Grandes Iconos Universales V: La Escuela de Atenas, Rafael, 1511.



Raffaello Sanzio, es uno de los grandes de la pintura del Renacimiento italiano, estamos ante el paradigma del Cinquecento. Su pincelada manejada de forma suelta y su extraordinario domino del color provocan que el dibujo y el contorno pierdan su imperio. Para Rafael la luz y el color deben predominar sobre el dibujo. Las formas con claroscuro de sombras y luces, adquieren un aspecto redondeado en detrimento de la apariencia plana. Rafael, como otros grandes del Renacimiento, como Leonardo, busca la consecución del volumen otorgando a la luz y la sombra mucha importancia. Y con él la perspectiva adquiere una total profundidad natural, todo dentro de una composición clara, en la que las figuras se relacionan con las manos y los ojos, utilizando la perspectiva aérea.

Retrato de Rafael.

Rafael interpreta y representa de forma sublime el ideal de belleza y el amor hacia el clasicismo que supone el Humanismo y el Renacimiento italiano, siendo el más heterogéneo entre los grandes grandes del Cinquecento. Pese a su corta vida cuenta con una extensa obra en la que combina el realismo y el idealismo, la dulzura y la elegancia. Influido en sus inicios por Perugino y sus figuras blandas y composiciones simétricas. Mas tarde, del gran Leonardo, toma el sfumato y los colores suaves, y finalmente, influido por las figuras más robustas y monumentales de Miguel Ángel, realiza composiciones amplías. Además en sus retratos fusiona la figura humana con la atmósfera difuminada con una elegancia sobrenatural.

Aristóteles.

En 1508 el papa Julio II encarga a Rafael la decoración de la llamada Estancia de la Signatura, para ello Rafael decide decorar dicha sala con representaciones del ámbito del pensamiento humano. En primer lugar, realiza en 1509 su excepcional Disputa de Sacramento, que representa la Teología a través de una sublime escena de la eucaristía. Para posteriormente situar en la pared de enfrente su famosa Escuela de Atenas, que realiza entre 1510 y 1511. Con la que Rafael quiere representar la Filosofía mediante una escena en la que representa una reunión o un debate de filósofos. Creando una obra llena de belleza, es el el humanismo hecho pintura, es la exaltación del hombre y de su pensamiento. En este fresco la pintura de Rafael alcanza un grado sublime, cuando el espectador contempla el fresco se introduce en el mundo clásico y aprecia el movimiento y la relación de los diversos personajes. Rafael enmarca la escena en un espacio arquitectónico de inspiración clásica romana, posiblemente siguiendo el proyecto contemporáneo de Bramante para la basílica de San Pedro del Vaticano, creando una especie de templo de la Filosofía y del pensamiento humano universal.

Platón

Toda la escena se encuentra enmarcada bajo unas sublimes bóvedas de casetones, y a ambos lados, en sus respectivos nichos, dos gigantes estatuas de Apolo y Minerva parecen contemplar y encuadrar la composición. Mientras el centro está copado por un excepcional punto de fuga presidido por los dos grandes filósofos clásicos: Platón, pintado como Leonardo da Vinci, levantando el dedo y sosteniendo su famoso Timeo; y Aristóteles, tendiendo su brazo hacia adelante con la palma de la mano vuelta hacia el suelo y con su Ética sujeta en el otro brazo. Rafael parece que representa las dos doctrinas filosóficas más importantes del mundo clásico griego: el idealismo platónico y el realismo aristotélico. Platón y Aristóteles debaten, algunos dicen que sobre la búsqueda de la Verdad, mientras van avanzando entre un grupo de figuras que parecen formar un pasillo.

Diógenes.

Alrededor de éstos se sitúan numerosas figuras dispuestas en un graderío, los diferentes grupos de personajes se ubican de manera simétrica, dejando el espacio central vacío para contemplar mejor a los protagonistas centrales, enmarcados bajo un fondo celeste e iluminados por un potente foco de luz que resalta la monumentalidad del encuadre arquitectónico. A la derecha Euclides (para otros Arquímedes) junto a sus discípulos midiendo con un compás, parece que esta figura sería el retrato del arquitecto Bramante. También Zoroastro con la esfera celeste y Ptolomeo con el globo terráqueo en sus manos. Zona en la que también aparece representado Rafael, un poco más arriba, como Apeles, al lado de la figura de un reflexivo Plotino. En el centro, a los pies de Platón y Aristóteles, pero tumbado sobre la escalinata como un cánido, aparece representado Diógenes. A la izquierda nos encontramos a Zenón con un libro que sostiene un niño mientras lee Epicureo. Además de Averroes y Anaximandro que parece mirar a Pitagoras mientras escribe en su libro. Al lado, aparece apoyado en la escalinata un pensativo Heráclito, representado como Miguel Ángel. Y más hacia arriba nos encontramos a Sócrates conversando con un grupo de jóvenes, entre los que destaca un tal Alcibíades caracterizado como Alejandro Magno.

Pitágoras.

La escena es un prodigo de composición, donde los gestos, las expresiones y los movimientos de las figuras están interpretados como muestras de su sabiduría y su relevancia en el pensamiento humano. Rafael crea un conjunto dotado de gracia, naturalidad y vitalismo, donde los colores son muy variados, con unas tonalidades brillantes, que refuerzan la personalidad de los grandes hombres representados en la escena. Para Vasari "... Rafael fue en la composición de las historias tan fácil y rápido que competía con la palabra escrita". Y la Escuela de Atenas es el cenit de esa composición de Historias de Rafael, ya que la contemplación del fresco supone para el espectador una experiencia que le permite adentrarse en la filosofía clásica, además de quedar conmovido por el Humanismo, la belleza y culto al clasicismo que el gran Rafael nos ofrece. Todo un gran icono universal que ha marcado la mirada del hombre y la ha dirigido hacia el pensamiento clásico, al que debemos nuestra propia y depauperada civilización occidental.

Comentarios

  1. Como siempre, amigo Pedro, un ameno y didáctico análisis de una obra de arte universal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Ricardo, de veras. Te recomiendo dos discos nuevos muy diferentes, pero espero que te gusten. Scar Symmetry - The Unseen Empire y Sixx A.M. - This Is Gonna Hurt, y en español el nuevo de Sober puede que te mole. un fuerte abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  3. Coincido con el anterior comentarista: una excelente explicación para una magnífica pintura. Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  4. Magnífica entrada amigo mio, es una obra que he visto muchas veces, incluso cuando estuve en Roma, pero ni siquiera el guía supo comentarla tan bien como lo has hecho tú.

    Muchas gracias y con tu permiso me la guardo.

    Un saludo :-)

    ResponderEliminar
  5. Ricardo muchas gracias por tus palabras. Oye te recomiendo varios discos: Sixx A.M. - This Is Gonna Hurt, Scar Symmetry - The Unseen Empire, son muy diferentes, pero a lo mejor te gustan. También puede que te mole el nuevo de Sober. Un saludo amigo.

    ResponderEliminar
  6. Desdelaterraza, muchas gracias por pasarte por mi blog, me alegro que hayas disfrutado con mi entrada sobre la Escuela de Atenas. Otro saludo amigo.

    ResponderEliminar
  7. Pedro, una vez más, mil gracias por dejarte caer por mi blog y por tus palabras sobre mi entrada. Por supuesto tienes mi permiso. Un abrazo amigo Pedro.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por las recomendaciones. El de Sober lo he escuchado y me gusta bastante, creo que es uno de sus mejores trabajos. Apunto los otros dos, ya que se trata de grupos que no conozco. Ya te contaré.
    Un abrago, amigo.

    ResponderEliminar
  9. Buenísima entrada. Sería hora de regresar al humanismo que hemos ido olvidando en aras de otras cosas. Raphael sintetiza en una obra siglos y siglos de pensamiento y ciencia. Sublime.

    ResponderEliminar
  10. ¿De dónde has sacado a los Scar Symmetry? Emulando a Mariano Muniesa, diría que "!Son buenísimos!" :P
    Un abrazo.
    PD: espero que el sábado vayas con el mejor equipo del mundo :)

    ResponderEliminar
  11. Hey Ricardo me alegra mucho que te hayan gustado los Scar Symmetry yo los descubrí con su segundo y tercer disco, luego cambiaron de cantante, el gran C. Alvestam se fue, y ahora cantan dos para hacer las distintas voces, pero siguen siendo de lo mejor que hay en el panorama actual. La verdad no iba con el Barcelona, pero tengo que reconocer que es el mejor equipo del mundo, con el mejor jugador, y el sábado lo demostraron de sobra.
    Tengo el blog algo abandonado por movidas varias, esta semana espero poder retomarlo.

    Un fuerte abrazo amigo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares:

Maravillas del Mundo Antiguo VII: El Circo Máximo de Roma.

Grandes Iconos Universales XI: La Virgen de las Rocas, Leonardo da Vinci, 1483-1486.

Maravillas del Mundo Antiguo II: El Partenón, Atenas.

Grandes Hallazgos Arqueológicos II: La tumba de Tutankamón.

Maravillas del Mundo Antiguo III: Las Pirámides de Gizeh.