viernes, 27 de febrero de 2009

THE ANSWER: La esperanza del Hard Rock


Estos irlandeses son la verdadera luz en el futuro del Hard Rock, con su explosiva combinación de rock duro, blues, y un gran sentimiento zeppeliano. Unido al inconfundible torrente de voz, con poso de blues y sureño, de su cantante Cormac Nelson. Ya en 2006 con su álbum de debut, The Rise, crearon un magnifico artefacto de rock, que se retrotraía en el tiempo, pero sonando absolutamente actual y vigente.


Uno de los grandes discos de Rock del siglo XXI, con unos riffs de la mejor escuela de Jimmy Page, con unos memorables estribillos, una base instrumental poderosa y ruidosamente setentera. Pasado y presente se daban la mano en once magníficos cortes, todos imprescindibles, un 10/10


La confirmación de lo atisbado en su primer disco ha llegado en 2009 con Everyday Demons, su segundo y formidable trabajo.


Que comienza con la misma energía y derroche de blues y rock duro, en Demons Eyes, donde hacen una auténtica declaración de principios de su sonido lleno de riffs explosivos y melodía. Too Far Gone, tiene un sonido más hair metal, pero retro a lo The For Horsemen o Aerosmith, cogiendo su propia personalidad gracias a la estupenda voz llena de feeling y blues de Cormac Neesen, la fantástica guitarra de Paul Mahon y esa perfecta base de acompañamiento a cargo de Micky Waters al bajo y James Heatley a la batería. El tercer corte On And One, primer single, es un resumen de lo que es Answer, fuerza y melodía a partes iguales, y un estribillo de esos que te taladran el cerebro una y otra vez. Cry Out y Why you'd change your mind, bajan la adrenalina y la fuerza, y fracturan dos auténticos y magníficos medios tiempos, en los que se reconoce la influencia de Led Zeppelín, trepidantes. Pride, otro gran tema, donde actualizan el sonido glam rock, cercano a Mr. Big, con un memorable estribillo, Cormac se luce con su voz profunda y rota. Walkin’ Mat, otro corte marca de la casa, que desprende energía por los cuatro costados. Tonight, uno de los mejores temas, de nuevo retro glam-rock, a lo Cult o Tesla, magnífica la guitarra y estribillo. Los tres últimos cortes son electrizantes: Dead of the night, el mejor Hard Rock que puedes escuchar en la actualidad. Comfort Zone, de nuevo muy zeppeliana, sublime la voz, otro gran medio tiempo, y el trallazo final de Evil Man, rock duro total, rollo AC/DC, con guitarras sureñas y la inconfundible voz de Cormac que lo llena todo, temazo. 9/10

Pues lo dicho la esperanza del Hard Rock, aunque quizás las expectativas creadas harán que algunos se decepcionen un poco con el nuevo disco. Pero hay que ser realistas y reconocer que nadie hace hard rock en la actualidad como los Answer.


http://www.theanswer.ie/

http://www.myspace.com/theanswerrock

viernes, 20 de febrero de 2009

Burn After Reading (Quemar después de leer)


Siempre he sido fan absoluto de los hermanos Cohen desde Sangre Fácil, Arizona Baby, Fargo, El Gran Lebowski, pasando por O’ Brother, Muerte entre las Flores o la más reciente No es país para viejos, ganadora del oscar a la mejor película, director y guión original. En las que propusieron su particular y extravagante óptica sobre los géneros tradicionales del cine de Hollywood. Siempre haciendo gala de un particular sentido del humor, con unos guiones magníficos, y un excepcional estilo narrativo. Con constantes e ingeniosas conversaciones entre personajes y con momentos deslumbrantes y geniales (el momento del cine en O’ Brother)
Burn After Reading sigue ahondando en esa línea extravagante y personalista de los Coen, destaca por su excepcional reparto, y contiene de nuevo momentos memorables y sorprendentes (como el del personaje de Brad Pitt en un armario). Estamos ante una sátira delirante de la sociedad americana, no sólo de los servicios de inteligencia, sino de las personas de mediada edad, que protagonizan la película y que parecen vivir una espacie de crisis de los 40 a lo bestia. Destacar los personajes de Brad Pitt, G. Clooney y Malkovic totalmente irreconocibles, hasta se podría decir que patéticos. Un patetismo e idiotez de los personales sobre el que se monta toda una vorágine de acontecimientos, que articulan la historia, y conducen a los personajes a situaciones delirantes o trágicas. Como es el caso del personaje de Frances McDormand, cuya obsesión por operarse, la introduce en carrusel de idioteces. Esas necesidades de idiotas son las que marcan la película en una cascada de hechos cruzados que desembocan en secuencias patéticas, es una farsa absoluta.

Una tragicomedia genial, no altura de otras de los Coen, como El Gran Lebowski, pero si por encima de la media del cine actual.

Póstumo epitafio para WOLFMOTHER.



Un auténtico grupazo de “retro-hard-rock” procedente de Sydney, que nos sorprendieron en 2006 con uno de los mejores discos de los últimos diez años, y creo que me quedo corto. Wolfmother es un disco redondo, enérgico, y vitalista donde los temazos se suceden, los estribillos son inolvidables, las guitarras memorables, los teclados son evocadores, la batería suena apasoniada... Su estilo se podría definir como hard-rock con grandes y marcadas influencias de los grupos de rock duro de los 70, e incluso de la vertiente psicodélica y progresiva, pero poderoso e intenso.



El comienzo es electrizante, Dimension tema palpitante, lleno de fuerza y evocador en su estribillo de sus reminiscencias Black Sabbath, apoteósico.
White Unicorn, es más pasional y relajado en sus inicios, un medio tiempo donde la influencia de Led Zeppelín es más palpable. Psicodélico y progresivo, ejemplo perfecto de la destreza instrumental del trío australiano.
Woman, tema lleno de la energía, que sólo el mejor rock puede trasmitir, si el mundo estuviera en orden debería haber sido un hit mundial, con ese Hammond omnipresente, excepcional su estribillo. Sublime y original.
Where Eagles Have Been, otro medio tiempo excepcional, de glorioso estribillo (muy Black Sabbath de nuevo) aún más psicodélico Con el sello electrizante e intenso de los Wolfmother, como puede comprobarse en su genial solo.
Apple Tree, es como un resumen de todo lo que los grupos ingleses hicieron en los 70, pero mejorado y actualizado. Otro hit en potencia lleno de dinamismo y energía, magnifico el sonido de la batería, y Andrew Stockdale con el disfraz de Tony Iommi
Joker & The Thief, espectacular en su comienzo con un tridente instrumental que demuestra ser colosal. Magníficos los teclados de bajista Chris Ross, el estribillo, el sonido de guitarra original, insuperable.
Colossal, otro temazo, de nuevo muy Black Sabbath, con otro estribillo memorable, toda una exhibición de cómo hacer un tema de rock duro, sencillo y visceral, totalmente colosal.
Mind’s Eye, tema relajado y psicodélico en sus inicios, que desemboca en todo un torrente musical, de un grupo en estado de gracia. El estribillo inmejorable, de sublime musicalidad, de nuevo el teclado es pieza fundamental. Myles Heskett se exhibe en la batería, otro verdadero hit potencial.
Pyramid, rock duro absoluto y genial, gran inicio con la base rítmica a plena potencia, el riff de guitarra único y progresivo, de nuevo magnifico estribillo. Me quedo sin calificativos, geniales y punto.
Witchcraft, de nuevo mucha influencia de los 70 (Led Zeppelin), la inclusión de la flauta hace que se torne en otro tema vital y energizante.
Tales, otro auténtico hit triunfal, con un inicio muy psicodélico y un cambio de ritmo antológico, que nos lleva al enésimo estribillo vitalista, trasmite dinamismo y energía por todas partes.
Love Train, un disco lleno de grandes singles, y este es otro de ellos, un tema donde a los consabidos estribillos se le añade un duelo central entre la guitarra y el teclado que lo convierten en un auténtico trallazo de rock.
Vagabond, de nuevo la vertiente más psicodélica de los 70 totalmente actualizada, un tema instrumentalmente genial, que consigue retrotraernos a lugares y momentos mejores.

Lo dicho, un auténtico discazo, que será muy complicado de superar. Ya que en agosto de 2007 el grupo se separo, Andrew Stockdale se queda sólo con el grupo e intentando buscar sustitutos para Chris Ross y Myles Heskett, que piensan en hacer otro grupo. Creo que la magia y la brillantez que trasmitían Wolfmother será imposible de recuperar. Ojala me equivoque y Andrew mantenga con éxito al grupo, y Chris y Myles sean el embrión de otro grupazo. El tiempo pondrá a cada uno en su lugar, ya que no es posible que un grupo con tan sólo un disco deje de funcionar, yo nunca entenderé a los músicos.




jueves, 5 de febrero de 2009

La FRIKIGLOBALIZACIÓN y los mass media

No hay que olvidar que la sociedad de consumo de masas es producto del capitalismo industrial, que trata de hacer llegar sus productos a una parte de la población lo más amplia posible. La única manera de que esto sea rentable es vendiendo todo lo que se produce, labor en la que tienen especial importancia los mass media, homogenizadores de corrientes de opinión. En un mundo capitalista donde las necesidades primarias están aparentemente cubiertas, los mass media generan nuevas necesidades, vinculadas en su mayoría al ocio, para fomentar el consumo, la base de nuestra sociedad. Con la capital relevancia de la publicidad, que opera a través unos mass media, que son unidireccionales, programados con un determinado propósito, el aumento del consumo. Todo esto conduce a una homogenización de la sociedad, agravada por el proceso de globalización.

La frikiglobalización es un fenómeno que se produce desde los albores del siglo XX, muy vinculado a los mass media y a esa sociedad de consumo, concretamente a Internet y la televisión. Dos gigantes que han penetrado en nuestras vidas, alimentando, mediante imágenes, la voracidad del consumo de masas, y además aumentado exponencialmente la paranoia y la aberración humanas. El frikismo crece de forma incontenible, ya sea para bien (gente que intercambia información o comparten aficiones, gustos... totalmente inofensivos o incluso culturales y artísticos) o para mal (la impunidad con la que la delincuencia o la violencia se mueven por la red). El freak o Friki, es una persona extravagante, obsesionada o fanática de un tema concreto (yo soy una de ellas). Lo que ocurre es que con el exceso de información y temas que nos ofrece Internet, el friki, ya no es un flipado de un asunto en concreto, lo es de muchos, superando nuestra capacidad de asimilación y discriminación, llevando al total maniqueísmo. Que además puede contactar e intercambiar ideas con otros de su misma condición de forma sencilla, mediante la red, lo que espolea su frikismo.

En definitiva los Freaks han salido de los circos y del cine, para multiplicarse en el circo global que es el mundo en la actualidad, lo que puede tener imprevisibles resultados, puede que hasta beneficiosos...

Cártel de la película de culto Freaks (La parada de los Monstruos) de Tod Browning