Personajes Singulares de la Historia VI: Hipócrates.


Hipócrates de Cos vivió entre los años 460 y 380 a. C., de su vida se tienen escasos datos, pero es seguro que sus doctrinas constituyeron el núcleo central de la escuela de los Asclepíadas de la isla de Cos. Además se sabe que fue suegro del medico Polibio y que ejerció la profesión médica en el norte de Grecia, en Larisa, donde murió con unos ochenta años. Y no hay duda de que es una de las figuras más importantes de la civilización griega, los filósofos Platón y Aristóteles lo definen como una de las luminarias griegas. Pero es el médico Galeno, en el siglo II d. C. el que hace que pase a la historia como padre de la medicina. Al ser el fundador de la medicina fisiológica, que renegaba de las prácticas curativas mágicas y basaba la práctica médica en el funcionamiento del organismo. Además Hipócrates encarnaba el ideal médico de aunar el amor por su labor terapéutica y por el ser humano. Alejándose, por tanto, de la tradicional curación mágica griega ligada a los santuarios de Asclepio. Su fama fue enorme, un ejemplo de esta fama es que los eruditos de la biblioteca de Alejandría denominaron como hipocráticos una serie de textos médicos, más de 50 tratados de médica general, patología, anatomía… que formaban el llamado Corpus Hippocraticum. Un conjunto de escritos que no se puede asegurar que fueran redactados por Hipócrates, aunque la mayoría son de su época.

Pintura mural que representa a Galeno e Hipócrates. Siglo XII (Italia).

Con Hipócrates nace la ciencia médica, aunque en Egipto y Persia ya existía la labor médica, es en Grecia donde los médicos hipocráticos llevan a cabo sus tratamientos a partir de la observación directa de la enfermedad. El diagnóstico consistía en la exploración directa del cuerpo del paciente: a través de mirar, tocar, oír la respiración o incluso oler al enfermo. Un diagnóstico que además debía tener en cuenta el lugar donde vivía el enfermo, ya que una de las bases del corpus es que las enfermedades eran generadas por la forma de vida o el ambiente que rodea al enfermo. Además el corpus hipocrático establecía como algo básico la comunicación entre médico y paciente en la realización del diagnóstico. Para Hipócrates la medicina estaba al servicio de la ciudad y del ser humano, y el médico debía aunar el amor a su ciencia, pero también a la humanidad. Hipócrates hablaba en estos términos acerca de la enfermedad “... que llaman sagrada sucede lo siguiente. En nada me parece que sea algo más divino ni más sagrado que las otras, sino que tiene su naturaleza propia, como las demás enfermedades, y de ahí se origina. Pero su fundamento y causa natural lo consideraron los hombres como una cosa divina por su ignorancia y su asombro…

Instrumental quirúrgico de la Antigua Grecia.

El pensamiento de Hipócrates es fruto del contexto filosófico imperante en los siglos VII al VI a. C. en Asia Menor y en la Magna Grecia, de los llamados filósofos presocráticos, como Heráclito o Empédocles, creadores de teorías generales sobre la naturaleza humana. Por ejemplo la teoría hipocrática de los cuatro humores o de los cuatro elementos de los que está formado el ser humano (sangre, bilis negra, bilis amarilla y pituita) está relacionada con los cuatro elementos básicos de la naturaleza de Empédocles (tierra, aire, agua y fuego) La terapia hipocrática se basaba en restaurar el equilibrio entre esos cuatro elementos corporales. Además Hipócrates es el iniciador de la dietética, ya que según él la alimentación debía cambiar en función del clima y las estaciones. Además señalar que dentro del Corpus un documento fundamental, atribuido a Hipócrates, es el llamado Juramento Hipocrático que constituyó durante más de mil años el código ético de la medicina. El médico juraba por diversas divinidades (Apolo el Médico y Esculapio y por Higía y Panacea y por todos los dioses y diosas), cumplir diversos deberes como: “…Guardaré silencio sobre todo aquello que en mi profesión, o fuera de ella, oiga o vea en la vida de los hombres que no deban ser públicos, manteniendo estas cosas de manera que no se pueda hablar de ellas…” En definitiva, Hipócrates está muy vigente en la medicina contemporánea, que ha recuperado la idea hipocrática de relación entre salud, medio ambiente y alimentación.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas Populares:

Maravillas del Mundo Antiguo VII: El Circo Máximo de Roma.

Grandes Iconos Universales XI: La Virgen de las Rocas, Leonardo da Vinci, 1483-1486.

Maravillas del Mundo Antiguo II: El Partenón, Atenas.

Grandes Hallazgos Arqueológicos II: La tumba de Tutankamón.

Maravillas del Mundo Antiguo IV: El Palacio de Cnosos (Creta).