Black Stone Cherry - Between The Devil And The Deep Blue Sea.


Black Stone Cherry son un cuarteto americano procedente de la cuidad de Edmonton en Kentacky, que práctica un apasionante southern hard rock. Un cuarteto que disco a disco se va consolidando como una de las apuestas más sólidas de la multinacional Roadrunner, debido a la calidad de sus lanzamientos. En el año 2006 lanzan su homónimo Black Stone Cherry, toda una andanada de hard rock sureño, un disco lleno de energía, electricidad, de esos que siempre te apetece escuchar, al trasmitirte dinamismo y buen rollo. Además inician una costumbre, que parece ya olvidada entre los grupos a estas alturas de siglo XXI, siempre ofrecer grandes hit singles como: Lonely Train, Hell & High Water o Rain Wizard, auténticos trallazos de rock duro que deseamos escuchar una y otra vez. Con su segundo disco de 2008 no intentaron repetir formula, todo lo contrario, el disco suena muy distinto al anterior. Dentro del mismo hard rock sureño, pero en su vertiente más melódica y trabajada, rebajando algo los decibelios de su música, para algunos una traición. Desde mi punto de vista, es la línea que debe seguir un grupo si quiere asentarse en el panorama musical actual. Es decir, en su línea de sonido los grupos deben ofrecer siempre novedades en cada uno de sus lanzamientos. De manera que, en su Folklore And Superstition nos ofrecían verdaderas joyas del hard rock como Blind man, Please Come In, momentos de auténtico folklore sureño y diversión como Soulcreek, y su onda más melancólica en temas como Things My Father Son. Black Stone Cherry supera la gran labor realizada en su primer redondo, con un segundo disco mucho más variado y profundo.


Y ahora, tras tres años de espera, regresan a la actualidad con su obra Between The Devil And The Deep Blue Sea, un gran título para un gran disco. Y, una vez más, han facturado un disco muy diferente al anterior, aún sonando totalmente Black Stone Cherry han logrado ampliar las miras y horizontes de su southern hard rock, realizando una verdadera joya dentro del rock americano. Su sonido mezcla una clara base metálica, unos estribillos y unas melodías magníficamente ejecutadas, y una voz potente y muy característica. Muchos notan similitudes con Chad Kroeger, cantante de Nickelback, de ahí que insistentemente se mencione la influencia de Nickelback. La realidad es muy diferente, y cualquiera que escuche Between The Devil and The Deep Blue Sea se dará cuenta que Black Stone Cherry no respira Nickelback por los cuatro costados, más bien todo lo contrario. Nickelback es un gran grupo con un sonido asentado, y desde mi punto de vista, mucho más comercial y accesible que Black Stone Cherry. Cuyo sonido es mucho más amplio y variado, y así lo demuestran en su nuevo disco, al ofrecer unas composiciones llenas de fuerza y unos riffs de guitarra sensacionales, junto con sobresalientes medios tiempos y baladas llenos de belleza e inspiración. En gran medida, gracias a la labor de su cantante Chris Robertson, que demuestra una personalidad vocal brutal al margen de odiosas comparaciones. Lo que ocurre es que Chris Robertson tiene una gran voz, pero que además es muy americana, quizás demasiado yankee.


El contenido musical del disco no puede ser más completo y, desde luego, muy distinto a sus otros dos discos. La descarga se inicia con White Trash Millionaire, su espectacular y acertado single. Que destila la adrenalina y la intensidad del mejor rock duro, acompañado de unas guitarras sensacionales y un estribillo memorable, un tema se que se convertirá en elemento capital de sus descargas en directo. Luego nos encontramos con Killing Floor, toda una novedad, al ser un tema muy denso, con un riff de guitarra muy pesado e inédito en Black Stone Cherry. Esas guitarras oscuras se combinan con un estribillo adictivo al máximo e insuperable, quizás el mejor del año, en el que las cualidades vocales de Chris se hacen patentes. La parte central no puede ser más potente, con un solo de guitarra metálico al máximo, un tema en el que exprimen las posibilidades de su música. In My Blood, es un genial medio tiempo, con un inicio muy adictivo e inspirado, muy en la línea de su anterior Please Come In, muy accesible y cargado de melodía, sentimiento y belleza. Una vez más, gran trabajo de guitarras y de voces. Más enérgico es Such A Shame, es una composición llena de fuerza y de guitarras brutales, otro tema que puede convertirse en imprescindible en su repertorio, al ser hard rock americano en su máxima expresión. Una melodía sublime, otro solo y estribillo para recordar, y una base rítmica eficiente y efectiva. En Won´t Let Go encontramos otro de esos bonitos medios tiempos/baladas, comercial, sin duda, pero lleno de calidad. Es una preciosidad de canción llena de inspiración, que además rezuma aires sureños. El inicio es genial y el estribillo, una vez más, se graba a fuego en tu cerebro, la preciosa voz de Chris nos lleva por un viaje lleno de emotividad, un hit para hacerse famosos y salir en todas las televisiones y radios del mundo, de estar en un mundo normal. La intensidad regresa con Blame It On The Boom Boom, un tema sublime, para no parar de mover la cabeza, otro estribillo que te deja sin palabras. Un pelotazo que hará las delicias de sus fans en sus conciertos y para sonar sin parar en tu equipo de música. Recuperando ese espíritu perdido, esa sensación de abrir un disco y ponerlo en tu equipo al máximo volumen.


Like a Roll, es puro rock and roll clásico, muy en la línea Lynyrd Skynyrd, basado en una melodía sensacional, hace unos años otro éxito radiofónico inmediato. Una muestra de la capacidad de Chris y compañía para sonar clásico y a la vez modernos, una combinación difícil, que Black Stone Cherry bordan. Can You See es otra maravilla para darle al play una y otra vez. El trabajo de guitarras es excepcional, tienen mucho talento y lo demuestran una vez más al sonar metálicos y sureños a la vez. Una combinación que les eleva por encima del resto de grupos americanos del momento, sin desmerecer a Alter Bridge o Theory of a Deadman. Let Me See You Shake, es otro ejemplo más de que respiran puro southern hard rock y son unos maestros de las melodías y los estribillos, y además la base de guitarras es de una potencia inusitada, rollo Sabbath. Para continuar con Stay, una balada donde explotan su lado más accesible, la voz de Chris no para de hacernos disfrutar. Es una balada para hacer afición, en la que la melodía y la voz lo llenan todo. Change, es un cambio de intensidad, regresan con la adrenalina a punto, otro tema brutal, trabajado y basado en unas guitarras insuperables. Un disco es bueno cuando es difícil destacar sólo unas canciones, ya que todas son buenas, auténticos hit potenciales. Como la final All I’m Dreamin’ Of, otra maravilla de balada, todo emoción e inspiración. Con un sublime inicio acústico en el que la voz de Chris muestra todos sus matices, y pone el cenit emocional del disco. Insisto todos los temas son tan buenos que no puedes dejar de escucharlos.

video

Además tienen el detalle de ofrecernos tres temas extra sensacionales: Staring At The Mirror, enérgica y sureña, con unas guitarras muy originales y contundentes, y otro estribillo marca de casa. Fade Away, otro genial medio tiempo marcado por una sublime melodía de base, y Die For You, puro rock enérgico que destila cervezas y aire sureño. Tres temas que nos muestran a un grupo en racha, cualquier cosa que tocan los convierten en un hit sensacional. Black Stone Cherry están a un nivel espectacular y muy superior a otros grupos, solo equiparable a los geniales Wolfmother o The Answer. Muchos dirán que para copias me quedo con los originales, pues yo creo que los discipulos, a veces, superan los maestros, y Black Stone Cherry lo ha logrado a base de talento.

Nota: 9'5

Comentarios

  1. No es el tipo de música que más me gusta, no obstante, debido a tu excelente reseña sobre su último trabajo, seguiré intentando conseguirlo.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Ricardo, ya sabes que la música es pura subjetividad y estado de ánimo. A mi Black Stone Cherry me alegran el ánimo, pero es sólo mi opinión. Yo te recomiendo que los escuches y a poder ser a un volumen brutal, jeje. Un gran abrazo amigo

    ResponderEliminar
  3. Hoy veo que ha privado la linea de entusiasta del Rock segun su perfil. Como tipo ecléctico que soy, estoy escuchando el video mientras le escribo estas lineas. Y me gusta, al menos para los biorritmos que tengo en este domingo.

    Saludos rockeros!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Lorenzo por pasarte por mi blog, y quizás mi reseña ha sido demasiado entusiasta y lógicamente subjetiva, pero Black Stone Cherry lo merecen. Me alegro que su música te haya gustado y te haya animado el domingo.

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares:

Maravillas del Mundo Antiguo VII: El Circo Máximo de Roma.

Grandes Iconos Universales XI: La Virgen de las Rocas, Leonardo da Vinci, 1483-1486.

Maravillas del Mundo Antiguo II: El Partenón, Atenas.

Grandes Hallazgos Arqueológicos II: La tumba de Tutankamón.

Maravillas del Mundo Antiguo III: Las Pirámides de Gizeh.