lunes, 30 de marzo de 2009

Personajes singulares de la Historia: I. NOSTRADAMUS


Michel de Nostradame, más conocido como Nostradamus, fue más un hombre del Renacimiento que un astrólogo visionario, su obra es una amalgama entre la verdadera ciencia y el ocultismo. De ascendencia judía nace en 1503 en la Provenza italiana, estudiando medicina en Montpellier. Ante las graves pestilencias de la época se queda asistir enfermos en todo el sur de Europa. Sus métodos médicos eran diferentes, mientras que sus colegas se dedicaban a realizar sangrías, él basaba sus tratamientos en dietas alimenticias adecuadas y medidas higiénicas concretas. La tragedia se une a su nombre tras perder a toda su familia, en la nueva peste de 1537, lo que hizo que viajará por Francia e Italia donde profundizó en sus conocimientos. Hasta que en 1544, de nuevo desposado, se instala en la Provenza donde va a iniciar sus actividades proféticas y adivinatorias, que le hacen célebre en toda Europa sin apenas salir de Italia.

Nostradamus representado en un grabado del siglo XIX.

En el Renacimiento los límites entre la alquimia, o la astrología y ciencia estaban muy difuminados. Nostradamus no fue el único en mezclar ciencia, astrología y adivinación hubo otros como Copérnico o Paracelso. Era lícito utilizar la alquimia y el estudio de los astros como medios de curación, siendo perfectamente conciliables la astronomía y la adivinación. Es curioso que Nostradamus sin los conocimientos de otros científicos, se convirtiera en el astrólogo más famoso de Europa. Él practicaba una astrología popular, elaborando almanaques y horóscopos, que se basaban en la posición de los astros y en los signos del zodiaco, dando así respuesta a lo que iba a acontecer en los hechos más relevantes para el pueblo, como la siembra, un viaje, el matrimonio... Pero estos no son los que le han dado su imperecedera fama, sino sus Profecías publicadas en 1555, donde predice toda clase de catástrofes futuribles. Estas fueron reeditadas en 1568 con el nombre de Centurias, al estar agrupadas en nueve secciones de cien cuartetos cada una.


Portada de las Profecías de Nostradamus.

Una obra marcada por la oscuridad y el lenguaje esotérico donde anunciaba numerosos hechos futuros deducidos de sus cálculos astrológicos. Según el historiador Fernández Luzón la obra es un ejemplo típico de “astrología judiciaria, una práctica de adivinamiento que era vista con muchos recelos por las autoridades eclesiásticas de la época” al estar cargada de un determinismo que se opone al dogma del libre albedrío humano. Según los estudiosos de Nostradamus esas profecías son intencionadamente crípticas, para evitar que alguien las pudiese utilizar para cambiar el futuro. De ahí que aún hoy su obra suscite credulidad y aclamación entre los muchos mitómanos del esoterismo. Pero es seguro que Nostradamus se inspiró en textos anteriores, como una compilación de profecías medievales publicada en 1522, logrando hacer una original síntesis, que caló en el pueblo al estar realizada en lengua vulgar.

Su fama aumento con rapidez mientras supuestamente se confirmaban sus profecías. Su popularidad fue tal que Catalina de Médicis, la esposa del rey de Francia Enrique II, lo puso bajo su protección, al procesarle total admiración. Consultándole en varias ocasiones sobre su frustrada maternidad, y luego por el futuro de sus hijos, de su marido y del reino. Parece ser que Catalina estaba convencida que el médico había profetizado la muerte accidental de su marido, que falleció de un golpe de lanza durante un torneo. Finalmente en 1564 fue nombrado médico astrólogo del nuevo rey Carlos IX, un gran cargo del poco pudo disfrutar al morir en 1566.

Nostradamus rodeado de los signos del zodiaco

De modo que su carácter popular hizo que su obra alcanzase una gran difusión, y la oscuridad de sus profecías las ha hecho perdurar a lo largo de los siglos, siendo interpretadas de muy diversa forma y supuestamente revelando catástrofes como la de Napoleón, Hitler, las guerras mundiales, la de Yugoslavia, etc. Durante siglos sus cuartetos han sido un medio de explicación recurrente para apocalípticos, obsesionados con la idea de que nuestro destino, el de la humanidad, ya está escrito. Incluso la actual victoria de Obama en USA, para algunos ya fue profetizada hace unos quinientos años por Nostradamus. Algo que se me revela tan irracional, como pensar que este médico-astrólogo del Renacimiento es como un oráculo, que ha ido prediciendo la convulsa historia de la humanidad.

jueves, 19 de marzo de 2009

¿La Arqueología descubre una "vampiresa"?


Desentierran una "vampiresa" en una antigua fosa de Venecia (Reuters)

Los investigadores italianos creen que han encontrado los restos de una "vampiresa" en Venecia, enterrada con un ladrillo metido entre sus mandíbulas para evitar que se alimentara de las víctimas de una plaga que hubo en la ciudad en el siglo XVI. Matteo Borrini, un antropólogo de la Universidad de Florencia, dijo que el descubrimiento en la pequeña isla de Lazzaretto Nuovo en la laguna de Venecia apoyaba la creencia medieval de que los vampiros eran responsables de la extensión de las plagas como la peste negra.
"Esta es la primera vez que la arqueología ha triunfado en la reconstrucción del ritual de exorcismo de un vampiro", explicó Borrini. "Esto ayuda (...) a explicar cómo nació el mito del vampiro" El esqueleto fue exhumado de una fosa común de la plaga de 1576 en Venecia, en la que murió Tiziano, en Lazzaretto Nuovo, que está alrededor de tres kilómetros al noreste de Venecia y que se utilizó como sanatorio para los afectados por la plaga.
La sucesión de plagas que afectaron a Europa entre los años 1300 y 1700 incrementó la creencia en los vampiros, sobre todo porque no se entendía el proceso de descomposición de los cuerpos, explicó Borrini.
Los enterradores que reabrían las fosas comunes se encontraban a veces cuerpos hinchados con gas, con el pelo creciéndoles todavía y la sangre saliendo por la boca, lo que llevó a pensar que todavía estaban vivos. Los paños utilizados para cubrir las caras de los muertos normalmente estaban podridos por las bacterias de la boca, dejando ver los dientes del cadáver, por lo que los vampiros fueron se ganaron el nombre de "come-paños".
Según textos medievales médicos y religiosos, se creía que los muertos vivientes extendían la pestilencia para chupar la vida que quedaba en los cuerpos hasta que conseguían la fuerza para volver a las calles.
"Para matar a un vampiro tenías que quitar el paño de su boca, que era su sustento como la leche lo es para un niño, y poner algo que no se pudiera comer ahí", dijo Borrini. "Es posible que otros cadáveres hayan sido encontrados con ladrillos en la boca pero esta es la primera vez que se ha reconocido el ritual".

Imagen de la fosa en cuestión

Borrini sostiene que cuando encontraron el cadáver de la mujer, los venecianos se toparon con un cuerpo en proceso de descomposición, un proceso que probablemente no entendían muy bien y que pudo inducir a la población a creer que se trataba de un vampiro. Y puso como ejemplo de posibles fenómenos que pueden aparecer en un cadáver en proceso de putrefacción la sangre fluyendo de la boca o el cabello que continúa creciendo. La investigación de Borrini apunta a que en la época se pensaba que los vampiros, una figura a la que leyendas ancestrales culpaban de plagas como la peste, se alimentaban de "masticar las mortajas de los muertos". Por eso, la convención indicaba que había que introducir una piedra en la boca del vampiro para que dejara de alimentarse y muriera definitivamente.

Una hipótesis que puede ser plausible, pero desde mi punto de vista no puede afirmarse con tanta rotundidad, ya que este enterramiento puede responder a otro tipo de ritual. "Ritual" es una palabra muy utilizada en arqueología cuando desconocemos, o no se tiene la certeza absoluta, del significado de los restos o vestigios encontrados. Y enlazar unos restos con la creencia ancestral de los vampiros puede sonar descabellado, no obstante está demostrado que la gente ha creído desde hace miles de años en los chupa sangre. Y este descubrimiento, de confirmarse, nos da la certeza de lo arraigada que en la sociedad estaba esa creencia, lo que se me revela excepcionalmente interesante.

miércoles, 18 de marzo de 2009

PRIEST FEAST: TESTAMENT, MEGADETH, JUDAS PRIEST. (15/03/2009)


Han pasado ya tres días desde que la gira Priest Feast llegará a Madrid, tiempo suficiente, para poder asimilar el conciertazo que pudimos ver en la controvertida Cubierta de Leganés. Recinto en el que el sonido no suele acompañar a la calidad de los grupos, por el empeño en mantener cerrada la cúpula, lo que genera que el sonido reverberé y todo suene muy embarullado. Si optarán por mantenerla abierta, más cuando el tiempo acompaña, como en este caso, esa fama de mal recinto para conciertos no estaría tan justificada. El Priest Feast es el mejor ejemplo de lo que digo, Testament con la cubierta cerrada sonaron mal, pero Megadeth y Judas con la cúpula abierta sonaron genial. Lo que permitió disfrutar de una noche memorable, con tres magníficos grupos que lo dieron todo en el escenario, despertando todo un torrente de emoción y pasión.

TESTAMENT, salieron al escenario muy puntuales siguiendo escrupulosamente el horario previsto, algo que se mantendría toda la noche. Los primeros temas Over the Wall y The New Order sonaron especialmente mal, casi irreconocibles. Desde el Souls of Black la cosa mejoró un poco, no en vano Testament son una apisonadora, con un genial Chuck Billy, una verdadera mole humana llena de brutalidad y muy comunicativo con el público. Tanto Alex Skolnick como Paul Bostaph rayaron a un gran nivel aunque su actuación estuvo lastrada por el exceso de graves del sonido. Grandes temas como Electric Crown, agradecí mucho la inclusión de este tema, uno de mis preferidos, More Than Meets The Eye, el mejor tema de su último disco, o D.N.R. un verdadero trallazo de thrash. Justo al acabar su actuación empezaron a abrir la cúpula de cubierta, todos respirábamos mejor, e intuimos que la noche iba a mejorar sustancialmente.




TESTAMENT SET LIST (45 m.):

Over the Wall
The New Order
Souls of Black
Electric Crown
More Than Meets The Eye
D.N.R.
Practice What You Preach
The Formation of Damnation



MEGADETH. De nuevo con gran puntualidad salieron Dave Mustaine y los suyos al escenario de la Cubierta, la descarga comenzó con Sleepwalker, gran tema inicial de su último disco, que parece que utilizaron para afinar, ya que desde el ecuador del tema todo empezó a sonar perfecto. Verdaderos temazos de thrash como Wake up Dead, Take No Prisoners, sonaron de forma meticulosa y profesional. Y llego la primera sorpresa de la noche A Tout le Monde, un tema que pensaba no iban a tocar, pero que viendo la reacción del público (como se coreó el estribillo en francés) no hay duda de que su inclusión fue una sabia decisión. Continuaron repasando su magnifica carrera y sonando perfectos en Skin O My Teeth, She Wolf o In My Darkest Hour grandes temas que me hicieron disfrutar especialmente. Pero la locura total llego con su hit Symphony of Destruction, verdaderas masas humanas en movimiento entre las que desaparecieron algunos de mis colegas. Sweating Bullets y Hangar 18, a pesar de su complejidad sonaron estelares, lo que demuestra el auténtico grupazo que acompaña a Mustaine en la actualidad. El bajista Lomenzo, el que más interactúa con el público, el batería Shawn Drover, nos regaló una verdadera exhibición con su preciosa batería, y Chris Broderick, un verdadero titán, ejecutaba los solos con una facilidad pasmosa. Pero mi ídolo Mustaine sigue siendo el jefe, con su inquebrantable rictus marca la pauta del grupo, que suena como una maquina perfecta. El final con Peace Sells... y el único bis Holy Wars fue apoteósico, dejándonos con un gran sabor de boca. Grande Mustaine y que grandes los Megadeth.




MEGADETH SET LIST (60 m.)

Sleepwalker
Wake Up Dead
Take No Prisoners
A Tout Le Monde
Skin O My Teeth
She Wolf
In My Darkest Hour
Symphony of Destruction
Sweating Bullets
Hangar 18
Peace Sells...But Who's Buying
Bis:
Holy Wars


JUDAS PRIEST. Las luces se apagaron y tengo que reconocer que no esperaba disfrutar tanto, mis expectativas fueron ampliamente superadas. El grupo comenzó a salir mientras sonaba la intro Dawn of Creation, una magnifica imagen de Nostradamus con los ojos rojos nos miraba desde el fondo, enlazada con Prophecy, uno de los mejores temas de su último Nostradamus. La voz de Rob Halford empezó a sonar sin saber de donde, hasta que surgió de una de las plataformas con una túnica, que lo tapaba por completo, con un gran bastón de mando con el símbolo de Judas. Hasta que se retiró el gorro de la túnica en un momento estelar lleno de clase. El tema sonó perfecto, en el último disco Halford ha adaptado su voz a su condición actual (más apta para tonos medios y bajos), un comienzo absolutamente espectacular.



Metal Gods, tema simplón, que gana mucho con Halford haciendo el robot y ganándose al personal. Eat me Alive y Between The Hammer and The Anvil fueron las siguientes, dos auténticos trallazos de metal, se agrade la inclusión de este tipo de temas no tan usuales. Halford magnifico subiendo y bajando con las plataformas, ondeando banderas. El grupo era una maquina perfecta y los temazos se sucedían, Devil´s Child, Breaking The Law (su sencillez hace que en directo gane mucho) y Hell Patrol (en su estribillo Halford estuvo fallón). Y llegó Death, de su último disco, para muchos sería un bajón en el concierto, para mi fue magnifica, con un Halford excepcional cantando entronizado. Por lo que me hubiera gustado escuchar algún otro tema del Nostradamus.




La descarga continúo con la fuerza de Dissident Agressor, tema muy cañero y complejo para el Halford actual, aunque su esfuerzo subsana cualquier deficiencia. Luego la preciosa balada Angel, de su Angel of Retribution, me emocionó especialmente. The Hellion/Electric Eye y Rock Hard Ride Free, grandes temas para el directo, volvieron loco al personal. Momento en el que llegamos al cenit del concierto con Sinner, que temazo y como lo clavaron los Judas, sobresaliente. Halford perfecto incluso en los agudos, y los guitarras magníficos, sobre todo K. K. Downing (que supero a Tipton) al ejecutar el sólo con un sentimiento que me puso los pelos de punta. Scott Travis, que espectáculo de batería, lo bordo en Painkiller, al igual que Halford. Siempre pensé que iba a destrozar el tema, pero todo lo contrario. La cantó bien dejándose literalmente la piel en los agudos y gritos, en el grito final se agarró a la pasarela, quedando al borde de la extenuación. Hay que quitarse el sombrero ante este hombre, como trabaja el concierto y como lo deja todo en el escenario hasta su último aliento, yo estaba constantemente emocionado. Y la gente lo supo ver coreando “...Halford, Halford, Halford...”.







Tras esto, con un Halford muerto literalmente en el escenario, el grupo se tomo un descanso para salir de nuevo con el primer bis. Hell Bent For Leather, con Halford montado en su tradicional chopper, The Green Manalishi, temas que la gente coreo sin descanso, ya que Halford bajó el nivel tras Painkiller, algo lógico, y dejaba mucho cantar al público. Momento en el que el genial cantante se quedo sólo para jugar con el público (en plan Mercury) unos gorgoritos que hicieron que cantará mejor el You've Got Another Thing Comin` (la última prevista) e incluso tuviera fuerzas para regalarnos un Living After Midnight, como fin de un concierto perfecto.




En definitiva un gran noche del metal, en la que, desde mi punto de vista, hubo un claro vencedor Rob Halford, con sus casi 60 años, eclipso al grupazo que le acompaña. Cuanta pasión desprende y emoción genera en su público, es el verdadero díos del metal. ¡Halford!



JUDAS PRIEST SET LIST (+ de 100 m.)

Dawn of Creation
Prophecy
Metal Gods
Eat Me Alive
Between The Hammer And The Anvil
Devil's Child
Breaking The Law
Hell Patrol
Death
Dissident Agressor
Angel
The Hellion/Electric Eye
Rock Hard, Ride Free
Sinner
Painkiller
Bis 1:
Hell Bent For Leather
The Green Manalishi (With The Two-Pronged Crown)
Bis 2:
You've Got Another Thing Comin`
Living After Midnight

miércoles, 11 de marzo de 2009

Novedades en relación a los Neandertales y su extinción.


Los neandertales dominaron Eurasia durante 200.000 años, dotados de un voluminoso cerebro, una capacidad craneana relativamente superior a la del sapiens, y de una fuerza muscular enorme. Desde un primer momento recayó sobre el Neandertal el estereotipo de rudos cavernícolas carentes de intelecto, algo instigado por sus características físicas, como su nariz ancha, mandíbula prominente, arcos supraorbitales muy marcados, etc. Pero nada más lejos de la realidad, era un ser humano excepcional, que generó una incipiente cultura con un gran desarrollo tecnológico y sociológico, además de ideológico. Son los primeros en proteger el cadáver, surgiendo una nueva actitud y ritualidad ante la muerte, trasmiten la idea de trascender a la vida tras la muerte.

Zona de dominio neandertal antes de la llegada del Sapiens.

Ya en 2003 Arsuaga afirmaba: “… que nosotros (el sapiens) y el neandertal son dos especies humanas muy próximas, pero distintas (...) tanto o más que un bisonte o un toro, porque evolucionamos por separado durante bastante tiempo, medio millón de años más o menos. Nosotros en África, ellos en Europa...." Este hecho parece ser confirmado a partir del ADN extraído de un fragmento de fémur de 38.000 años hallado en Croacia, al completarse el código genético de los Neandertales (menos de 0,5% de diferencia con el humano moderno). Un código del que se desprende la certeza de que los neandertales y los humanos modernos son especies separadas desde hace unos 700.000 años. Unos estudios que señalan que los neandertales comparten con los humanos un gen denominado FOXP2, relacionado con el habla y la capacidad para el lenguaje. En cuanto a su posible convivencia con sapiens Stringer señala “lo más probable es que la mayoría de los neandertales y humanos modernos vivieran gran parte de sus vidas sin verse unos a otros (...) No digo que evitaran encontrarse, sino que se repelieran...

Reconstrucción de una corpulenta hembra de Neandertal de 1,50 m. National Geographic

En relación con su desaparición hace unos 28.000 años también hay nuevos datos, siempre se hablo de la endogamia (por el rigor climático) que genera deformaciones genéticas insalvables, o de la llegada del sapiens (del 45.000 al 28.000 convivimos con el Neandertal en Eurasia). Ahora se indica que la implacable demanda de calorías obligaba a las mujeres y niños neandertales a cazar. Ya que las necesidades calóricas diarias de una mujer sapiens son unas 2.200 calorías, mientras que para una neandertal eran necesarias unas 4.000 calorías. Cazar es duro y peligroso, por lo que tanto la mujer neandertal como sus hijos se encontraban en situación de desventaja. A lo que se une que unas unidades sociales algo más numerosas pudieron dar a los humanos modernos una ventaja decisiva cuando las condiciones se tornan difíciles. Para Stringer los neandertales estaban bien adaptados a los climas fríos, pero “... la superposición de cambios climáticos extremos con la competencia de los humanos modernos marcó la diferencia". Una diferencia que los lleva a la desaparición, una extinción provocada por la interrelación de los distintos factores antes apuntados, que pudieron generar una respuesta diferente y en distinto momento en cada lugar.

Otra novedad es que hace unos 28.000 años un grupo de neandertales encendió fuego en Gibraltar, siendo la datación cronológica más reciente de neandertales hasta el momento, que incluso podría retrotraerse hasta el 24.000. Gibraltar fue uno de los últimos bastiones del Neandertal, un excepcional homínido que domino Eurasia hasta la llegada de nosotros, los humanos modernos, los sapiens sapiens, algo que me da mucho en que pensar...

Para saber más:

Stringer, Ch, y Gamble, C.: En busca de los Neandertales. Ed. Crítica. Barcelona, 1995.

El último neandertal. National Geographic. Noviembre 2008.

miércoles, 4 de marzo de 2009

EL CURIOSO CASO DE BENJAMIN BUTTON



Hacia mucho que no disfrutaba tanto en el cine, ya que mis últimas estancias en la butaca fueron auténticas decepciones, pero con Benjamín Button he recuperado la ilusión con la que antaño contemplaba el cine. Ha tenido que ser David Fincher, para mi uno de los cineastas claves de los últimos años (Seven. El Club de la Lucha, Zodiac son verdaderas joyas) el que devuelva la fantasía, el cuento y el realismo sobrecogedor y mágico al cine. El guión Eric Roth, basado en un relato de F. Scott Fitzgerald, es magnifico al repasar gran parte de la historia estadounidense y mundial del siglo XX, desde la Nueva Orleans de finales de la I Guerra Mundial hasta el siglo XXI a través de la vida de Benjamín. Un hombre ordinariamente extraordinario que nace con ochenta años y va rejuveneciendo con el tiempo, su vida es una metáfora de la historia del reloj que se cuenta al principio, un reloj que marcha al revés, como la vida de Benjamín, como un cuento que cobra vida.


La primera parte de la película me parece especialmente genial, con un niño anciano abandonado en un asilo, donde contempla como todos envejecen o mueren mientras el rejuvenece, muy paradójico. Con un camaleónico Brad Pitt en constante cambio, que está colosal. Solamente él puede hacer este papel (nunca entenderé las constantes críticas a su labor, que últimamente es intachable). Una primera hora donde la historia se funde con los efectos visuales y el maquillaje que son extraordinarios, al caracterizar con absoluto acierto a sus protagonistas para que aparenten tener edades muy diferentes a lo largo de toda la película, inolvidable.


Dentro de esa fantasía desbordante destaca ese anciano que siempre le cuenta como le han caído siete rayos, cada uno en extrañas circunstancias. Y como se destila la idea de que cada uno forja su propia vida, que si no te agrada puedes cambiarla.


Además es una magnifica historia de amor imposible, pero no la típica historia. Un anciano que se enamora de una niña, que realmente tienen la misma edad. Y habrá de pasar mucho tiempo, hasta Benjamín y Daisy, una excepcional Cate Blanchett, se reencuentren en un punto intermedio de su particular evolución vital, que posibilite su amor. Pero el tiempo no perdona y ese distinto periplo vital de ambos los acabará separando, en una triste y conmovedora historia totalmente fuera de lo común. Algunos podrían decir que es la historia de un hombre de nace feo, y se convierte en Brad Pitt, incluso hay una escena donde Daisy le dice a Benjamín “mírate: eres perfecto”. No es tan simple, es el paso de la imperfección inicial a la perfección de la juventud.


Estamos ante una película formalmente y estilísticamente perfecta, no obstante es mucho más al ser una ambiciosa reflexión sobre el inexorable paso del tiempo. Un cuento genial, todo encanto y ternura, magníficamente dirigido por Fincher, gran conocedor de los miedos y los defectos humanos (analizando el más destacado, nuestra mortalidad). Es un magnifico ejercicio de dirección y de cómo contar una historia irreal en términos de realidad y naturalidad. Un realismo antinatural, que la convierten en una obra maestra del cine, sólo su excesiva duración puede restarle algo de su inenarrable grandeza.