Maravillas del mundo antiguo V. La pirámide de Saqqara.

Vista general de la gran pirámide escalonada de Djoser.

Hace más de cuatro mil años Djoser, faraón de la III Dinastía, construye en Saqqara, cerca de Menfis, primera capital del Egipto Antiguo, su primera y gran pirámide escalonada. La necrópolis de Saqqara se extendía en el lado occidental del Nilo, y gracias a Imhotep, el gran arquitecto de Djoser, esa gran necrópolis real pasa de las antiguas mastabas funerarias a las pirámides como morada eterna del faraón. La pirámide es descubierta por el arqueólogo Cecil M. Firth en 1924, y para su estudio contará con la ayuda de un joven arquitecto francés, Jean-Philippe Lauer, cuya vida quedará consagrada a Saqqara, ya que siguió trabajando en ella hasta su muerte en el año 2001 con 99 años. Gracias a él y a su magnífica reconstrucción conocemos la gran pirámide de Imhotep, con su extraordinaria intuición convirtió las ruinas de este gran recinto en uno de los más bellos monumentos de Egipto. El reinado de Djoser (2686-2648 a.C.) supone un cambio de concepción religiosa, ya que Re se convierte en la divinidad principal, un cambio cultual cuya plasmación arquitectónica fue la construcción de la primera pirámide del Egipto Antiguo. Además el culto al faraón aumenta de forma exponencial, y el responsable último de estos cambios fue el gran arquitecto Imhotep, que además ostentaba el título de sumo sacerdote de Re y canciller real. Ese cambio religioso y divinización del faraón se plasma en el gran proyecto diseñado para el recinto funerario de Djoser, cuyo elemento más representativo será la pirámide escalonada. Un gran complejo funerario que sustituye a las tumbas de los faraones de las dos primeras dinastías, las dinastías Tinitas, que eran Mastabas o edificios rectangulares de adobe de unos 7 metros de altura con distintas estancias para las ofrendas. Estamos hablando de estructuras funerarias modestas realizadas con madera, argamasa y adobe, por lo tanto, eran edificios que no estaban hechos para perdurar. E Imhotep lo que busca con su proyecto es crear una morada eterna de descanso del faraón, con la piedra tallada como elemento fundamental para aseverar su carácter de edificio para la eternidad. No en vano, estamos hablando del primer monumento de la humanidad construido íntegramente con piedra, dentro de un gran complejo funerario que abarcaba unas 15 hectáreas.

Estructura de la Mastaba inicial.

La pirámide escalonada ideada por Imhotep, que roza los sesenta metros de altura, parte de un proyecto inicial consistente en una mastaba cuadrangular realizada con piedra caliza pulida, contaba una longitud de sesenta y tres metros y ocho metros de altura, y estaba perfectamente rematada. Pero poco después esta perfecta mastaba es revestida con bloques gruesos de caliza blanca, de hasta cuatro metros de grosor. La idea de Imhotep era proteger la belleza de la inicial mastaba perfecta, ya que para los Egipcios la belleza verdadera residía en el recuerdo de la misma. Tras una inicial ampliación, de esa mastaba rectangular, en dirección este, el proyecto sufre dos grandes ampliaciones más, que le convertirán en la famosa pirámide escalonada. Con la primera ampliación se añaden cuatro escalones elevando su altura hasta los cuarenta y dos metros. Y con la segunda y última ampliación la pirámide toma su forma definitiva al dotarla de  seis escalones y prologar su base hacia el oeste y el norte. La estructura se presentaba como una gran pirámide escalonada de unos 60 metros de altura y una base de 109x121 metros, totalmente revestida por magníficos bloques de caliza blanca. La pirámide de Saqqara fue la primera construcción colosal y estable de piedra de la humanidad, obra del ingenio de Imhotep, que desarrollo un procedimiento basado en pequeños bloques de piedra que se iban añadiendo en capas sucesivas y que se asentaban por su propio peso.

Imhotep 

      Esquema de las ampliaciones de la pirámide.                       

El proyecto de pirámide de seis peldaños de Imhotep tiene una clara explicación religiosa, ya que el faraón convertido en un Dios, Osiris, ascendería directamente hacia su padre, el sol o Re, ayudado por esta monumental escalera piramidal. Luego, con la Dinastía IV, el concepto de escalera es sustituido por el de rampa de ascenso, lo que conduce a la perfección de las grandes pirámides de Giza. La pirámide es sólo la parte más visual de un conjunto funerario enorme y muy complejo que no era otra cosa que una imitación de la residencia real de Menfis. Una morada eterna en la que descansaría lo que los egipcios llamaban el "Ka", esencia vital o espíritu del faraón difunto. El vasto conjunto estaba estructurado alrededor de un gran patio en cuya parte sur se situaba la llamada tumba sur y su capilla decoradas con relieves de Djoser, a su izquierda estaban los almacenes. A la derecha del patio estaba situado el propileos de acceso al recinto, gran pasillo flanqueado por una doble hilera de grandes pilastras adosadas con la única puerta de acceso. Y distintos templos y pabellones relacionados con la celebración del llamado Hed Sed, ceremonia de coronación de del faraón como rey del Bajo y el Alto Egipto, y que suponía la regeneración de la energía vital del faraón. 



   Estatua del gran Djoser.                             Plano de Saqqara.

En la parte norte de ese patio se levanta la famosa pirámide escalonada que domina todo el recinto y donde descansa el faraón para toda la eternidad. La cámara funeraria consistía en una gran caja de granito tapada por una gigantesca tapa del mismo material. Dicha cámara estaba comunicada con un pozo de treinta metros de profundidad excavado en la roca, que tras depositar el sarcófago con la momia de Djoser, quedo totalmente sellado. En torno a la cámara funeraria se sitúan toda una serie de galerías terminadas en estructuras habitacionales totalmente forradas de placas de cerámica vidriada de color verde, eran una especie de aposentos reales en los que Djoser pasaría la eternidad. Además se encontraron otras cinco galerías, en este caso, cubiertas de madera, que dieron descanso eterno a los hijos y esposas de Djoser, por lo que el faraón no estaba sólo en su travesía en el más allá. Prueba de ello son los bellos sarcófagos de alabastro encontrados por Lauer, que albergan las momias de la familia de Djoser. Un Lauer que siguió excavando, guiado por su intuición, y descubrió once pequeñas galerías, de apenas treinta centímetros, que interpretó como almacenes. ya que encontró en ellas más de 30.000 vasos de piedra y alabastro en los que aparecían inscritos los nombres de los faraones de la I y II Dinastía. Lauer argumentaba que Djoser quiso proteger, en su inviolable tumba, los bienes de sus ancestros, para otros Djoser pudo expoliar los ajuares de las tumbas de sus antecesores, quizás la verdad nunca la sabremos exactamente. Como ocurre al norte recinto, tras la pirámide, al ser una zona que está aún por excavar, sus misterios y secretos están aún bajo las arenas de Saqqara. 

Vista del gran recinto funerario presidido por la pirámide escalonada. 

La grandeza del complejo funerario de Saqqara otorgó a su creador, Imhotep, gran fama y su sabiduría perduró durante milenios en el subconsciente colectivo. Fue el primer arquitecto conoció de la Historia y su fama se debe a la construcción del gran complejo de Djoser, la prueba de su autoría sólo reside en una inscripción al pie de una estatua real en la que podemos leer sus títulos: “... Imhotep, canciller real del Bajo Egipto, primero tras el rey, administrador del palacio, gran sacerdote de Heliopolis, maestro de constructores, escultores y fabricantes de vasos de piedra...”. Lógicamente tenemos que tomar como verdadera esta fuente inscrita en piedra, ya que de lo contrario pondríamos en duda su posterior gloría. Ya que fue venerado en el Imperio Medio y en el Nuevo como gran patrón de escribas, su gloría le hizo ascender a la categoría de Dios, al ser considerado hijo de Ptah, dios creador de la mitología egipcia, en tiempos del Egipto tardío. No un rey, sino un arquitecto de linaje desconocido era divinizado como dios de la medicina, la escritura y la sabiduría. Y su gloria fue eterna, los griegos lo identificaron con Asklépios, su dios de la medicina, que luego sería el Esculapio romano. Su tumba fue buscada desde 1935 por Walter Bryan Emery, pero aún hoy se mantiene oculta, como tantos otros secretos y misterios que se esconden bajo las arenas de Egipto.

Bibliografía Adicional:
M. Lehner. Todo sobre las pirámides. Destino, Barcelona. 2003.

Comentarios

  1. Estupendo y excelente estudio, muy bien documentado de la impresionante pirámide escalonada de Djoser, realizada por el gran arquitecto Imhotep. Seguiré pasando por aquí. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Interesante entrada, muy amena. Lo que no me ha quedado claro...¿Hizo enterrar a su esposa e hijos con el y en vida?

    Y el que encuentre la tumba de Imhotep, a ese le ha tocado la gloria eterna, como al descubridor de la tumba de Tutankamon...
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Impecable post, amigo Pedro. Qué enigmática y fascinante resulta la civilización egipcia, ¿verdad? No sé si ya has tenido la oportunidad de ver "Faraón" de Jerzy Kawalerowicz. Se trata, con mucha diferencia, del mejor filme jamás realizado sobre el Antiguo Egipto. Creo que lo disfrutarías.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Tenía que haberme leido esta entrada antes de haber visto la pirámide escalonada.
    Lo primero que se te viene a la cabeza ante semejante mole es ¿cómo puede mantenerse en pie? son millones de ladrillos que parece que se te van a venir encima, su estado de conservación deja bastante que desear, pero es lógico, lleva allí miles de años y lo que le queda.
    Es un monumento enigmático, solitario, menos conocido que su trío de primas y sin embargo fascinante.
    Muchas gracias por su documentada entrada, como siempre un placer pasar por su blog.

    ResponderEliminar
  5. Importante monumento, pero he de decir que aún más me ha impresionado la dedicación de Lauer, dedicado al estudio de esta pirámide hasta los 99 años. Un artículo muy interesante. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Muchas Gracias Paco por tus palabras y por volver a pasarte por mi blog. Me alegra que te haya gustado mi acercamiento a este gran monumento universal. Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  7. Lorenzo agradezco mucho que te haya entretenido y gustado mi pequeño análisis de la pirámide Djoser. En cuanto a la pregunta que me haces, sus familiares fueron enterrados a posteriori en esas cinco galerías. Y desde luego el arqueólogo que encuentre la tumba del gran Imhotep conocerá la fama y la gloria. Pero no se a lo mejor esa tumba fue expoliada como tantas otras tumbas egipcias, y no tenemos la suerte que se tuvo con la tumba de Tutankamon. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Gracias Ricardo por tus palabras sobre mi post y por tu recomendación. Conocía la película, pero no la he visto, sabes que soy un enamorado de Egipto, como dices es el misterio más bello de la humanidad. De manera que considero un grave error no haberme acercado nunca a la película de Kawalerowicz, un error que espero subsanar con prontitud. Un fuerte abrazo amigo

    ResponderEliminar
  9. Pedro, una vez más, muchas gracias por pasarte por mi blog y por tus agradables palabras sobre mi entrada acerca de la pirámide escalonada de Djoser. Se mantiene en pie aún, gracias a la labor de reconstrucción de Lauer, pero también al ingenioso Imhotep, que ideó una técnica de capas sucesivas de pequeños bloques de piedra, con forma de ladrillos, que curiosamente le dio esa eterna e inesperada estabilidad, que por otra parte es lo que buscaba Imhotep, de manera que acertó de pleno. Como dices es un monumento fascinante, como fascinante y enigmática es la civilización egipcia. Un cordial saludo amigo Pedro

    ResponderEliminar
  10. Desdelaterraza agradezco enormemente tu acercamiento a mi blog y que te haya resultado interesante mi post sobre Saqqara. Como dices la dedicación del bueno Lauer es impresionante. Se enamoro de Saqqara y reconstruyó cada una de las partes del recinto ideado por Imhotep. Si hoy podemos visitar esta imponente construcción es gracias a su ingente labor.
    Un cordial saludo desde Mundo de Babel.

    ResponderEliminar
  11. mis felicitaciones un trabajo muy impresionante....

    ResponderEliminar
  12. Un detalle: Lo que indicas como "Planta de las ampliaciones de la pirámide" es, en realidad, una sección (un corte). Planta sería la que tienes de Sakkara.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares:

Maravillas del Mundo Antiguo VII: El Circo Máximo de Roma.

Grandes Iconos Universales XI: La Virgen de las Rocas, Leonardo da Vinci, 1483-1486.

Maravillas del Mundo Antiguo II: El Partenón, Atenas.

Grandes Hallazgos Arqueológicos II: La tumba de Tutankamón.

Maravillas del Mundo Antiguo III: Las Pirámides de Gizeh.