Grandes discos de la Historia: Queen - Jazz (1978)



Jazz, el séptimo álbum de Queen, quizás sea su cima de creatividad, variedad estilística y frescura, y curiosamente es el primer álbum que los Queen graban fuera de Inglaterra. Fue grabado en los Mountain Studios de Suiza, en julio de 1978, y además sería el último disco que les produciría Roy Thomas Baker, su tradicional y mítico productor de los setenta. El resultado fue, una vez más, sorprendente al facturar un álbum fresco y extremadamente variado. De nuevo los Queen hacían algo nuevo, alejado de todo lo que habían grabado antes. Jazz contiene alguno de sus mayores éxitos internacionales, canciones inolvidables que aún hoy están en el subconsciente colectivo de nuestra sociedad del siglo XXI, no hay más que fijarse en Don’t Stop Me Now, que todavía sigue siendo cabecera de anuncios y ha sido versioneada hasta la saciedad por todo tipo de músicos. Jazz se publico el 10 de noviembre de 1978 en el reino Unido, donde fue número 2 de la lista de ventas y disco de oro, mientras en Estados Unidos fue disco de platino, dos ejemplos de que además de un disco lleno de clase, Jazz fue un éxito en todo el mundo. Su sencilla y curiosa portada, que poco o nada tenía que ver con su título, fue elegida por Roger Taylor, y estaba inspirada en un símbolo que él mismo pudo ver en el muro de Berlín.

El polémico póster de Bicycle Race/Fat Bottomed Girls.

No obstante, el álbum fue polémico ya que en su interior aparecía un gran póster de numerosas y hermosas mujeres desnudas en una carrera de bicicletas en el estadio de Wembley. la carrera fue organizada por el grupo para la grabación del video del single Bicycle Race, para él que se contrato a numerosas modelos. Una descarada escena que llegó a provocar acusaciones de sexismo, provocando un gran revuelo, que generó que en los Estados Unidos fuera considerada muy arriesgada ante el puritanismo del público americano. De manera que, sólo aquellos compradores del disco que quisiesen se harían después con el póster gratuitamente.


Polémicas a parte, Jazz era el resultado de un periodo de creatividad y experimentación musical de unos Queen, que llegaron a su cenit de heterogeneidad musical. Demostrando, de nuevo, que eran capaces de moverse por los más variados estilos, desde el pop y el rock, pasando por la opereta y el hard rock, hasta las influencias étnicas de otras músicas como la árabe. Eran únicos a la hora de mezclar todos esos estilos musicales y facturar canciones tan buenas y memorables, que lo mismo gustaban a un fan del hard rock de la época o a un seguidor del pop más accesible y comercial. Jazz es un fiel reflejo de esa pasmosa capacidad de amalgamar estilos, además recoge lo mejor de sus anteriores, e igualmente sublimes, Sheer Heart Attack o A Night At The Opera. El grupo estaba en su mejor momento con un Freddie Mercury pletórico, cuya personalidad y voz llenaban por si sola el escenario. Acompañado por el genial Brian May, el guitarrista de la guitarra hecha a mano por él mismo, cuyo sonido tan personal y heavy otorgaba si cabe más originalidad al grupo. Completados por Roger Taylor, ese grandísimo baterista lleno de fuerza y de soul, y él siempre olvidado, pero no por ello menos importante, John Deacon todo un genio del bajo, muchos de los mejores temas de Queen no tendrían sentido sin su particular sonido de bajo.


El disco se abre con un enigmático y extraño tema compuesto por Mercury llamado Mustapha. Todo un misterio de tema, que tuvo que causar extrañeza entre los fans de Queen de la época, una rareza que con el tiempo se tornó el genialidad. Una genial introducción a un disco como Jazz. Es una canción de absoluta inspiración árabe en los ritmos y la letra, una letra que es un misterio, sólo se pueden adivinar algunas palabras como Mustapha, Ibrahim o Allah. Se trata de una sublime y absoluta improvisación que marca desde el inicio la linea de variedad y originalidad de Jazz.

Fat Bottomed Girls es la siguiente, es el primer sencillo del disco junto con Bicycle Race, y está escrita por Brian May. Su letra está inspirada en las groupies que seguían al grupo a cualquier sitio para conseguir un autógrafo, todo un clásico de los directos de Queen. Si Freddie componía con piano, Brian lo hacía con su extraña guitarra, y Fat Bottomed es un tema basado en un riff clásico de Brian. Su inicio es un rollo muy grupo vocal, con un estribillo demoledor, casi hipnótico, que se graba a fuego en le cerebro. Es una canción de rock duro dulcificado por los Queen, y por la voz divina del gran Freddie, todo un himno para no parar de corearlo.

El álbum prosigue con Jealousy, un ejemplo de la sencilla y encantadora forma de componer de Freddie al piano. La letra está basada en los males que los celos provocan en las relaciones de pareja. Mercury demuestra ser un semidiós con una interpretación vocal impecable y evocadora, verdaderamente emocionante. El tema está acompañado por la guitarra acústica de May con un rollo y sonidos inspiración hindú u oriental.

Bicycle Race, es un super clásico de Queen compuesto por Mercury, su irónica y compleja letra está inspirada en el Tour de Francia que pasó por Suiza cuando estaban grabando el disco. Es otro paradigma de originalidad y mezcla de estilos musicales, que Mercury combinaba hasta convertirlos en un clásico del rock. La parte central suenan timbres de bicicletas, y un sólo de guitarra muy duro, la canción va tornando del pop vocal al rock duro, todo aderezado por la profundidad vocal de Freddie. Muchos de sus fans acudían los conciertos con timbres de bicicletas en honor a este gran himno de Queen.

video

Para continuar con If You Can’t Beat Them, un tema compuesto por Deacon. Es un tema de puro rock guitarrero, más duro que otros temas compuestos por Deacon como Another One Bust The Dust. Deacon demuestra una vez más su calidad como músico, gran solo central de May, y unos coros alucinantes. Es una pasada, y además abunda en la variedad y originalidad de Jazz.

Let Me Entertain You, es uno de mis temas favoritos de Queen, compuesto por Freddie, es inmejorable para comenzar los directos y dar la bienvenida al público. Debido a la ingeniosa letra de Mercury “Déjenme darles la bienvenida... Están listos para el entretenimiento?... dejen que les entretenga...” Un corte de rock and roll, directo y corto. Con un sonido de batería de Taylor contundente y genial, y la guitarra de May tan original y heavy como siempre.

La siguiente es Dead On Time toda una maravilla de May. se trata de unaturbulenta e intensa composición de puro hard rock, con unos agresivos y veloces ritmos de guitarra y bajo, y una interpretación vocal de Mercury llena de fuerza y potencia, demostrando que era el más grande al combinar todos los registros vocales. Hacia el final las guitarras, la voz y la batería se vuelven aún más veloces y feroces, impresionante. Es curioso que al final suenan unos truenos de tormenta, que parece que el propio May grabó de una tormenta que les sorprendió en el estudio de grabación y que les dejo sin electricidad.

Pasamos de la electricidad a la candidez de In Only Seven Days. Una genial balada compuesta por Deacon, que además toca la guitarra acústica y el omnipresente bajo. todo acompañado con Freddie al piano y con su sublime capacidad vocal. Es una verdadera maravilla comprobar la capacidad y la naturalidad con la que Queen cambiaba de registro musical manteniendo e incluso aumentando su calidad musical. Una de las mejores baladas de Queen y de las más apreciadas por sus fans.

Dreamers Ball, compuesta por May, es otro gran ejemplo de la heterogeneidad y variedad de la que el grupo hace gala en Jazz. Ya que nos encontramos con un tema muy rollo swing de inspiración sureña americana. Una vez más, Freddie hace una exhibición a las voces, pero además se demuestra las grandes voces que tienen todos los componentes de Queen, en este caso John y Roger, que con sus imitaciones vocales de respaldan la voz principal de Mercury. Un grupo total capaz de adentrarse en cualquier estilo, hacerlo suyo, y además crear todo un hit potencial, siempre ayudado por sus conmovedoras letras.

Fun it, la primera composición de Roger Taylor, es un tema muy funk con un regusto bailable absoluto, muy presente siempre en los Queen. El sonido de batería es brutal, utilizan por primera una batería electrónica una novedad con la Queen de nuevo experimenta y se adentra en otros territorios musicales. Con un éxito excepcional, ya que el tema es hipnótico, para no dejar de escuchar nunca, se acaba y quieres ponerlo otra vez. Es verdadero entretenimiento hecho canción.

Hacia el final nos encontramos conmovedora balada Leaving Home Ain’t Easy, compuesta por Brian May. Se trata de otra vuelta de tuerca más al sonido de Queen, ahondando en la excepcional variedad musical de Jazz. Personalmente, la considero una de las mejores baladas que haya escrito Queen, la voz de Freddie lo llena todo y la belleza de la guitarra acústica de May es incuestionable.

Proseguimos con Don’t Stop Me Now de Mercury, un verdadero himno mundial que comienza con Freddie la piano tocando de forma memorable y con su voz cuasi divina, con un cambio de ritmo frenético en el que May se sale con su guitarra llena de intensidad, con un solo para los anales del rock. La canción tiene un ritmo sorprendente, un verdadero himno del directo por su excepcional y coreado estribillo. Es el espectáculo musical de Queen en su máxima expresión, que ha marcado a muchas generaciones.

video

Finalmente, el álbum se cierra con More Of That Jazz, segunda composición de Taylor. Roger demuestra su talento y genialidad, ya que pone la voz principal y se ocupa de las guitarras, el bajo y, por supuesto, la magnífica percusión. Es otra curiosidad genial de Queen con un ritmo muy rockero tanto en la guitarra como en la voz. Se cierra de forma muy original con un medley de fragmentos de distintas canciones del disco. Se trata de todo un broche de oro, absoluto paradigma de la versatilidad y originalidad que desprende Jazz por su cautro costados.

En definitiva, Jazz es un disco lleno de intensidad, variedad, energía, talento, que nos muestra a uno de los mejores grupos de la historia del rock en su mejor momento de creatividad y capacidad de experimentación musical. Los cuatro son genios y en Jazz no hacen más que demostrar su talento, una calidad que ponen la servicio de nuestro deleite personal.

Comentarios

  1. Completísima reseña, Pedro. Reconozco que este es uno de los discos de Queen que más me cuesta escuchar. No obstante, no deja de ser una muestra más del carácter polifacético de un grupo que, prácticamente, hizo de casi todo.
    Un abrazo, amigo. Te deseo una feliz Semana Santa.

    ResponderEliminar
  2. A Queen le pasa ( y perdón por la comparación) como a los gorrinos, que se apreovecha todo de ellos. No hay disco que no me guste o tema que me parezca que sobre, así que tus comentarios me han parecido fantásticos. ¿Has pensado en dedicarte a la crítica musical? se te daría de miedo amigo.

    Un abrazo :-))

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Ricardo por tus palabras. Es difícil decir mi disco favorito de Queen, tiene tantos y tan buenos, Jazz es de los mejores, pero ya se sabe la música es pura subjetividad y estado de animo. Si algún día te apetece escucha otro vez Jazz es el mejor ejemplo de que son capaces de hacer casi de todo, como bien dices. Que pases un gran Semana Santa. Un abrazo amigo.

    Pedro, una vez más, gracias por tus palabras y por pasarte por mi blog. Estamos de acuerdo con Queen, no hay disco de ellos que no me guste... Es mi grupo favorito ha marcado mi vida desde que tengo uso de razón. La verdad es no lo había pensado, la música sólo es una afición que mueve mi vida, pero no hay que descartar nunca nada.

    Otro abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  4. estoy de acuerdo con el ejemplo de los gorrinos de Pedro.
    No hay absolutamente ningún disco que de Queen del que no se pueda sacar provecho. Unos gustaran más que otros como es normal, pero en todos hay genialidades y originalidad. Yo tengo una predilección especial por "The Game", fue mi primer álbum de ellos. Pero me encantan todos y cada uno de sus discos y gracias a ellos me he ido abriendo a sonidos menos amigables (por decir algo), como el hard rock con el que no estaba muy familiarizado.

    La descripcion del album que has hecho es impresionante y se nota que lo vives. Enhorabuena por el trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jordi por acercarte a Mundo de Babel. Coincido con vosotros me gustan todos los discos de Queen, bueno quizás el más flojo, desde mi punto de vista, es el Hot Space. Y, curiosamente, The Game es también uno de mis favoritos, seguramente lo analizaré en profundidad en el futuro. Lo que está claro es que cada disco de Queen es diferente e interesante y eso les hace muy grandes. Muchas gracias por tus palabras. Un saludo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares:

Grandes Iconos Universales XI: La Virgen de las Rocas, Leonardo da Vinci, 1483-1486.

Maravillas del Mundo Antiguo VII: El Circo Máximo de Roma.

Maravillas del Mundo Antiguo II: El Partenón, Atenas.

Grandes Hallazgos Arqueológicos II: La tumba de Tutankamón.

Maravillas del Mundo Antiguo III: Las Pirámides de Gizeh.