viernes, 29 de noviembre de 2013

Novedades musicales destacadas, octubre 2013.


Ayreon - The Theory of Everything. El genio del rock progresivo y de las complejas operas conceptuales Arjen Anthony Lucassen vuelve a la actualidad con su novena obra, una nueva aventura musical tan elaborada y compleja como siempre. Su nueva historia se basa en la novela de ciencia ficción de Douglas Adam, la Guia del Autoestopista Galáctico, aprovechando para reflexionar acerca de la vida y el universo. Los vocalistas invitados y colaboraciones son un verdadero lujazo, destacar a los jóvenes Cristina Scabbia y Tommy Karevik, y los clásicos Keith Emerson y Rick Wakeman, demostrando las raíces de su música (Yes, Emerson, Lake & Palmer o Pink Floyd) y dando momentos de verdadera brillantez. Musicalmente es un viaje alucinante por el rock, el folk, el metal atmosférico, pero excesivamente largo, 42 cortes en las que se dividen cuatro canciones largas (Singularity, Symmetry, Entanglement y Unification), una verdadera locura. Hace imposible un análisis pormenorizado, es un disco para escuchar y mucho, con tiempo, y paladear los distintos pasajes musicales. Y si eres fan del progresivo más purista no saldrás defraudado de este nuevo e Interesante viaje musical de Ayreon. 


Epysode - Fantasmagoria. Segunda entrega del proyecto del gran guitarrista belga Samuel Arkan, todo un compendio de metal oscuro y progresivo con un grupo de músicos de auténtico lujo: entre otros, el batería Leo Margarit (Pain of Salvartion) o el bajista Mike LePond (Symphony X). Además cuenta con las voces de grandes del metal europeo como: Tomas Englund (líder de Evergrey), y el genial, y poco valorado, vocalista alemán Henning Basse. En cuanto a lo musical estamos ante prog metal muy elaborado, lleno de dramatismo y oscuridad, con muchos cambios de ritmo y grandes melodías de guitarra, como en las iniciales: The Arch, o la oscura Vemon, junto con las poderosas Morning Rose y The Black Parade, donde luce la gran voz de Englund. Destaca T.H.O.R.N.S.llena de lirismo y potencia, el dramatismo de Raven’s Curse con grandes duetos de voces. En el final destacar: Fantasmagoria (orquestal e intensa) y el virtuosismo y melodía de Forgotten Symphony. Notable trabajo de Arkan, que quizás se hace algo largo de escuchar, no obstante, si disfrutas de grupos como Evergrey no te defraudara. 


Monster Magnet - Last Patrol. Uno de los grandes grupos del stoner americano, con sensacionales discos a sus espaldas como Powertrip. Pasaron por una etapa complicada y en los últimos años parecen haber retomado la buena senda musical con obras tan potentes como Mastermind, o el que nos ocupa Last Patrol, que es toda una muestra de stoner rock duro, crudo, guitarrero, psicodélico, rock underground de gran base rítmica. El disco cuenta con riffs potentes y alucinantes, como en la extensa Last Patrol, nueve minutos de potente y puro stoner. Psicodelia en Three Kingfishers o Paradise, y la sensacional Hallellujah, marcado por un potente sonido de batería y magnífico solo de guitarra. El gran y crudo single Mindless Ones, terminando con la original The Duke (Of Supernature) con un percusión y un feeling muy setentero. Al final un gran tema como End Of Time, tremenda base rítmica y elegante dosis de psicodelia, de lo mejor del estilo sin duda. Notable disco de los renacidos Monster Magnet, si eres fans de ellos y del mejor stoner americano no te lo pierdas. 


Pearl Jam - Lightning Bolt. La gran banda de rock alternativo de Seattle vuelve a la palestra musical tras su fabuloso regreso con su anterior Backspacer. Y con Lightning Bolt confirman esa buena senda musical, marcada por la variedad y influencias mas modernas, queriendo llegar a un público aún mas amplio. Rock moderno y potente como la inicial Getaway, mucha energía y contundencia en el single Mind your manners (acelerada, muy rollo punk rock). grandes líneas de guitarra y melodías vocales en My Father’s Son (con un gran estribillo). Otro gran tema es Sirens, en el que se luce la potencia y emotividad de la voz de Eddie Vedder, preciosa y melosa melodía con un estribillo profundo y cálido, de lo mejor del disco. El gran arranque lo completamos con Lightning Bolt (vibrante y rockera). Del final destacar la original y misteriosa Pendulum, el gran medio tiempo Swalloded Whole y la bella Sleeping Myself. Notable disco de Pearl Jam, marcado por la variedad musical como nueva seña de identidad de los de Seattle.


Place Vendome - Thunder In The Distance. El proyecto melódico del Michael Kiske y Dennis Ward nos presenta su tercera entrega, que sigue las mismas líneas musicales que los dos anteriores trabajos. De nuevo, es la tremenda y profunda voz de Kiske al servicio de buenas composiciones de AOR y hard rock melódico de compositores como: Timo Tolkki, Magnus Karlsson o Tommy Denander. El sonido es de una gran nitidez con gran presencia de teclados (de un destacado Gunter Werno), orquestaciones y una instrumentación encaminada a resaltar la soberbia capacidad vocal de Kiske. Los grandes coros, el barroquismo en los teclados y los pegadizos estribillos marcan el disco desde la inicial Talk To Me, de las mejores, por su gran estribillo, The Power Of Music (de cautivadora melodía) o Broken Wings (moderna y potente). Puro AOR pomposo en I Cant Rain Forever, junto con la belleza melódica de Hold Your Love, y las pegadizas y alegres Never Too Late y My Heart is Dying. Para terminar la melancólica balada Maybe Tomorrow, y el temazo del disco, de lo mejor del AOR del año, la tremenda Thunder In The Distance de sublimes coros y teclados. En definitiva, otro Notable disco de Place Vendome, para deleite de los fans del AOR bien ejecutado y mejorado por la excelsa voz de Kiske. 


Protest the Hero - Volition. Uno de los grupos mas sorprendente y originales nos regala otro gran disco lleno de su prog metal caleidoscópico e imprevisible, de una técnica instrumental al alcance de unos pocos elegidos. Protest the Hero llegaron a mi en un momento que estaba hastiado del metal tradicional de estribillo/solo/estribillo, y renovaron mi esperanza de que era posible crear algo novedoso dentro del metal. Y es que son unos locos, auténticos titanes de sus instrumentos luciendo en improvisación, clase, elegancia y buenas melodías. Volition, su cuarto disco de estudio, es pura velocidad y complejidad musical combinada con accesibles melodías, como en la inicial Clarity, de un gran y pegadizo estribillo, pero, de repente, se pasa a sus caóticos (en apariencia) cambios musicales. Sucesión de tappings y técnica es constante, junto con las sublimes guitarras de Luke Hoskin, en Drumhead Trial (pura celeridad musical) o en Tilting Against Windmills. De las mejores es Without Prejudice (sublimes desarrollos de guitarra y bajo). Con positivas melodías y estribillos en Yellow Teeth, y en el medio tiempo Plato’s Tripartite, donde se luce el cantante Rody Walker. Pero la velocidad y caos regresan con A Life Embossed, la pegadiza Underbite y la cañera Animal Bones. Y para terminar un temazo como Skies. quizás de lo mejor que han compuesto, en el que mezclan todos los elementos musicales del grupo: variedad, melodía, técnica, caña, épica y sublimes estribillos. Sobresaliente para Protest the Hero, que confirman que son unos de los mejores y mas virtuosos grupos de metal progresivo del siglo XXI. 


Seventh Key - I Will Survive. Grata sopresa la que nos han dado el gran guitarrista y compositor Mike Slamer y el cantante y bajista Billy Greer (Kansas), al retomar este gran proyecto de hard rock melódico. Sus dos primeras obras son una verdadera delicia musical, y esta tercera entrega no desmerece en absoluto. En mi humilde opinión, estamos ante el disco de AOR y hard rock melódico del año, todo es clase, elegancia, sinfonía, melodía en unas composiciones de un nivel que pocos en el siglo XXI pueden ofrecer. El inicio es espectacular con la sublime I Will Survive, una gozada de rock sinfónico con un ritmo y dinamismo brutal, pasando por la hardrockera Lay In On The Line, de maravilloso estribillo, junto con el delicioso medio tiempo I See Your There. Las tremendas armonías y melodías continúan con la marchosa y llena de ritmo It’s Just A State Of Mind, con la acústica y emocional Sea of Dreams y con un Time And Time Again, lleno de sentimiento y elegancia instrumental. El disco no decae en ningún momento, hacia el final tenemos la sublime When Love Sets You Free, puro AOR lleno de armonías delicadas de guitarra. Pasando a la rítmica Down, la preciosa balada What Love’s Supposed To Be y la sinfónica y marchosa I Want it All, de alucinantes coros. Sobresaliente regreso musical de Seventh Key, que esperamos tenga algo más de continuidad, ya que son de lo mejor del estilo, sin duda alguna. 


Trivium - Vengeance Falls. Uno de los grandes grupos del nuevo metal americano regresa a la actualidad tras su espectacular In Waves, y lo hacen manteniendo y potenciando las señas de identidad de su groove metal moderno, potente y personal. Vengeance Falls es un disco más crudo y directo, en el que demuestran su madurez y variedad a la hora de componer. Está lleno de grandes hits metálicos marcados por su descomunal base rítmica, totalmente aplastante, que les hace muy grandes. El comienzo es apabullante con tres verdaderos cañonazos de puro metal crudo y contundente: Brave This Storm (de gran estribillo y melodía vocal), Vengeance Falls (impresionante riff y sonido de batería) y el single Strife (gran sonido de guitarras y estribillo). El disco no tiene temas de relleno son todos pelotazos de puro metal: las cañeras y efectivas No Way To Hell y To Believe, las pegadizas y con mucha melodía At The End Of This War y Villayni Thrives, y la final y alucinante Wake (The End Is Nigh) con un inicio enigmático, melancólico y oscuro, y un cambio y desarrollo de un ritmo alucinante, mi favorita. Están en estado de gracia, hasta en los bonus, como la original versión que hacen del Losin My Religion de Rem. Trivium demuestran, una vez más, estar a la cabeza del metal americano, por discos tan Sobresalientes y aplastantes como Vengeance Falls.

En Noviembre: Alberto Rionda Alquimia, Andi Deris, Michael Sckenker, Stryper, Read Fang...

jueves, 21 de noviembre de 2013

Personajes Singulares de la Historia XXIII: Calígula.

Busto de Calígula.
Nuestro relato comienza en el año 35 d.C. el emperador Tiberio redacta su testamento, en el que norma sucesores a Calígula (sobrenombre de Cayo Julio César Germánico) y a Tiberio Gemelo, su nieto carnal. Sin embargo, en el año 37 d.C. muere Tiberio y Calígula anula el testamento y se convierte en emperador único. Sus primeros meses de gobierno estuvieron marcados por la buena administración y gestión, y una gran generosidad con el pueblo y ejército romanos. Pero seis meses después de ser coronado Calígula cae gravemente enfermo. Una enfermedad provocada, según Filón de Alejandría, por los excesos a los que se hizo aficionado Calígula tras convertirse emperador. Esa enfermedad es un punto de inflexión en el reinado de Calígula, hasta ese momento se le comparaba con el gran Augusto, pero al estar tan cerca de morir su carácter y personalidad cambian profundamente. Algunos mencionan que la enfermedad pudo ser provocada por una pócima que le suministraba su nueva esposa Cesonia, con la que se casó tras la muerte de su querida hermana Drusila.

Calígula ante la tumba de sus ancestros, por Eustache Le Sueur, 1647.
Sea como fuere, Calígula había cambiado para siempre, una de sus primeras medidas es asesinar a aquellas personas que habían prometido sus vidas a cambio de la recuperación del emperador. Sus alocadas medidas humillaban a los patricios romanos, obligaba a los senadores a correr detrás de su litera o les hacía pelear en el circo. Además acometió una serie de medidas y reformas públicas-urbanísticas que arruinaron al estado, llevando a Roma a un crisis económica y hambruna social. Calígula necesitaba pecunia, para sus campañas militares en Germania y para su intento de conquistar Britania. Por lo que no dudaba en imponer abusivos impuestos, en confiscar herencias e incluso en detener y condenar a ricos, para acaparar sus riquezas, de modo que la nobilitas o clase privilegiada temía por sus patrimonios y vidas. La plebe, en principio, veía con buenos ojos la crueldad de Calígula, ya que sus medidas afectaban a las clases altas, pero con el tiempo la locura de Calígula le hace perder también el favor popular, ante la carestía social. Hacia finales del año 39 empiezan a fraguarse conjuras contra su persona, según Suetonio muchas estaban sólo en la imaginación del emperador, destaca la conspiración desde Germania de Getúlico y Lépido, que fracasa. En palabras de Flavio Josefola animadversión parecía rodear por todos lados a Calígula”, hubo un momento en que todos querían vengarse del odiado emperador. Según Tácito había “una oculta insidia hacia Cayo”, dentro de sus aduladores, que temían perder su favor, crecía un sentimiento creciente y visceral de venganza.

Retrato renacentista de Cayo Calígula.
Para sus contemporáneos Filón de Alejandría y Séneca el Joven, Calígula era caprichoso, irascible, perturbado sexual y demente, un psicópata que mataba por diversión o se jactaba de acostarse con las mujeres de sus súbditos. Suetonio insiste en su locura, afirmando que sufría de epilepsia y que mantenía relaciones incestuosas con sus hermanas, e incluso que convirtió el palacio imperial en un lupanar. Quizás todo está un poco exacerbado por su leyenda, pero es innegable que el poder y la enfermedad habían llevado a Cayo a la locura. Por lo que no es de extrañar que según Dión Casio todos los cortesanos de Calígula eran partidarios de su muerte”, de esta manera en el año 41 d.C, tan sólo cuatro años desde su proclamación, se inicia la conjura final para acabar con la vida del odiado emperador y sus excesos. Para Flavio Josefo estaba formada por tres grupos conjurados dirigidos por Emilio Régulo y Casio Querea. Parece ser que este ultimo fue clave en la conspiración, Casio era el blanco constante de las burlas y bromas de Calígula, por lo que le movió un odio personal, que trató de ocultar tras la búsqueda del bien para el imperio, A Casio se le unió el tribuno Cornelio Sabino, siendo las figuras claves de la elaborada conspiración. Ambos formaban parte de la guardia pretoriana, encargada de custodiar la vida del emperador, pero además existía la guardia germánica o personal del emperador, formado por entre 100 y 500 hombres germánicos (con fama de fieros y bárbaros) fieles al emperador. Uno de los motivos por lo que el número de conspiradores debió ser mucho mayor que el indicado por las fuentes, para tramar tal conjura a espaldas del emperador.

Obelisco del Vaticano, construido en tiempos de Calígula, en inicio para Egipto.
Los conjurados eligieron actuar durante los llamados Juegos Palatinos, que se celebraban cada año en honor a Octavio Augusto a finales de enero, pero llegó el último día de los juegos y Casio Querea y los conjurados no habían llevado a la práctica su venganza. Ese último día de los juegos, el 24 de enero del 41 d.C., durante una representación teatral la plebe se agolpaba antes de la llegada de Calígula, quién debía abrir el acto con un sacrificio a Augusto. Es curioso, que al proceder al sacrificio Calígula salpica de sangre a uno de los conjurados, Asprenas, algo que desató la alegría del excesivo emperador. Acto seguido Calígula toma asiento junto con sus más cercanos cortesanos, entre los que se encontraba Casio Querea, para disfrutar de las representaciones del día (el Laureolo de Catulo, y la tragedia Cíniras), ajeno a que la muerte se cernía sobre su persona.

Foro romano, Calígula ordenó unir el Palatino (al fondo) con el Templo de Castor y Polux (a la izquierda).
Los hechos se precipitan cuando Calígula decide retirarse al Palatino para darse un baño, iba con prisa por lo que no toma el camino habitual y decide atrochar por un pasadizo oscuro y sin vigilancia que conectaba el teatro con el Palatino y los baños (que ha sido encontrado por la arqueología bajo la casa de Tiberio). Eso facilitó la labor de los conjurados, en ese estrecho corredor Calígula fue asaltado por Casio Querea que le hirió con su espada en el cuello, Calígula intenta huir, pero otro golpe de Cornelio Sabino le reduce, momento aprovechado por los conjurados para rematar la emperador con más de treinta puñaladas. Algunos de los conjurados huyeron, otros fueron capturados y asesinados por la guardia germánica allí mismo. Las noticias de la muerte del emperador llegan hasta el teatro y su esposa e hija corren a ver el cuerpo de Calígula, momento aprovechado por varios conjurados para matarlas, y de este modo evitar que se pudiera legitimar un sucesor. Muchos de los presentes en el teatro temían ser masacrados, ya que la persecución de la guardia germánica fue brutal e inmediata, incluso asesinan a algunos que nada habían tenido que ver con el magnicidio. La bárbara guardia germánica llega a rodear el teatro, pero varios senadores, entre ellos el cónsul Saturnino, logran disuadir a la guardia.

Grato proclama emperador a Claudio ante el cadáver de Calígula, óleo de Lawerence Alma-Tadema, 1871.
Tras el asesinato de Calígula, el pueblo se reunió en el foro a espera de noticias, ya que los senadores, liderados por los cónsules Saturnino y Segundo, se habían reunido en el Capitolio para decidir si restaurar la República o mantener el Imperio. Muchos senadores pensaban que era el momento de acabar con el sistema imperial y volver al añorado (que no ideal) régimen republicano. Incluso Saturnino propuso premiar a Casio Querea por acabar con la tiranía de Calígula. Pero los senadores no contaban con que la guardia pretoriana iba a encontrar a Claudio, tío de Calígula, y dicho ejército exigía que Claudio fuera nombrado emperador. Además el pueblo, congregado en el foro, también pedía la cabeza de los asesinos de Calígula y, en gran parte, no era partidario del regreso a la República senatorial. De modo que, al día siguiente en una reunión en el templo de Jupiter, el ejército romano impone la proclamación de Claudio, los partidarios de la República habían perdido su oportunidad. Querea es ejecutado, al ser acusado por Claudio de asesinar a Calígula por razones personales, ya que es evidente que la conjura tenía más motivos personales que el deseo de liberar a Roma de un tirano. Sabino fue condenado a convertirse en gladiador, y se suicidó al poco tiempo. Pero es curioso que todos, incluso Claudio, reniegan del asesinado Calígula, por su locura y ansia de poder, que le habían convertido en un auténtico tirano. Algo, totalmente, extrapolable a la realidad mundial del siglo XXI. Cada día que pasa es más evidente que otro mundo no es posible, y en gran parte se debe a la diletancia y estulticia de malos gobernantes, y que el ansia de poder es algo inherente al ser humano. 

Bibliografía: 
G. Bravo y J. Mangas. Roma. Historia Universal. Vicens Vives, Barcelona 1998 
J. M. Roldán. Historia de Roma. Ed Universidad. Salamanca. 1995.
J. A. Rodríguez Valcárcel. Calígula. Alderaban, Cuenca, 2010.