Burn After Reading (Quemar después de leer)


Siempre he sido fan absoluto de los hermanos Cohen desde Sangre Fácil, Arizona Baby, Fargo, El Gran Lebowski, pasando por O’ Brother, Muerte entre las Flores o la más reciente No es país para viejos, ganadora del oscar a la mejor película, director y guión original. En las que propusieron su particular y extravagante óptica sobre los géneros tradicionales del cine de Hollywood. Siempre haciendo gala de un particular sentido del humor, con unos guiones magníficos, y un excepcional estilo narrativo. Con constantes e ingeniosas conversaciones entre personajes y con momentos deslumbrantes y geniales (el momento del cine en O’ Brother)
Burn After Reading sigue ahondando en esa línea extravagante y personalista de los Coen, destaca por su excepcional reparto, y contiene de nuevo momentos memorables y sorprendentes (como el del personaje de Brad Pitt en un armario). Estamos ante una sátira delirante de la sociedad americana, no sólo de los servicios de inteligencia, sino de las personas de mediada edad, que protagonizan la película y que parecen vivir una espacie de crisis de los 40 a lo bestia. Destacar los personajes de Brad Pitt, G. Clooney y Malkovic totalmente irreconocibles, hasta se podría decir que patéticos. Un patetismo e idiotez de los personales sobre el que se monta toda una vorágine de acontecimientos, que articulan la historia, y conducen a los personajes a situaciones delirantes o trágicas. Como es el caso del personaje de Frances McDormand, cuya obsesión por operarse, la introduce en carrusel de idioteces. Esas necesidades de idiotas son las que marcan la película en una cascada de hechos cruzados que desembocan en secuencias patéticas, es una farsa absoluta.

Una tragicomedia genial, no altura de otras de los Coen, como El Gran Lebowski, pero si por encima de la media del cine actual.

Comentarios

Entradas Populares:

Grandes Iconos Universales XI: La Virgen de las Rocas, Leonardo da Vinci, 1483-1486.

Maravillas del Mundo Antiguo VII: El Circo Máximo de Roma.

Maravillas del Mundo Antiguo II: El Partenón, Atenas.

Grandes Hallazgos Arqueológicos II: La tumba de Tutankamón.

Maravillas del Mundo Antiguo III: Las Pirámides de Gizeh.