Póstumo epitafio para WOLFMOTHER.



Un auténtico grupazo de “retro-hard-rock” procedente de Sydney, que nos sorprendieron en 2006 con uno de los mejores discos de los últimos diez años, y creo que me quedo corto. Wolfmother es un disco redondo, enérgico, y vitalista donde los temazos se suceden, los estribillos son inolvidables, las guitarras memorables, los teclados son evocadores, la batería suena apasoniada... Su estilo se podría definir como hard-rock con grandes y marcadas influencias de los grupos de rock duro de los 70, e incluso de la vertiente psicodélica y progresiva, pero poderoso e intenso.



El comienzo es electrizante, Dimension tema palpitante, lleno de fuerza y evocador en su estribillo de sus reminiscencias Black Sabbath, apoteósico.
White Unicorn, es más pasional y relajado en sus inicios, un medio tiempo donde la influencia de Led Zeppelín es más palpable. Psicodélico y progresivo, ejemplo perfecto de la destreza instrumental del trío australiano.
Woman, tema lleno de la energía, que sólo el mejor rock puede trasmitir, si el mundo estuviera en orden debería haber sido un hit mundial, con ese Hammond omnipresente, excepcional su estribillo. Sublime y original.
Where Eagles Have Been, otro medio tiempo excepcional, de glorioso estribillo (muy Black Sabbath de nuevo) aún más psicodélico Con el sello electrizante e intenso de los Wolfmother, como puede comprobarse en su genial solo.
Apple Tree, es como un resumen de todo lo que los grupos ingleses hicieron en los 70, pero mejorado y actualizado. Otro hit en potencia lleno de dinamismo y energía, magnifico el sonido de la batería, y Andrew Stockdale con el disfraz de Tony Iommi
Joker & The Thief, espectacular en su comienzo con un tridente instrumental que demuestra ser colosal. Magníficos los teclados de bajista Chris Ross, el estribillo, el sonido de guitarra original, insuperable.
Colossal, otro temazo, de nuevo muy Black Sabbath, con otro estribillo memorable, toda una exhibición de cómo hacer un tema de rock duro, sencillo y visceral, totalmente colosal.
Mind’s Eye, tema relajado y psicodélico en sus inicios, que desemboca en todo un torrente musical, de un grupo en estado de gracia. El estribillo inmejorable, de sublime musicalidad, de nuevo el teclado es pieza fundamental. Myles Heskett se exhibe en la batería, otro verdadero hit potencial.
Pyramid, rock duro absoluto y genial, gran inicio con la base rítmica a plena potencia, el riff de guitarra único y progresivo, de nuevo magnifico estribillo. Me quedo sin calificativos, geniales y punto.
Witchcraft, de nuevo mucha influencia de los 70 (Led Zeppelin), la inclusión de la flauta hace que se torne en otro tema vital y energizante.
Tales, otro auténtico hit triunfal, con un inicio muy psicodélico y un cambio de ritmo antológico, que nos lleva al enésimo estribillo vitalista, trasmite dinamismo y energía por todas partes.
Love Train, un disco lleno de grandes singles, y este es otro de ellos, un tema donde a los consabidos estribillos se le añade un duelo central entre la guitarra y el teclado que lo convierten en un auténtico trallazo de rock.
Vagabond, de nuevo la vertiente más psicodélica de los 70 totalmente actualizada, un tema instrumentalmente genial, que consigue retrotraernos a lugares y momentos mejores.

Lo dicho, un auténtico discazo, que será muy complicado de superar. Ya que en agosto de 2007 el grupo se separo, Andrew Stockdale se queda sólo con el grupo e intentando buscar sustitutos para Chris Ross y Myles Heskett, que piensan en hacer otro grupo. Creo que la magia y la brillantez que trasmitían Wolfmother será imposible de recuperar. Ojala me equivoque y Andrew mantenga con éxito al grupo, y Chris y Myles sean el embrión de otro grupazo. El tiempo pondrá a cada uno en su lugar, ya que no es posible que un grupo con tan sólo un disco deje de funcionar, yo nunca entenderé a los músicos.




Comentarios

  1. Pedro, te has salido con este homenaje a un grupazo enorme como pocos. ¿Que si fueron resultado de alguna desconocida estrategia de márketing musical o similar? Lo diré así, por muy soez que suene: ni puta idea, pero qué bueno que es este disco, qué grande este grupo. Esto es rock por los cuatro costados. Y, sí, sería una pena que Wolfmother pasaran a la historia y no volvieran (aunque menuda forma de pasar a la historia). Quedan dos esperanzas: la de que siga en pie, aunque sea con otra formación, y la del nuevo grupo que creen los prófugos Chris y Myles. Y que sean acojonantes, por supuesto.

    Muy sentido tu análisis del disco y del grupo, sí señor. Cada palabra está impregnada de la fascinación que te generaron. ¡Salud!

    ResponderEliminar
  2. No hay reseña del segundo disco.

    ResponderEliminar
  3. Si, por supuesto que la hay, en Diciembre de 2009. Gracias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares:

Grandes Iconos Universales XI: La Virgen de las Rocas, Leonardo da Vinci, 1483-1486.

Maravillas del Mundo Antiguo VII: El Circo Máximo de Roma.

Maravillas del Mundo Antiguo II: El Partenón, Atenas.

Grandes Hallazgos Arqueológicos II: La tumba de Tutankamón.

Maravillas del Mundo Antiguo III: Las Pirámides de Gizeh.