DREAM THEATER – Black Clouds & Silver Linings (2009)


Cada dos años tengo la gran suerte de poder embelesarme escuchando la nueva obra del mejor grupo de la actualidad, los americanos Dream Theater. Tras el magnífico Systematic Chaos, en el que, desde mi punto de vista, continuaban la línea abierta por el Train Of Trought, modernizando su sonido y la intensidad de su música. Ahora regresan, en parte, al sonido del excelente Octavarium, cercano a los clásicos Images and Words o Metropolis. En este Black Clouds & Silver Linings, que es toda una verdadera obra de ingeniería musical encerrada en tanto sólo seis temas, que mezclan todos los elementos que han hecho a Dream Theater los más grandes: momentos de puro progresivo, de fusión con el jazz, de rock sinfónico, de thrash metal, sublimes estribillos y excepcionales melodías. Es una mezcla de todo lo mejor del rock y el metal en una extraordinaria combinación sublimemente ejecutada. Hay que decir que Black Clouds, al igual que todos los discos de Dream Theater, es un disco para degustar con tranquilidad y escuchar con detenimiento, ante la complejidad de su música, no en vano con sólo seis cortes el disco tiene una duración de más de setenta minutos. Algo que podría parecer exagerado, pero una vez que te adentras en cualquier joya de Dream Theater suelen parecerte incluso cortas. Es un disco complejo musicalmente, y sin embargo esta lleno de sentimientos desbordantes y de unas melodías sobrecogedoras.



La superproducción comienza con A Nightmare To Remenber, iniciada con unos sonidos de tormenta acompañados de la poderosa batería de Mike Portnoy, para enlazar con un tremendo riff de guitarra, absolutamente thrash metal, del genial John Petrucci. Es un tema en el que destaca, para mi sorpresa, la voz de James Labrie mucho más profunda y roquera combinada con su habitual tono melódico. La canción en su parte central se torna absolutamente melódica e incluso taciturna, de la caña metálica a la melodía más popera, eso es Dream Theater. Tras esa parte un excelente duelo de solos de guitarra y teclado nos hace alucinar. El tema culmina con el batería cantando el final de tema, en un tono casi death, y desarrollando toda una serie de ritmos metálicos basados en la base rítmica del bateria y el bajo John Myung. A continuación el corte A Rite of Passage, el single del disco, un tema directo y metálico, lleno de energía, en que nos vuelven a mostrar sus habituales guiños a Metallica. El comienzo no pude ser más extraño, con la voz de Labrie distorsionada y un poderoso riff de guitarra, que da paso a un sublime estribillo. Puro metal progresivo en su versión más cañera, especialmente en la guitarra de Petrucci, cuyo sólo domina toda la parte central y final del tema, junto con un glorioso solo de teclado, muy distorsionado, de Jordan Rudess, excepciónales. El tercer tema es Wither, la balada del disco y el corte de menor duración, una de las mejores baladas de Dream Theater, muy inspirada. Se trata de un tema de Petrucci en solitario, lleno de melancolía y dulzura, perfecto para la melosa voz de Labrie, muy emocionante.


video


Video: A Rite Of Passage.


El disco prosigue con The Shattered Fortress, que parece completar una excelsa Suite que el grupo lleva gestando desde el Six Degrees of Inner Turbulence de 2002. Introduciendo en cada disco las distintas partes de la suite. Una Suite que conoce su final en este Black Clouds, con sus tres últimos movimientos (X Restraint; XI Recieve; XII Responsible). Un final que se nos revela impresionante, de nuevo un pesado riff de guitarra sumamente metálico, y las voces del batería y el cantante se funden en esta orgía metálica. De tremendo virtuosismo, llena de partes instrumentales muy complejas y de una belleza insuperable en el panorama musical actual. El quinto corte The Best of Times, está dedicado a Howard Portnoy, el desaparecido padre del batería. Este homenaje se convierte, a mi modo de entender, en una de las mejores y más bellas canciones que he escuchado en mi vida. Es una verdadera delicia sonora, que te transporta y te hace evadirte de la realidad durante sus trece minutos, que sinceramente se me hacen muy cortos. Su inicio es relajado y sinfónico, muy clásico con una guitarra acústica emocionante y llena de sentimiento. Es un corte de puro rock progresivo (se aprecia la influencia de los Rush), donde la calidad de estos músicos se pone a nuestro servicio para hacernos disfrutar y emocionar. El estribillo es una maravilla, muy evocador, con unas partes instrumentales excepcionalmente melódicas y una voz que capta a la perfección la emoción del tema, me quedo sin palabras. Y el sexto y último corte es The Count Of Toscany, de casi 20 minutos, quizás es musicalmente una de las mejores canciones de Dream Theater y por tanto de la música contemporánea. Si Best Of Times era una delicia sonora, Count Of Toscany es una joya musical e instrumental. Con una guitarra inicial super progresiva (muy Satriani), es un compendio de todas las influencias (Queen, King Crimson, Pink Floyd, Metallica, etc.) y las virtudes del grupo. Es un resumen de la historia del rock, del metal y del progresivo, que encumbra definitivamente a Dream Theater como el mejor grupo del mundo, sin ningún género de dudas. Sorprende por su reconocible estribillo, por sus magníficas partes instrumentales, en las que destaca John Petrucci, elevándose a la categoría de mito de la guitarra. Como se demuestra en la parte central del tema (a partir minuto 11) con un solo de un bestial sentimiento, insuperable.


Además, para un disfrute mayor, la edición especial viene con un disco extra con seis excepcionales versiones, todas magníficamente ejecutadas, en las que demuestran cuales son sus influencias. Destacar el medley de Queen, al rescatar uno de los mejores y más desconocidos discos de la banda británica Unas versiones que suponen un aliciente añadido, para hacerse con esta joya de la música.


1. Stargazer (Rainbow del album Rising)


2. Tenement Funster / Flick Of The Wrist / Lily Of The Valley (Queen del album Sheer Heart Attack)


3. Odyssey, de la banda de rock progresivo Dixie Dregs.


4. Take Your Fingers From My Hair, de Zebra, unos desconocidos del rock progresivo


5. Larks Tongues In Aspic Pt. 2 (King Crimson, del album Larks' Tongues in Aspic)


6. To Tame a Land, del Piece of Mind de los Iron Maiden.


En definitiva Black Clouds & Silver Linings, en mi opinión, es uno de los mejores discos de Dream Theater. Un disco que los encumbra no sólo a la cima del metal progresivo mundial, si no al cenit de la música actual en general. A los que os cuesta entrar en este grupo, por su densidad, os pido que hagáis un esfuerzo, ya que os estáis perdiendo las maravillas sonoras del mejor grupo, musical e instrumental, de la historia.

Comentarios

Entradas Populares:

Grandes Iconos Universales XI: La Virgen de las Rocas, Leonardo da Vinci, 1483-1486.

Maravillas del Mundo Antiguo VII: El Circo Máximo de Roma.

Maravillas del Mundo Antiguo II: El Partenón, Atenas.

Grandes Hallazgos Arqueológicos II: La tumba de Tutankamón.

Maravillas del Mundo Antiguo III: Las Pirámides de Gizeh.