ARDI y los primeros Homínidos.

La aparición de los primitivos homínidos se produce a finales de la era terciaria, durante el Mioceno y el Plioceno, hace unos 7 millones de años, momento en que los Homínidos que se separan de los grandes simios. Se documenta un cataclismo natural en la zona oriental de África, que separa, por un lado, a los simios de la selva, los llamados Póngidos, como el chimpancé, el gorila o el orangután, y los Hilobátidos, como los gibones. Y por otro lado a los que quedan en la sabana, que tienen que evolucionar y sobrevivir sin tantos árboles, los Homínidos. Por lo que se produce la bajada de los árboles y la progresiva adaptación a la vida en el suelo. Evolucionan y pasan a ser bípedos, se levantan sobre sus patas traseras, lo que supone el gesto más importante de la Humanidad. Ya que significa el arranque del llamado Proceso de Hominización, que continúa con los dos grandes géneros el género Australopiteco y el género HOMO. Un Homo que ante la liberación de las manos, consecuencia fundamental de caminar erguido, desarrollará la capacidad de generar comportamiento cultural y de trasmitir cultura heredada.

Todo el proceso arranca con estos primeros Homínidos, que serían nuestros antepasados iniciales, los cuales conocemos gracias a algunos hallazgos asombrosos:

Cráneo de TOUMAÏ.

TOUMAÏ, fósil de 7-6 millones de años encontrado en el Chad, que significa en la lengua local “Esperanza de vida”. Parece ser que se trata del último ancestro común entre el chimpancé y el género homo. Su estructura craneal se parece mucho a la de un mono, pero la cara es corta y los dientes, en especial los colmillos, son pequeños y se parecen mucho a los de un ser humano moderno. Por lo que pudo ser el primer homínido o, por lo menos, uno de los primeros en empezar el camino de la Hominización. Sin embargo, no hay pruebas suficientes para afirmar que era bípedo.

Huesos largos de ORRORIN.

ORRORIN TUGENENSIS, extraordinarios fósiles de homínido encontrados en el año 2000 en Kenia, con una antigüedad de 6 millones de años. Un simio de 1,40 metros de altura cuyas características del fémur y de la dentadura eran similares a las de los humanos modernos. En concreto, la estructura de los huesos largos de la pierna nos indica que caminaba erguido, era bípedo. Quizás fue el primero en levantarse, en ponerse de en pie e iniciar el largo camino evolutivo que conduce hasta nosotros, los Sapiens Sapiens.

Reconstrucción ideal de ARDI.

ARDIPITECUS RAMIDUS, de 4,4 millones de años, descubierto por TIM WHITE en la región del Afar en Etipia, en el África oriental. El Ardipitecus está de nuevo de actualidad por los artículos de Tim White, de la Universidad de California en Berkeley, publicados en la revista Science. Donde presenta los principales descubrimientos de la investigación y estudio de 110 especímenes de Ardipithecus. Y sobre todo de ARDI, como han denominado al ejemplar mejor conservado. Una hembra que pesaba 50 kilogramos y medía alrededor del metro y medio y de la que se conserva un esqueleto parcial con gran parte del cráneo y la pelvis. De nuevo una hembra, como el excepcional hallazgo de LUCY o la NIÑA DE DIKIKA, ambas Australopitecus Afarensis de 3,3 millones de años.

Interesante fragmento del artículo de la revista Science.

ARDI tenía un cerebro pequeño, incluso más pequeño que el del Australopithecus y similar al de los chimpancés hembra. Su cara tenía un hocico prominente, lo que le confería una apariencia muy simiesca. Según Tim White, Ardi vivía en un ambiente boscoso y húmedo, donde existían claros, bosques y prados. Subía a cuatro patas a las ramas de los árboles, como algunos primates del Mioceno hacían, y caminaba erguido sobre las piernas traseras cuando se encontraba en el suelo. El Ardipithecus caminó sobre dos piernas aunque no de forma tan eficaz como los homínidos posteriores. C. OWEN LOVEJOY, investigador de la Universidad del Estado de Kent, indica que la pelvis del Ardipithecus es particularmente útil para comprender cómo el esqueleto de los homínidos se modificó progresivamente al bipedalismo. Y sugiere que el Ardipithecus pudo también correr, pero probablemente con menos velocidad y eficacia que los humanos.

Los dientes y el cráneo del Ardipithecus son bastante diferentes de los del Australopithecus y los simios modernos. Ardi y su linaje eran omnívoros, contaban con una dieta relativamente diversa que incluía frutas, nueces u hojas. El análisis de sus dientes también sugiere que el Ardipithecus era socialmente menos agresivo que los chimpancés y otros simios africanos actuales. Además, el hecho de que los dientes de macho y hembra sean de tamaños similares, a diferencia de lo que sucede en los simios africanos, también indica que estos homínidos podrían haber participado en un sistema social que supusiera menos competición entre los machos. Los investigadores también proponen que las manos eran ya relativamente ágiles y que sólo requerían un alargamiento de los pulgares y un acortamiento de los dedos para poder utilizar y producir herramientas.

Las manos de ARDI.

De manera que sería nuestro prístino ancestro, al haber liberado sus manos y posiblemente empezar a utilizarlas. Lo que combinado con el progresivo aumento del cerebro y la capacidad craneana nos conducirá hasta el género HOMO, y el primer inventor de la humanidad, el Homo Habilis. Que abre un imparable camino evolutivo que culmina con nosotros, los Sapiens Sapiens. Que en la actualidad poblamos y explotamos el planeta tierra. Y somos tan contradictorios, por no decir arrogantes, que jugamos a ser dioses, con la ciencia, con la robótica o intentando conocer otros planetas, sin conocer nuestro propio planeta. Los océanos, donde se inició la vida, están sólo parcialmente descifrados, y ni siquiera sabemos aún con certeza quien es nuestro primigenio ancestro, el que supuso nuestra separación de los simios. Si ARDI nos viera que pensaría…

Comentarios

  1. e creado un comentario muy bueno y no veo q me aparezca donde esta¿?¿?¿

    ResponderEliminar
  2. me parece un texto muy bueno y muy extenso que me ha servido de gran ayuda. pero os anímo a que realiceis unos pequños puntos claves de lo que comentáis en el texto.
    igualmente informaciones extensas y completas como esta son las que necesita internet!!!!!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares:

Maravillas del Mundo Antiguo VII: El Circo Máximo de Roma.

Grandes Iconos Universales XI: La Virgen de las Rocas, Leonardo da Vinci, 1483-1486.

Maravillas del Mundo Antiguo II: El Partenón, Atenas.

Grandes Hallazgos Arqueológicos II: La tumba de Tutankamón.

Maravillas del Mundo Antiguo IV: El Palacio de Cnosos (Creta).