y con otras agresivas unidas a un gran estribillo, que pensé que iba a ser la línea a seguir del disco, pero no es así. Las melodías oscuras y doom se van imponiendo en Terminal, aunque es un tema que me gusta por su estructura y estribillo, en An Eternity of Líes, tema muy doom y original con combinación de voces melódicas y limpias femeninas, de mis favoritas. Junto con Punishment Through Time que abunda en esa interesante amalgama de líneas crudas y lúgrubes con otras preciosistas y limpias. El doom y la oscuridad reinan en el disco desde Beneath Broken Earth, un pelotazo de estremecedor metal oscuro al igual que: Sacrifice The Flame, de evocador inicio con voces guturales y guitarras rasgadas, Flesh From Bone, es lo más extremo y death que han hecho en años, el reino de las voces guturales. También Victim of the Past, con grandes arreglos orquestales y combinación de voces en un gran estribillo. Terminando con la diferente y stoner Cry Out, que también me ha gustado por diferente, con soberbias guitarras de Greg, y el final, puramente doom con la oscura Return to the Sun. La producción es espectacular, y Paradise hacen un gran trabajo ofreciendo otro disco diferente y Notable, que, en mi opinión, regresa demasiado a los orígenes, pero que será disfrutado al máximo por los clasicómanos. 


The Answer - Raise a Little Hell. Quinto disco de los norirlandeses The Answer que son, para mi, uno de los mejores grupos del siglo XXI haciendo hard rock, con una de las voces más soberbias del momento, el gran Cormac Nelson. Con cada lanzamiento asientan y maduran su sonido, clásico y moderno a la par. Un hard rock muy cargado de sonidos retro, blues, pero también elementos de rock moderno y directo, con grandes riffs de guitarra y ultra pegadizos estribillos, donde lucen los múltiples registros de la voz de Cormac. One, two, tree, four.. y Long Live The Renegades toda una declaración de intenciones y de lo que saben hacer este cuarteto norirlandés, base rítmica espectacular, mucho feeling y boogie, el estribillo es magnífico hecho a la medida de la cruda y potente voz de Cormac. Los ritmos sencillos y con gancho se suceden en temas para no parar de mover la cabeza como: The Other Side, pegadiza y con una melodía de guitarra sencilla y genial, Aristocrat, tiene un inicio original con un riff vacilón y ritmo cabalgante sensacional, Cigarettes & Regret es diferente, mucho feeling y una melodía vocal que atrapa y confluye en otro estribillo marca de la casa, o el soberbio medio tiempo Last Days of Summer, con aires psicodélicos y cambios de ritmo adictivos, y descomunal solo de guitarra de Paul Mahon. Seguimos con la preciosa balada Strange Kinda’ Nothing, Cormac pone los pelos de punta, derroche de feeling vocal y acústico, me encanta su rollo in crescendo y su estribillo. Luego rock duro sencillo y directo con dos cañonazos llenos de ritmo como: I Am What I Am y Whiplash. Para continuar con dos temas de su línea más americana y comercial, aunque con su personalidad, como: Gone Too Long y, sobre todo, Red, sobresaliente single que se graba a fuego en tu cerebro, paradigma de uno de los mejores grupos de hard rock del siglo XXI. Para terminar este Notable disco, otro más para la colección, la homónima The Raise a Little Hell, con aires a los 70, armónicas sureñas geniales y un estribillo para enmarcar. The Answer demuestran que siguen siendo la verdadera respuesta y luz en el futuro del Hard Rock. 


The Darkness - Last Of Our Kind. Otro gran grupo de Hard Rock, que tras dos grandes discos iniciales se separaron por los insondables del rock, pero que en 2012 se reunieron con un gran disco como Hot Cakes. Ahora regresan a la actualidad siempre liderados por Justin Hawkins, cuya personalidad y voz marcan la trayectoria de este grupo, que si no se llega a separar tras aquel One Way Ticket to Hell…, quizás hubieran sido los nuevos llena estadios, yo los vi en directo en aquella gira y sonaban sensacional. Ahora no llenan estadios, pero nos regalan otro gran disco de hard rock divertido, bailable, sencillo, directo, con grandes coros y estribillos todo sublimado por la voz y falsetes de Justin, que son soberbios y dan mucha personalidad los temas. El inicio es sorprendente con la super original Barbarian, de curioso ritmo que te atrapa y un estribillo donde lucen los gorgoritos de Justin, una gozada de tema. Open Fire, es diferente con un rollo de los 80 (con una aire a The Cult en las guitarras iniciales) pero con su ritmo cuasi bailable y con un estribillo muy pegadizo. Last Of Our Kind es 100% The Darkness, ritmo que te hace mover la cabeza y un estribillo tan efectivo como soberbio. Luego más hard rock sencillo y pegadizo en Roaring Waters, y Wheels of The Machine, un medio tiempo que engancha por su gran melodía y línea vocal. Otro tema diferente es Mighty Wings, de mis favoritos, con un inicio futurista, rollo musical, tema basado en grandes y crudos riffs de guitarra que van creciendo, y con un genial estribillo. La diversión, el buen rollo y el rock no cesan con: Muslide, con mucho boggie, Sarah O’Sarah, de gran melodía y línea vocal que confluyen en un estribillo diferente por la percusión, otra de mis favoritas. Para terminar Hammer & Tongs, más rock bailable que te atrapa, y el gran medio tiempo Conquerors, lleno de sentimiento vocal y buenas guitarras. Notable muy merecido para una banda que, desde mi punto de vista, merece más reconocimiento del que tiene ahora mismo. 


The Night Flight Orchestra - Skyline Whispers. Curioso y sorprendente proyecto de Björn "Speed" Strid (cantante de Soilwork), junto con otros reputados músicos escandinavos en la línea heavy y death melódico, como Sharlee D’Angelo. No obstante, The Night Flight Orchesta nada tiene que ver con eso, son puro rock clásico, vacilón y bailable de raigambre setentera u ochentera, que nos acerca a Kiss, a Survivor o, incluso, a ABBA y a los Bee Gees. La segunda entrega mejora si cabe la primera, de nuevo estamos ante un disco valiente, diferente y lleno de personalidad, además es aún más variado y pegadizo, asentando su sonido sonando absolutamente originales y propios. Son rock suave y bailable desde la inicial Sail On, llena de ritmo y con un estribillo embriagador, aires cuasi discotequeros (un cruce entre Bee Gees y Survivor) en la genial Living For The Nighttime, cuyo ritmo atrapa tu mente y la hace moverse, original y sensacional tema con glorioso estribillo, de lo mejor del año, sin duda. Continúan haciendo mover nuestras cabezas con Stiletto, un "estilete" musical de melodía y ritmos llenos de buen rollo. El rock lleno ritmo y las melodías elegantes no cesan con Lady Jade, potente línea vocal en la que apreciamos la variedad de registros de Björn, I Ain’t Old, I Ain’t Young (me gusta el titulo) otro estribillo para fiebre del sábado noche, y una melodía muy Broadway. El nivel no decae en ningún momento, pasamos a All The Ladies, directa y pegadiza con uno teclados clásicos y estribillo que se graban en tu mente. Luego las originales guitarras españolas en el inicio de Spanish Ghosts, tema diferente con un ritmo delicioso y cadencioso, las melodías vocales de Demon Princess, que destaca por su gran estribillo y cambio de ritmo, gran trabajo del teclista Jonas Källsbäck. En el final influencia de Kiss y el divertimento de Road Less Traveled, y la trabajada llena de rollo de los 70 The Heather Reports, tema que va creciendo sobre una gran melodía y un gran cambio de ritmo con unas guitarras espectaculares. Broche de oro para un disco que por valentía, originalidad, calidad y capacidad de alegrarte el día (al menos conmigo lo logra) se merece un Sobresaliente, geniales. 


Tremonti - Cauterize. Esperado, por mi, segundo disco Mark Tremonti (Creed, Alter Bridge) que ya en 2012 nos regaló un sorprendente disco de debut, All I Was era un discazo de rock duro/metal americano potente y melódico a partes iguales. Ahora regresa con Cauterize y mantiene el gran nivel de su primera obra. De nuevo, podemos apreciar su gran voz, que en Creed o Alter Bridge queda en segundo plano, y su descomunal técnica a la guitarra, con unos solos de un virtuosismo brutal, aseverándose como uno de los mejores guitarristas americanos de la actualidad. Cauterize abunda en la formula de melodías trabajadas y potentes riffs guitarra, gran sonido y variedad al combinar potentes y crudos cortes con magníficos medios tiempos y baladas. 10 grandes temas, para que más, desde la potente y cañera Radical Change, con un gran estribillo y unas guitarras tremendas, la cruda y de ritmo entrecortado Flying Monkeys, cuya melodía vocal central es sensacional y desemboca en otro pegadizo estribillo. La caña y la velocidad continúan con la homónima Cauterize, crudos riffs combinados con una melodía genial y un estribillo que te tiras repitiendo todo el día (time and time again…), como el gran estribillo de Arm Yourself. Luego Dark trip, el primer medio tiempo de melodía soberbia, la crudeza y ritmo cortante del primer single Another Heart, de gran melodía y mejor estribillo, y Fall Again, medio tiempo marcado por un poderoso cambio de ritmo. Para terminar la original y diferente Symphathy, pegadiza marcada por una melodía vocal y estribillo para enmarcar, y Providence, el mejor medio tiempo del disco de grandes guitarras y cambios de ritmo. Notable disco para uno de los músicos más en forma de la escena metal/rock actual.

Comentarios

  1. Muy buena entrada, amigo. He escuchado todos, excepto el de "The Answer", y coincido con tus valoraciones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ricardo. Parece que, de nuevo, 2015 nos deja varias joyas para la colección, y lo que queda por salir: Shinedown, Symphony X, Soilwork o Coheed And Cambria, entre otros. Otro abrazo amigo y gracias por comentar.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares:

Maravillas del Mundo Antiguo VII: El Circo Máximo de Roma.

Grandes Iconos Universales XI: La Virgen de las Rocas, Leonardo da Vinci, 1483-1486.

Maravillas del Mundo Antiguo II: El Partenón, Atenas.

Grandes Hallazgos Arqueológicos II: La tumba de Tutankamón.

Maravillas del Mundo Antiguo IV: El Palacio de Cnosos (Creta).