martes, 22 de mayo de 2012

Grandes Mitos de la Antigüedad III: Re, el Sol del Antiguo Egipto.

 Representaciones de Re como Khepri y Atón.

Re o Ra fue el principal dios del panteón Egipcio, y la principal divinidad para los egipcios, casi se podría decir que era el Dios único. Re, que significa simplemente Sol, tenía una relevancia religiosa capital en el Antiguo Egipto. El astro Sol dominaba la vida cultual en Egipto, desde el 2689 a.C. en Heliopolis se elaboran complejas teorías sobre la creación del mundo, en las que el Re pasa a tener un papel fundamental. El Sol era una obsesión para los egipcios, sus diferentes aspectos lumínicos, sus cambios de forma durante su recorrido diario... causan una gran fascinación. Los egipcios lo asemejan con el oro, material brillante, resplandeciente y eterno, al igual que Re. Según la Letanía de Re la invocación típica de los egipcios para el dios Sol sería: “salve a ti, Re, perfecto cada día, que surges al amanecer sin falta...”. Re puede manifestarse como astro o disco solar (Atón) o como la representación de las fuerzas que de él surgen. El astro Sol pasaría por tres etapas en su curso diario que estarían descritas por tres divinidades distintas: el sol de la mañana es el escarabajo Khepri, un coleóptero alado para representar su elevación hacia el cielo, regenerado tras su viaje nocturno. El sol del mediodía, en el cenit de su brillo, es representado como una esfera ardiente o un disco solar, esto es, Re y Atón. Y el sol de atardecer, cuando su brillo entra en declive, adquiere la apariencia del dios Atum, un carnero de piel verde que se identifica con Osiris.

Típica representación de Re, con cabeza de halcón y sobre ella el disco solar.

Un elemento capital para la comprensión de la religión egipcia es la fusión entre el Sol o Re, símbolo de vida, y Osiris, dios de los muertos y del renacimiento del Nilo. Los Egipcios crecían al renovación de la naturaleza y en sus ciclos, y que todos los dioses provienen de un único dios creador, Re, que con su renacimiento sin fin se asemeja al renacimiento de Osiris. Re da la vida cada día con su nacimiento, es un ciclo natural, del mismo modo que Osiris en su renacer provoca la inundación anual del Nilo, que hace que Egipto sea fértil. En principio, Osiris la divinidad de las tinieblas está muy alejado de Re, pero finalmente, como se puede leer en la tumba de NefertariOsiris descansa en Re”, ambos son fuerzas complementarias en el ciclo de la vida para los egipcios. Además el ocaso del sol y su reparación también están ligadas a su muerte y renacimiento. En la noche, Re, realiza un misterioso viaje por el centro de la tierra, en su transcurso renace regenerado lo que permite su reaparición a la mañana siguiente. Los destinos de Re y Osiris son idénticos al formar parte de ciclos periódicos. Que tiene que ver con las dos eternidades que se contemplaban en el mundo egipcio una cíclica y renovadora, llamada nehe, y otra lineal sin cambios o djet

Luxor, con el obelisco de Ramses II en honor a Ra.

Para los Egipcios Re es el primer soberano de Egipto, padre de todos los dioses, y creador del universo, el cielo, y la tierra. Re, como padre divino, es el centro de la cosmogonía o mito de la creación que fue elaborada en Heliopolis, ciudad llamada así por los griegos, en realidad era la ciudad egipcia de Iunu. En ella se crea el mayor santuario de culto a Re o Ra, es donde los sacerdotes crean todo el mito de la creación del dios Sol y del Universo. Según dicho mito, Re se crea así mismo dentro del llamado océano primigenio o nun, del que emerge una colina en la que Re asciende al firmamento. Según este mito los hombres son creados a partir de las lagrimas de Re, unos hombres que veneran a su dios creador erigiendo en su honor obelisco, pirámides y templos solares que parten de la forma de la piedra ben-ben, venerada en Heliopolis, que representa esa colina en la que asciende el Sol al cielo. Y Re creaba en solitario, no estaba acompañado por una divinidad femenina. Aunque luego ya en época tardía se se le añaden esposas e hijas (como Isis o temible Sekhmet).

Las grandes pirámides, símbolo supremo del dios del Sol.

El poder de Re es tremendo, y desde la Dinastía II los faraones optan por aprovecharlo asociando su nombre al dios Re o Ra, el primero en hacerlo es Raneb. Con la Dinastía III se inicia la construcción de pirámides, o escaleras que permiten al faraón muerto ascender hasta Re, la primera fue la famosa pirámide erigida por Djoser en Saqqara. Ya durante la Dinastía IV los faraones incorporan a su protocolo el título de “hijo de Re”, el primer hijo de Re fue el gran Kefren. De esa manera, el faraón pasaba a compartir la esencia divina de Re, como su heredero en la tierra. De forma que, los faraones alcanzan un poder político y divino que nunca será igualado, paradigma de ese poder absoluto y sacro son sus gloriosas pirámides, que representan la unión definitiva y perfecta del faraón con Re. Las grandes pirámides de Gizeh, erigidas por el propio Kefrén, Keops y Micerino, son ya rampas ascensionales para que el alma del faraón ascendiera hasta el cielo, para colocarse al lado de Re. En tiempos de la Dinastía V (2494-2345 a. C.), poder de Re con dios supremo queda totalmente asentado, Heliopolis (o Iunu) y su casta sacerdotal adquieren gran importancia. Momento en el que el faraón Usherkaf construye el primer gran templo solar dedicado al dios Sol.

La menos conocida "Pirámide Roja" de Seneferu en Dahshur.

Los faraones de esta Dinastia V erigen cerca de sus pirámides templos solares dedicados a Re, que también glorificaban al soberano como auténtico hijo de Re. Unos templos magníficos, que recordaban a la famosa piedra ben-ben, o colina primigenia por la que dios Sol ascendió al cielo. Re es el dios supremo del panteón egipcio, y a partir de esa Dinastía V ese poder hace que el resto de dioses se vean alterados en su aspecto y cualidades por el dios Sol. Es la "solarización" el panteón egipcio, cuyo principal exponente será Amón, dios tebano que con la Dinastia XII es recuperado del olvido y se convierte en el dios principal de Karnak. Pues en tiempos de la Dinastía XVIII, ya en el llamado Imperio Nuevo, para asegurara la legitimidad de Amón se va a proceder a su fusión con Re, y “el oculto” Amón Re se convierte en un nuevo dios del cielo egipcio. Por otra parte, hay que mencionar al faraón hereje Aknenatón, que a mediados de la mencionada dinastía XVIII quiso hacer una revolución religiosa instaurando el culto a Atón. Es decir, sólo se recibía culto o se veneraba el aspecto visible de astro o disco solar de Re, que recibe el nombre de Atón, una reforma religiosa que finalmente no sobrevive más allá del reinado de Aknenatón. 

Templo Solar de Niuserre, Dinastia V.

Re, el dios Sol, es el centro de la mitología egipcia, es el dios del cielo, del sol y responsable del origen de la vida, todo gira alrededor de él, tanto los dioses como los faraones se van trasformado bajo su sobrenatural influjo. Y para su culto y glorificación se erigieron algunas de las más bellas maravillas de la historia de la Humanidad, en todo ello reside su eterna relevancia.

Bibliografía: 
Stephen Quirke. Ra, el dios del sol. Madrid, 2003. 
Maite Mascort Roca. Re, el Dios del Sol. Historia de National Geographic, Nº 37, 2007.

domingo, 20 de mayo de 2012

Unisonic - Unisonic.


Unisonic supone el regreso de Michael Kiske, una de las voces más tremendas del rock duro, a un grupo de verdad tras nada más y nada menos que dieciséis años. A lo que se añade la presencia de su antiguo compañero en la época dorada de Helloween, el guitarrista Kai Hansen, que por fin deja de cantar y se dedica a lo que sabe hacer, que es componer y tocar la guitarra. No estoy diciendo que no guste Gamma Ray, todo lo contrario, pero creo hubiera sido un grupo mucho más grande con un cantante como Kiske. Este esperanzador grupo se completa con Kosta Zafiriou a la batería, el omnipresente productor y bajista Dennis Ward (ambos de Pink Cream 69) y el notable guitarrista Mandy Meyer (ex-Gotthard), y como es lógico todos contribuyen en el excelente sonido de Unisonic. En primer lugar, para los que esperaban una especie de Kepeer III, que la verdad no se como el posible que andemos así en el año 2012, no estamos ante un disco de power alemán. Un hecho que, desde mi punto de vista, es totalmente de agradecer, Unisonic es heavy/hard rock de gran clase y elegancia. 


También está bastante alejado del AOR de otro proyecto anterior de Kiske llamado Place Vendome, a pesar de que muchos se empeñen en ver parecidos. Unisonic es rock duro que mezcla todas las influencias de los grandes músicos y compositores que lo forman, nada de ritmos machacones y dobles bombos, es todo buen gusto y calidad. Además el sonido, de la mano del gran ingeniero Dennis, es espectacular, impoluto y limpio, todo está perfectamente compensado. Quien quiera volver a escuchar a los Helloween de los Keeper que, sencillamente, los desempolve y los vuelva a poner en su equipo musical. Unisonic es un nuevo grupo, que esperemos que prospere ya que puede dar muchas alegrías, en forma de grandes discos y conciertos, a los fans del heavy lleno de clase y variedad.

video

El disco se abre con el single ya conocido, el homónimo Unisonic, quizás la canción más netamente metal del disco, con ese aire a Judas que Hansen no puede evitar en sus composiciones, pero con la voz de Kiske todo es diferente. Es un verdadero himno con un gran estribillo y volver a escuchar a Kiske en estas tesituras es un verdadero lujo. Una de mis favoritas es la también ya conocida Soul Alive (que habíamos escuchado en versión demo) ahora totalmente mejorada con unas melodías de guitarras dobladas muy power, es una excepción dentro del disco, con un memorable estribillo, y, curiosamente, la canción está compuesta por Mandy Mayer y no por Hansen. Never Too Late es un tema puro hard rock, y extrañamente está compuesto Hansen, guitarras sencillas y un gran estribillo, trasmite un buen rollo y un dinamismo tremendo, una canción hecha para disfrutar de la voz de Kiske. I’ve Tried es diferente y rockero, está compuesto por Dennis, y parte de una sencilla estructura marcada por un gran sonido de bajo y batería, pero nada tiene que ver con Pink Cream 69, es muy americana y original, con aires a Bon Jovi o Van Halen, en serio.


Star Rider es tremenda y elaborada, es otra composición de Dennis, que bien podía haber sido de Hansen, en la que Kiske se luce. Esto todo elegancia y posee un espléndido estribillo que me recuerda a los mejores momentos del duo Kiske-Hansen, metal melódico en su máxima expresión. Otra de mis favoritas es Never Change Me, muy reconocible y accesible, también muy hard rock americano. El estribillo es para enmarcar y el sonido de bajo y guitarras es tremendo, también muy happy, nos alegra el día y nos hace disfrutar. Aún no me creo que se un tema de Hansen, me alegro que sepa componer sin su constante aire a Judas. La primera parte del disco la cierra Over The Rainbow, una balada que Hansen ha estructurada para hacernos disfrutar de la voz de Kiske, que lo tiene todo fuerza, melodía y sentimiento, verdaderamente sublime, llena de cambios y con un sonido impoluto y espectacular. 


Continuamos con Renegade, un gran medio tiempo lleno de elegancia compuesto por Dennis Ward, otro tema sencillo y efectivo, con mucha épica en el estribillo, que va ganado enormemente con las escuchas. My Sanctuary, es otra de las que ya conocíamos, y es sensacional, puro heavy entretenimiento lleno de dinamismo, con un estribillo absolutamente coreable, ideal para el directo, salido del genio del duo Ward/Hansen. Muy emotiva e intensa es King For A Day, compuesta por Hansen, posee un gran sonido de guitarra y batería, y otro estribillo ideal para la voz de Kiske, junto con unos grandes coros, que recuerdan a Gamma Ray, y un gran solo central. Otra de las destacadas es We Rise, en la que Kiske se muestra pletórico en un estribillo que se nos graba a fuego, todo un himno de Kiske/Hansen pero más pausado, esto no es Helloween es Unisonic, y aquí la pausa la pone Ward, pero es igualmente sensacional, como se puede ver en el tremendo solo central. El disco se cierra con No One Ever Sees Me, una preciosa balada acústica compuesta por Kiske, su única composición del disco. El tema está lleno de belleza melódica, grandes guitarras acústicas, teclados y una estelar interpretación vocal, que pone el broche de oro al disco. Un disco compacto, variado, con un sonido y producción espectacular, para disfrutar y recuperar para la causa del rock duro al excelso Michael Kiske. Si os despojáis de estereotipos y absurdas comparaciones con el pasado lograréis disfrutar con el gran trabajo de Unisonic.

Nota: 8,5/Notable Alto.

viernes, 11 de mayo de 2012

Maravillas del Mundo Antiguo VIII: El Santuario de Apolo en Delos.

Los leones de Naxos, guardianes del Santuario.

Delos, una pequeña isla del mar Egeo, conocerá un gran desarrollo cultural y económico, gracias a que según el mito fue el lugar de nacimiento de Apolo. Por lo que se construirá un gran santuario dedicado a Apolo, y bajo el influjo y poder aglutinador del Santuario, Delos será en un gran centro religioso y comercial. A pesar de ser una pequeña isla de escasos cinco kilómetros cuadrados de terreno árido, y gracias a la alargada sombra de Apolo y su santuario, Delos llegará a ser uno de los grandes centros religiosos de todo Grecia. Delos está vinculada al nacimiento de Apolo y al mito clásico de la llamada Era Ortigia o “el islote de las codornices”, único lugar que quedó sin ubicación fija en el mundo, tras la creación de la tierra y los mares. y que vagaba por los mares sin estar sometido a ningún poder. Es de nuevo la promiscuidad de Zeus la responsable de todo, ya que Leto, una de sus amantes, estaba en cinta y ninguna cuidad le daba cobijo por temor a la ira de Hera, la esposa de Zeus. Por lo que Ortigia era el único lugar propicio para Leto, tras nueve días y nueve noches bajo el único árbol de la isla, una palmera, Leto se puso de parto, gracias al consentimiento final de Hera, que era la controlaba los alumbramientos. Y así nacieron los gemelos, primero Artemis, y luego Apolo. Tras dicho nacimiento los dioses terminan con el deambular de Ortigia, dejándola fija en el Egeo, ya con el nombre de Delosla brillante”.

Vista general de la Isla, pétrea y seca.

Según el Himno Homérico a Apolo de Delos, del siglo VI a. C., Leto llegó a un acuerdo con la mítica isla en estos términos “si estás dispuesta a acoger a mi hijo Apolo y albergar su gran templo (...) todos los hombres ofrecerán sacrificios aquí y alimentarás a tus habitantes por medio de sus donaciones...”. No obstante, la isla, por su pobreza y suelo pedregoso, temía que Apolo buscase otro emplazamiento para su templo y obliga a Leto a jurar por la laguna Estigia que Apolo construiría "en Delos un templo glorioso que sirviera de oráculo a los hombres”. De esta manera, Apolo honró el acuerdo y elevó a Delos por encima del resto de santuarios, convirtiéndose en gran centro de peregrinación para honrar al Dios de la poesía, la música y la adivinación. Lógicamente, el mito tiene siempre una realidad histórica de trasfondo... 

Mapa con los santuarios de la Antigua Grecia.

La arqueología y la historia nos indican que el primer asentamiento humano en Delos se desarrolló en época micénica, en el III milenio a.C.. Y es a partir del siglo IX a. C. cuando los Jonios convierten a la pequeña isla de Delos en un destacado lugar de culto, donde se celebra un gran festival religioso a finales del invierno en honor a Apolo, que congregaba a los griegos de acento junio, tanto de Grecia como de Asia Menor. Delos se convierte en un santuario panhelénico de primer orden, y además pasa a ser el centro de los circuitos mercantiles del Mediterráneo y un gran puerto comercial. Ya que las peregrinaciones al santuario provocaban que los fieles, muchos de ellos comerciantes, llegaran a todo tipo de tratos. Según el propio Himno Homérico “...todos los hombres ofrecerán sacrificios y se reunirán aquí...” de esa manera, los jonios consagraron la isla con sus ofrendas y riquezas, y Delos se llenó de construcciones, templos y tesoros. 

Mosaico en una de las construcciones de Delos.

Atenas va a tener un papel muy importante en Delos desde el siglo VI a. C., dada su cercanía a la isla y su mítico culto a Apolo. Hacia el 540 a. C. Atenas, bajo la tiranía de Pisistrato, controla Delos y procede a su purificación de la isla. Para albergar los templos de culto a los dioses debía eliminarse cualquier enterramiento del lugar, los dioses no podían estar en contacto con los muertos. Tras esa maniobra religiosa había una clara estrategia de Atenas para hacerse con el control del mediterráneo y su comercio. Tras las tiranías Delos tuvo una menor importancia, hasta que en el año 478 a. C. se va a fundar la Liga de Delos contra los persas, encabezada por Atenas. Delos se convierte en sede de una confederación de ciudades-estado jonias de Grecia, Asia Menor y el Egeo, con la idea de hacer frente al invasor persa. Atenas, como cabeza visible de la Liga de Delos, domina de nuevo la mítica isla, y en el 426 a. C. procede a una nueva purificación, impidiendo las muertes y los nacimientos en la isla, Delos debía ser sólo un lugar de culto. Además se instauraron grandes festivales delícos celebrados cada cinco años, y la isla se monumentaliza de forma espectacular, se convierte en un grandioso templo. En ese grandioso santuario dedicado a Apolo se celebraban festivales que congregaban a todos los griegos que participaban en sus procesiones, bailes, teatros, ceremonias de culto, juegos atléticos... 

Teatro de Delos.

Un santuario formado por suntuosos templos y tesoros, que se conservan en el actual yacimiento arqueológico, y que constatan su importancia desde época micénica y arcaica. Las construcciones que mejor se conservan en la actualidad son las realizadas a partir del siglo VI a. C., aunque también hay importantes restos micénicos, u otros del siglo VII a. C. como los famosos leones de mármol, donados por las gentes de Naxos, verdaderos guardianes del santuario. Un santuario situado en la zona oeste de la isla, donde se construyeron tres templos dedicados a Apolo, el más grande de ellos comienza a construirse en el 478 a. C., de orden dórico y seis por trece columnas en su peristilo. Además de una gran variedad de edificios sagrados y otros templos como el de Hera, Dionisio o Artemis. Los peregrinos desembarcaban en su puerto y llegaban al Agora, dedicada a Hermes, que era la antesala de la llamada vía sagrada o de las procesiones con una stoa o pórtico, por la que el peregrino era conducido al santuario amurallado de Apolo, cuya entrada era un enorme propileos de mármol. El Santuario recibía al peregrino con sus templos, tesoros o construcciones realizadas en honor a Apolo por las diversas ciudades griegas, y con su colosal estatua de Apolo, de la que se conservan algunos restos. Junto a un gran lago sagrado pegado a la muralla y hoy en día seco. Además contaba con un gran estadio y gimnasio al pide del Monte Cintio, lugar del mítico nacimiento de Apolo, para la disputa de los juegos atléticos. Y un excepcional teatro de mármol, construido en el siglo III a. C., para reemplazar a otro anterior de madera, que podía acoger a unos seis mil espectadores.

Otra construcción de Delos, con las estatuas de Cleopatra y Dioscurides al fondo.

El esplendor del Santuario estaba unido al de la Liga de Delos, que con el tiempo se convierte en un instrumento propagandístico e imperialista de Atenas. Una Atenas que cae derrotada en la guerra del Peleponeso en el 404 a. C., tras lo cual Delos perderá gran parte de su clásico esplendor. Y no es hasta época helenística, hacia el 150 a. C., cuando Delos recupera gran parte de su importancia como emporio comercial. Como centro del Mediterráneo entre Asia, Grecia y la península Itálica, era un mercado propicio controlado por los herederos de Alejandro. Los monarcas helenístico dotaron a la Isla de nuevas y valiosas construcciones, era todo un museo al aire libre, testimonio de los miles de pueblos que habían pasado por allí. Delos se convierte en un gran centro comercial más que cultual, y se genera una gran cuidad, con mucha población, el urbanismo se desarrolla en paralelo a su pujanza comercial desde ese siglo II a. C. Destacar del Helenismo el santuario de los Toros erigido por Demetrio Poliorcetes para conmemorar su victoria sobre los ptolomeos. Ese Delos gran emporio internacional se consolida con la llegada del poder de Roma, ya que Roma lo convierte en una especie de paraíso comercial, al eliminar las tasas comerciales y colocarla de nuevo bajo tutela de Atenas. 

Templo de Isis, testimonio de la introducción de divinidades orientales en época helenística.

De esta manera, Roma convertía a Delos en su punta de lanza comercial para competir con otras ciudades y puertos libres del Mediterráneo. Nuestra pequeña isla sagrada deja de ser un enclave cultual para convertirse en un opulento centro comercial poblado por habitantes de todos los puntos del Mediterráneo, el mundo conocido antiguo, y su oráculo recupero su relevancia con Roma. Llegamos al siglo I a. C. en el transcurso de las guerras de Roma con el rey Mitrídates de Ponto, Delos es saqueada hasta en tres ocasiones desde el 88 a. C., y gran parte de su población asesinada, se habla de más de veinte mil muertos. Un hecho que supuso el fin definitivo del esplendor de Delos como Santuario y emporio comercial. Ya en los primeros siglos de nuestra era Delos permanece como un pequeño asentamiento que poca enjundia. Y con la llegada del cristianismo Delos queda totalmente olvidada y su grandeza queda sólo para el recuerdo, como otras muchas maravillas de la Antigüedad. Uno de los grandes santuarios del mundo antiguo pierde su importancia y desaparece dejando como testimonio sus grandiosas ruinas, muestra de su mítica gloria cultual y comercial.

Bibliografía: 
Roldán J. M. Historia de la Grecia Antigua. Ed Universidad. Salamanca.1998. 
Etienne, R. F. La Antigua Grecia. Historia de la Arqueología helenística. Barcelona.1998 
Finley, M. I. La Grecia Antigua. Economía y Sociedad. Crítica, 1984.

viernes, 4 de mayo de 2012

Novedades musicales destacadas, abril 2012.


Accept - Stalingrad. Los fans del heavy metal más clásico están de enhorabuena con el regreso a la actualidad musical de Accept, una de las bandas más míticas del metal europeo. Que han sabido retomar su carrera de forma acertada y facturando grandes discos, ya su anterior Blood Of The Nations me gustó, y ahora lo han superado con su flamante Stalingrad. ya no cuentan con el carisma y voz del pequeño gran Udo, pero la elección de Mark Tornillo ha sido acertada, a lo que se une el saber hacer del duo Hoffman-Baltes. Han sabido mantener la esencia de los Accept más clásicos y facturar dos grandes discos de Heavy Metal. Stalingrad sigue la línea de su predecesor y está marcado por grandes composiciones de metal clásico magníficamente ejecutadas. Con temas directos, cañeros, llenos de energía como la inicial Hung, Drawn And Quartered, muy contundente. para continuar con Stalingrad, quizás una de las canciones de heavy metal del año, todo un épico himno lleno de grandeza. Los cortes de puro heavy se suceden con grandes riffs, sencillos estribillos y mucha contundencia como Hellfire, Flash To Bang Time, The Quick And The Dead o Revolution. Muy destacable también la épica y melódica Shadow Soldiers, llena de pasajes acústicos. En definitiva, un gran disco de heavy tradicional, que hará la delicias de sus fans. Notable. 



Axel Rudi Pell - Circle of the Oath. Nunca pensé que un nuevo disco de Axel Rudi Pell me iba a sorprender, para bien, a estas alturas. Daba por hecho que la grandeza de discos como Black Moom Pyramid, Oceans of Time o The Masquerade Ball no iba a ser recuperada. Pues me equivocaba totalmente con Circle of the Oath Axel retoma su mejor sonido, lógicamente es Axel, su tradicional sonido es inmutable pero ahora las composiciones son sensacionales. Las sublimes melodías de guitarra y los grandes teclados lo inundan todo, es el mismo Axel pero con el feeling de antaño. Acompañado, de nuevo, de la majestuosa voz del poco valorado Johnny Gioeli. Con esos mimbres los grandes temas se suceden como Ghost in the black, Run to the wind o Before I die, tres grandes temas de heavy/rock directo y pegadizo en los que demuestra ser aún un gran maestro del heavy melódico. Al igual que en Circle of the Oath, uno de sus clásicos y majestuosos medios tiempos con un inicio espectacular y acústico, lleno cambios y partes muy originales. El nivel se mantiene con grandes cortes melódicos como Hold on to your dreams, Fortunes of war, Bridges To Nowhere, en un disco muy Notable. 



Halestorm - The Strange Case Of... Estamos ante uno de los grupos con más proyección del rock/metal americano dado su gran sonido y la calidad de unas composiciones muy accesibles y variadas. El disco destaca por su gran variedad ya que se pasa del metal más enérgico al rock americano más radiable y melódico. Halestorm destacan también por el liderazgo y la poderosa voz de Elisabeth Hale, toda una revelación del rock americano. El inicio no puede ser más metálico y guitarrero como el single Love Bites (So Do I), un tema de lleno de energía, muy americano al igual que Mz. Hyde lleno de fuerza y un gran estribillo. Con I Miss The Misery entramos en un rock/metal de emisora de radio americana, marcado por la modernidad y la melodía, en esa línea se mueve la destacable Beautiful with You, absolutamente comercial, casi adolescente. Ritmos más duros y stoner los encontramos en Freak Like Me, o en In Your Room donde se ponen a la altura de los grandes del metal alternativo americano. En definitiva, mucha variedad, una gran ejecución y una gran voz en un grupo con gran futuro. Altamente Interesante.



H.E.A.T - Address The Nation. H.E.A.T. son la gran revelación del hard rock melódico europeo, ya me sorprendieron, para bien, con su anterior disco Freedom Rock, pero sufrieron el revés de la marcha de su cantante y fundador Kenny Leckremo. Algo que parece no haberles afectado ya que el nuevo cantante Erick Grönwall tiene una voz excelente, es toda una sorpresa dentro del hard rock melódico. H.E.A.T. regresan a la actualidad con mucha calidad y elegancia en unas composiciones que transpiran los años 80 por todos lados. Tanto en las melodías, como en los estribillos que se graban a fuego, en los toques AOR y Glam o en los grandes teclados. Address The Nation recupera lo mejor del hard rock clásico de la década de los 80.  Desde la inicial Breaking The Silence, muy en la línea de los Europe clásicos, todo son excelentes melodías, teclados y coros muy de los 80, como en el single Living on the Run, uno de los temas del hard rock melódico del año. Es increíble como hacen tributo a muchas bandas del pasado pero sonando a ellos mismos como en Falling Down, la estelar balada The One and Only o Better of Alone. El disco no decae en ningún momento con composiciones como In And Out of TroubleNeed Her Heartbreaker, muy accesibles y llenas de clase. Con Address The Nation los geniales H.E.A.T. se confirman como la gran esperanza para los amantes del hard rock melódico, Sobresalientes.



Imperial State Electric - Pop War. Segundo disco del nuevo grupo que formó Nick “Royale” Andersson tras la disolución de The Hellacopters. Y nos vuelve a ofrecer un disco de rock and roll bien ejecutado con grandes guitarras, estribillos, melodías y arreglos. Un disco directo, corto, con un inicio espectacular en el que las melodías son las grandes protagonistas. Y como siempre podemos apreciar las influencias de Nick, todo tiene un aire muy a Beatles, a los primeros Kiss, Cheap Trick, The Knack. Desde la inicial y directa Uh Huh todo está lleno de rock and roll clásico lleno de grandes coros y estribillos, que escasea en la actualidad. Las melodías son impresionantes destacar Narrow Line o la estelar y accesible Can’t Seem To Shake It Of My Mind, la mejor del disco. También hay cortes más enérgicos, en la línea de The Hellacopters, como Back On Main, Deride And Conquer o Sheltered In The Sand, que son sensacionales. Y el contrapunto al disco lo ponen dos grandes temas que dan el toque exótico al disco: Waltz For Vincent, un gran medio tiempo/balada y la apoteosis épica que supone la final Enough To Break Your Heart, llena de arreglos de cuerda. Un disco corto, certero y 100% recomendable para los los fans del rock and roll. Altamente Interesante. 



Koritni - Welcome to the Crossroads. Koritni son una banda australiana muy poco conocida en nuestro país, yo los conocí con su disco de 2007 Lady Luck, y me sorprendieron gratamente. Su anterior Game Of Fools ya fue un paso adelante y ahora con Welcome to the Crossroads regresan con un disco lleno de grandes canciones de hard rock y un sonido excepcional, gracias a la producción del gran mezclador canadiense Mike Fraser (Aerosmith, AC/DC, Buckcherry o Van Halen). Koritni nos ofrece mucho y buen rock duro cargado de adrenalina y gasolina, todo llevado por la gran voz de Lex Koritni, con un aire a Josh Todd de Buckcherry. Down at the Crossroads abre el disco con gran sabor al hard rock americano clásico y a la carretera, con la colaboración de Jeff Scott Soto, la gran influencia de ACDC de su primer trabajo se ha ido aminorando. Encontramos sonidos más cañeros y contundentes como en Better Off Dead o Tv’s Just a Medium, uno de lo mejores temas, con Jeff Waters (Annihilator) en el solo principal. Las guitarras y las melodías son excelentes como en el gran medio tiempo Lost Of Words, en Sometimes o en la preciosa balada Hold On. Gran trabajo para fans del sleazy hard rock americano bien ejecutado, Koritni progresan adecuadamente. 



Meshuggah - Koloss. Nueva maravilla sonora de metal experimental de estos locos suecos, Meshuggah son pura precisión y técnica extrema, ya en su anterior Obzen ofrecieron toda una obra maestra de su forma de entender el metal destructor, oscuro y técnico, ahora con Koloss no hacen más que reafirmarlo. Pero además logran que un disco tan denso y brutal como Koloss sea muy audible y no se me haga nada largo y pesado como otras de sus obras, que me costaba digerirlas del tirón. Koloss es puro metal arrollador lleno de una sucesión de riffs muy pesados, unas guitarras y una batería marcadas por una sobrenatural precisión matemática. Las guitarras de Fredrik Thordendal y Mårten Hagström son oscuras y machaconas, al igual que la batería de Tomas Haake, todo aderezado con la siniestra y profunda voz de Jens Kidman. El disco está lleno de guitarras diabólicas, mortíferos y cortantes ritmos que taladran nuestro cerebro como en la inicial I Am Colussus o en la asfixiante The Demons Name is Surveillance. El nivel técnico es tremendo y las atmósferas son oscuras, tétricas y evocadoras como en Do Not Look Down, Behind the sun, The hurt that finds you first. Crudeza y clase progresiva a partes iguales en Break Those Bones Whose Sinews Gave it Motion o Marrow. Una vez más Meshuggah demuestran ser únicos y colosales, y que marcan el camino a seguir dentro de su género, muchos intentan imitarles pero son inigualables y sobresalientes. 



Poets of the Fall - Temple of Thought. Nuevo disco de uno de los mejores grupos de rock escandinavo, que regresan a la actualidad dos años después de su destacable Twilight Theather. Yo descubrí a estos maravillosos finlandeses con su Carnival of Rust y su Revolution Roulette, llenos de rock cargado de originalidad y personalidad. En Temple of Thought continúan con su hard rock independiente, cuidado e intenso, son los maestros de la elegancia musical y las melodías en sus temas rockeros, medios tiempos y baladas, todo marcado por la sublime y preciosa voz de Marko Saaresto, un verdadero genio. Sin duda Poets of the fall mantienen el nivel con un disco lleno de variedad, belleza y grandeza, el grupo desprende magia y personalidad desde el comienzo con un tema directo como Running out of Time. Son pura elegancia, grandes y cuidadas melodías, estribillos sensacionales y una voz que emociona en cortes como Temple of Thought o la mágica y emocionante balada/single Cradled in love. Junto con temas explosivos y evocadores como Kamikaze Love o The Lie Eternal. Son auténticos genios a la hora de componer temas lentos y majestuosos llenos de belleza como Skin, The Distance, y otros rockeros y originales como Show me this Life o The Ballad of Jeremiah Peacekeeper. Uno de los grupos más Notables del rock europeo, si aún no los conoces no lo dudes son muy grandes. 



Shinedown - Amaryllis. Con tan solo cuatro discos a sus espaldas Shinedown se han convertido en uno de los grandes del metal/rock americano. Procedentes de Jacksonville (Florida) han conseguido gran repercusión con su hard rock contemporáneo, lleno de potentes singles, grandes medios tiempos y baladas para enmarcar. Ya en su anterior Sound Of Madness, para mi el mejor disco de metal americano en años, demostraron que eran los líderes del rock moderno USA, con un sonido caracterizado por melodía y contundencia a partes iguales y mucha variedad musical. Lejos de repetir formula y dormirse en el éxito cosechado en Amaryllis Shinedown dan una vuelta más de tuerca a su sonido rock americano intensificando esa amalgama de crudeza y melodía. El disco es como una montaña rusa de cambios en el que encontramos temas duros y rockeros como la inicial Adrenaline o el single Bully, junto con otros accesibles y radiables, marcados por el piano y melodía como su segundo y emocionante single Unity o la tremenda Amaryllis. Todo acompañado de la capacidad vocal de su cantante Brent Smith, que llena de sentimiento unas canciones caracterizadas por unas letras muy sentimentales y reflexivas. A partir de ahí tenemos temas cortos e intensos como Enemies, I‚m Not Allright, o las sensacionales y modernas Nowhere Kids, For My Sake. Junto con grandes medios tiempos como Miracle y baladas impresionantes como I’ll Follow You o la emotiva Through the Ghost. Si te gusta el rock/metal moderno made in USA, no lo dudes Shinedown son tu banda. Sobresalientes.


Próximamente UNISONIC...