Novedades musicales destacadas, noviembre/diciembre 2014.


Ac/dc - Rock or Bust. Una de las grandes bandas de la historia, con su rock sencillo pero efectivo, regresan seis años después de su anterior disco Black Ice. De nuevo, se sobreponen de una tesitura difícil, Malcolm Young, uno de los fundadores de la banda, tiene demencia y no ha podido participar en la composición del disco, una verdadera pena. Y su batería Phil Rudd tiene diversos problemas con la justicia y ha sido apartado del grupo. No obstante, Angus Young y Brian Johnson mantienen vivo Ac/dc en este breve y poderoso Rock Or Bust. Treinta y pocos minutos de ROCK directo y pegadizo, grandes riffs de Angus, mucho boogie, la sencillez del mejor rock llevaba por la característica voz de Brian. Como no podía ser de otra forma, desde el primer acorde y riff todo suena a Ac/dc, gran trabajo en la producción de dos de los grandes gurús del Rock como son: Brendan O’Brian y Mike Fraser. El sonido es espectacular, compacto, directo, tiene alma y suena a Ac/dc, que era lo primordial. Los primeros temas (ambos usados como singles) son himnos clásicos de la banda: Rock Or Bust, en un cañonazo made in Ac/dc, con una base rítmica y un riff sensacional. Play Ball es otro ejemplo de sencillez, que engancha con su gran estribillo. Luego tenemos incluso temas que, aunque son 100% Acdc, suenan y tienen elementos diferentes e interesantes: Rock The Blues Away (con un coro y estribillo muy de los 80), Miss Adventure (con un original riff y ritmo, de mis favoritas), Dogs of War (muy épica y que va creciendo en su desarrollo, para su directo será perfecta). El boogie de Got Some Rock & Roll Thunder y Hard Times, el rock clásico modernizado de Baptism By Fire, bailable y divertida. Me encanta Rock The House, el riff es magnífico y moderno, con un gran estribillo. Para terminar más blues y boogie con Sweet Candy y, sobre todo, en la final Emission Control. Notable para Ac/dc, disco corto, directo y que engancha, y otra gira en la arrasar España.


Devin Townsend Proyect - Z². El polifácetico e inquieto músico canadiense nos presenta la segunda parte de su obra Ziltoid the Omniscient y que lo ha convertido en un disco doble. Nada menos que 23 canciones en dos partes: Sky Blue y Dark Matters, excesivo, desde mi punto de vista si, pero es que no existen las medias tintas para este insensato genial y prolífico músico. Bajo el nombre Devin Townsend Proyect nos muestra su lado más accesible, melódico y atmosférico, con la habitual y maravillosa voz de Anneke van Giersbergen. Sky Blue estaría en la línea de sus anteriores discos Addicted (mi favorito), Epicloud o Ghost. Grandes atmósferas, mucha melodía futurista, estribillos muy poperos y acertados, con los que parece encontrarse muy cómodo últimamente. Destacar grandes canciones como: Fallout, de gran ritmo y estribillo, A New Reign, pura melodía, Universal Flame, también magnífica en las atmósferas vocales y estribillo. Por su parte, Dark Matters es la continuación de las historias del alienígena adicto al café llamado Ziltoid. Nos encontramos con muchas partes hablabas con la voz de Devin, en curiosos diálogos. Musicalmente, es algo mas oscuro, cañero e industrial, aunque con mucha fluidez y melodía. Temas como Deathtray, muy bueno, con gran batería y un ritmo espectacular, Ziltoidian Empire, Earth o Ziltoid Goes Home, nos muestran a un Devin desatado, al igual que la poderosa y épica March of the Poozers. Disco largo y complejo, pero al mismo tiempo accesible y agradable de escuchar, manteniendo su estilo y señas de identidad, Notable para el loco de Townsend. 


Foo Fighters - Sonic Highways. La banda de Dave Grohl (antiguo batería de Nirvana) ha conseguido ser una de las grandes del rock de las ultimas décadas a base de mucha calidad y saber hacer musical en sus lanzamientos. Y con su nuevo Sonic Highways no hacen más que confirmar su estatus de banda de culto dentro del rock. Disco de 8 canciones, que han grabado cada una en un estudio diferente, intentando trasmitir la inmediatez, la crudeza y la variedad del directo al estudio, y, desde mi punto de vista, lo han logrado. El inicio es inmejorable con el single Something From Nothing, un tema que comienza como medio tiempo y que va creciendo de forma genial hasta desembocar en crudeza y agresividad. The Feast and the Famine, el rock potente que engancha, con un ritmo y guitarras geniales y un estribillo marca de la casa. Congregation tiene una melodía que me encanta y junto con su grandioso estribillo lo convierten en uno de los temas del disco. Más rock clásico es What Did I Do?/God as My Witness, con Dave cantando con mucho feeling y un gran cambio de ritmo que te hace mover la cabeza. Alternativa y potente es Outside, mucha melodía y cambios acelerados, 100% Foo Fighters, muy buena. Al igual que In The Clear de gran riff, ritmo y estribillo. En el final tenemos la calidez acústica de Subterranean, y I Am A River, medio tiempo lleno de originalidad e intensidad, atención a las guitarras. En definitiva, Foo Fighters, de nuevo, enganchan, me enganchan, con un disco variado y Notable, lleno de clase, melodía e intensidad en dosis iguales.


Harem Scarem - Thirteen. Otro de esos grupos que han sabido regresar con un disco que hace honor a su pasado, pero sin llegar al nivel de su insuperable obra Mood Swings, que, precisamente, han reeditado este mismo año. Y ahora se sacan de la chistera, de su original hard rock melódico, un alegre y variado disco como Thirteen. Es una verdadera joya de rock melódico lleno de calidad instrumental, monumentales guitarras de Pete Lesperance, y vocal, las lineas vocales de Harry Hess son únicas y sublimes, tiene un timbre de voz tan inconfundible como personal y cálido. Es un disco sin temas de relleno, todos los temas están a gran nivel desde la inicial, y 100% Harem Scarem, Garden of Eden, llena de ritmo y dinamismo sobre grandes guitarras. El feeling y el buen rollo es la seña de identidad de Thirteen en temas como: Live It, de gran armonía vocal y melodía de guitarra sencilla pero efectiva, Early Warning Signs, es puro rock duro alegre y directo con un gran solo de guitarra, The Midnight Hours, de las destacadas por su cálida melodía vocal y estribillo, y Whatever It Takes, una de esas excelentes baladas acústicas marca de la casa, con un Hess que emociona. El nivel guitarrero y de buen rollo se mantiene con las pegadizas Saints And Sinners o All I Need. Al igual que las magníficas melodías y estribillos en Trouble Times o Never Say Never, y para terminar la bella y melódica Stardust, gran final para un Notable disco. Muy agradable escuchar de nuevo a Harem Scarem en este final de 2014. 


Machine Head - Bloodstones & Diamonds. Lo que hace un mes dije para Slipknot sirve también para Machine Head, otro grupo que a base de evolucionar y explorar nuevos sonidos, sin perder su esencia, se ha colocado a la cabeza del Metal internacional. Yo pensaba que The Blackening (auténtica obra maestra) y el anterior y sobresaliente Unto The Locust eran muy difíciles de superar, pero después de dar las merecidas escuchas a Bloodstones & Diamonds, creo estamos ante la obra definitiva de Robb Flynn y sus huestes. Son tantos los matices, pasajes, atmósferas, cambios y momentos musicales creados por Machine Head, que Bloodstones & Diamonds necesita ser degustado con mucho detenimiento, cada tema es un mundo y seria eterno comentar la cantidad de detalles musicales que contienen. Robb ha decidido improvisar (en el buen sentido), experimentar, no repetir formula y dejarse llevar por la inspiración, elevando a sus Machine Head a otro nivel musical, en la cima del metal contemporáneo. El sonido y la producción son soberbios, a la altura de la composiciones, Colin Richardson y Andy Sneap, hacen un trabajo en la mezcla que dignifica uno de los mejores  y mas complejos discos que he tenido la suerte de escuchar. 


Difícil analizar cada canción, intentaré resumir al máximo los elementos de una obra tan compleja y monumental como espectacular y poderosa. Arranca con un Now We Die, que es uno de los jo-----* temas del año, lleno de complejidad, oscuridad y densidad, estribillo que engancha y una base rítmica devastadora, incluso una sección de cuerda que encaja a la perfección, paradigma de evolución metálica. Las excelsas composiciones se suceden: la potente y rítmica Killers & Kings, las sublimes guitarras y melodía de Ghost Will Haunt My Bones, la apisonadora sónica que supone Night Of Long Knives. Y llegamos a Sail Into The Black, es otro ejemplo de evolución bien entendida, un tema melódico y oscuro lleno de atmósferas que van in crescendo en diversos cambios y pasajes musicales, que seduce y enamora, tiene de todo y todo encajado con clase y perfección. La potencia regresa con In Comes The Flood, pasando por una gran balada como Damage Inside, la voz de Robb también alcanza un nuevo nivel y dimensión. El impresionante Game Over, que es otro cañonazo heavy y melódico, a partes iguales, con un estribillo adictivo y tremendo, glorioso tema. Y en el final virtuosismo instrumental de Imaginal Cells, y cierran con otro tema lleno de épica y complejidad como Take Me Through The Fire. Obra maestra Sobresaliente de uno de los grupos del año, Machine Head, que junto con Slipknot y Mastodon han levado su música a un nuevo nivel en 2014, será muy difícil elegir el disco del año. 


Nickelback - No Fixed Adress. Han tenido que pasar tres para que Chad Kroeger y los suyos regresaran a la actualidad musical, tras varios discos a un nivel superlativo como Dark Horse o su ultimo Here And Now. Discos en los que había llevado al grupo a un nivel musical superior, más variado y potente. Tenia muchas esperanzas en este No Fixed Adress, sobre todo tras escuchar el single de adelanto, un cañonazo metálico como Edge Of The Revolution, uno de los mejores y mas heavy temas que han compuesto, de glorioso estribillo, que se te graba a fuego, ideal para el directo. Pero fue un single algo engañoso, ya que no refleja lo que vamos a encontrar en No Fixed Adress. Un disco en el que Nickelback han querido evolucionar hacia un sonido muy pop/funky, que, desde mi punto de vista, no era la evolución que yo tenía pensada para Nickelback. El inicio es muy bueno con la potente y 100% Nickelback Million Miles An Hour, de ritmo entrecortado y potentes riffs, y el trallazo mencionado de Edge Of A Revolution, luego el medio tiempo marca de la casa What Are You Waiting For?, un tema que tienen estandarizado, pero eso también tiene mérito, donde luce la gran voz de Chad. Hasta ese momento todo era lo esperado, pero desde ese instante se abren a nuevos sonidos pop y ritmos funkys. Hay varias canciones de ritmos demasiado accesibles y bailables, que tras muchas escuchas me van entrando, pero no era lo que me esperaba como fan total de Nickelback. Los nuevos sonidos se abren con She Keeps Me Up, puramente funky (rollo Lenny Kravitz total) que, aunque es agradable, no acabo de verla. Luego otro medio tiempo muy melódico como Make Me Believe Again, con un gran estribillo, pero que le falta garra. Seguimos con Satellite, balada muy bonita y típica de Nickelback, me encanta su estribillo y melodía. Intentan aumentar la caña y el ritmo con Get ‘Em Up, dinámica y de riff entrecortado. Pero regresan a nuevos sonidos con The Hammer's Coming Down, moderna y comercial como gran estribillo, sin embargo le falta ritmo, y con la pegadiza y popera Miss You, demasiado dulce e inocente para Nickelback. Y para terminar más ritmos funky con Got Me Runnin' Round (tema que me recuerda a unos Marron 5 algo mas rockeros) y la sureña comercial Sister Sin. En definitiva, en parte, decepcionado con la nueva línea evolutiva de Nickelback, soy muy partidario de los cambios, pero creo que su evolución no debe ser hacia el funky/pop sino hacia un rock mas potente y elaborado. 


Nightingale - Retribution. Una grata sorpresa, ya que no esperaba ningún disco más de este proyecto del músico escandinavo Dan Swanö. Han pasado nada más y nada menos que siete años desde su anterior y maravilloso White Darkness, una obra de pura belleza melódica, y de obligada escucha para los fans del metal melódico. Dan Swanö es un músico cuya carrera está muy vinculada al metal extremo, pero con Nightingale saca a relucir su faceta más intimista y melódica. Y su inesperado y nuevo Retribution es una maravilla de metal lleno de gloriosas melodías, ambientaciones y atmósferas, pero también con tintes oscuros, grandes arreglos, y muchos matices llenos de calidad y personalidad. Y, sobre todo, unas líneas vocales y una calidez vocal que asombra, la voz de Dan es sublime, profunda y llena de feeling. Es un disco para disfrutar desde la inicial On Stolen Wings, de los temas más potentes, como mucho ritmo y gran estribillo. Lucifer's Lament enamora desde su inicio (impresionante la voz de Dan) con una preciosa melodía y unas supremas líneas vocales. Chasing The Storm Away, tiene vigor y ritmo muy rock melódico y un estribillo en el que vuelven a lucir Dan y unos teclados que dan empaque al tema. Las grandes melodías, teclados y arreglos se suceden en temas como Warrios of The Death (de una original oscuridad bella y futuristas teclados), Forevermore (una pasada, otra melodía que enamora y un estribillo adictivo), Divided I Fall (tremendo medio tiempo, llena de calidez y clase) The Voyage of Endurance (más potente y llena de cambios, con una parte intermedia en la que Dan nos traslada a otra dimensión con su voz). Y para terminar, la progresiva y llena de ritmo The Maze, y la gran balada Echoes of a Dream. En definitiva, Sobresaliente para Dan y sus Nightingale, un proyecto y un músico, cantante y compositor por descubrir.


Primordial - Where Greater Men Have Fallen. Primordial es un grupo de black/folk/doom metal que con sus últimos discos ha conseguido impactarme, a pesar de no ser, para nada, mi estilo musical. Y es que su black metal épico y folk se me revela como totalmente diferente, original y muy digerible, incluso “accesible”. Desde su anterior y superlativo Redemption at The Puritan's Hand han reducido su carga de black y han explorado y mejorado musicalmente con muchos elementos épicos y doom, con unas melodías oscuras, pero, a la vez, llenas de bella musical. No hay mas que escuchar el inicio con la homónima y poderosa Where Greater Men Have Fallen, un verdadero tema lleno de melodías épicas y densas, que enamora por su bella oscuridad, ritmo y estribillo, espectacular, uno de los temas del año. Pasando a la cadenciosa y doom Babel’s Tower, y las black, épicas y llenas de grandes melodías: Come The Flood o Born To Night. Dos temazos intermedios como: The Alchemist’s Head y Ghosts Of The Charnel House, que son una montaña rusa de ritmos poderosos y densos combinados con grandes estribillos y guitarras. Al igual que la final Wield Lightning to Split the Sun, otro corte (como el inicial) que se me revela espectacular, nunca me gustó el Black, pero el Black entendido y dibujado por Primordial me parece Sobresaliente, otro grupo y disco para descubrir de este excelso 2014.

Comentarios

Entradas Populares:

Maravillas del Mundo Antiguo VII: El Circo Máximo de Roma.

Grandes Iconos Universales XI: La Virgen de las Rocas, Leonardo da Vinci, 1483-1486.

Maravillas del Mundo Antiguo II: El Partenón, Atenas.

Grandes Hallazgos Arqueológicos II: La tumba de Tutankamón.

Maravillas del Mundo Antiguo III: Las Pirámides de Gizeh.