viernes, 30 de enero de 2009

“El Coloso” puede no ser de Goya




Una de mis obras de arte favoritas parece no pertenecer a Goya, como señala Manuela Mena, jefa de Conservación de Pintura del siglo XVIII y Goya, y José Luís Díez, jefe de Conservación de Pintura del siglo XIX del Prado, se echan en falta "la delicadeza, pureza y luz" del pincel de Goya. Como última prueba muestran dos iniciales que pueden apreciarse en una esquina del cuadro. Con atención puede leerse "AJ", casualmente las iniciales del único discípulo oficial del aragonés: Asensio Juliá.
Llegan a esta conclusión, después de 20 años de análisis, además de por el tema de las iniciales, por diversos detalles como: el jinete que se cae de un caballo en sentido inverso, los trazos deshilachados de un carromato en contraste con otros carruajes que aparecen en sus lienzos, asnos y toros -temas habituales en su iconografía- con las patas o los cuernos sin concluir, las líneas rectas del brazo del Coloso, que no se corresponden con el conocimiento anatómico que tenía Goya y del que hacía gala en sus cuadros.... Pequeños detalles que son totalmente opuestos al estilo "realista y preciso" del autor y que se complementan con una serie de estudios técnicos y de pigmentos.
En mi opinión el cambio de autoría no modifica en nada mi inicial impresión sobre el cuadro, que siempre me resultará sobrecogedor. Es puro simbolismo hecho una genial síntesis de la guerra, mayor intensidad del negro, y gran agresividad de las manchas con auténtica descomposición de las mismas. Destaca el contraste entre el gigante y la gente que huye, con gran dinamismo de cada grupo. Miedo y crispación en los hombres y animales que huyen despavoridos, sólo el héroe (ser sin imaginación) personificado en un asno permanece impávido, y entre los grupos sensación de distancia, casi surrealista. Con manchas de color que al alejarnos se convierten en formas tensas y patéticas, que lo convierten en una joya de la pintura.



Detalle del asno irracional que permanece impasible ante la barbarie

Los 10 discos destacados de 2008


1. Slipknot: All Hope Is Gone, el mejor disco de metal del año, con el sobresaliente vocalista Corey Taylor, y el no menos destacado Joey Jordison a la bateria, en definitiva un auténtico grupazo. El disco no tiene desperdicio es lo más variado y completo que han hecho nunca, lo tiene todo, agresividad, fuerza, melodía (en lo que mucho tiene que ver Corey y sus Stone Sour). La producción es de auténtico lujo, cristalina, el mejor sonido del año, para el mejor grupo del momento.


2. Metallica, Death Magnetic, que importante es recuperar a Metallica, tras un época de total indefinición, han vuelto con un disco redondo, en el que recuperan la esencia que los hizo grandes. Metallica ha retornado con fuerza, clase y energía dando un auténtica lección metálica, gracias a la labor del archiconocido Rick Rubin a la producción y el saber aprender de sus propios errores.



3. Scar Symmetry, Holographic Universe, estos locos suecos lo han vuelto a lograr, si ya con su anterior disco Pitch Black In Progress me hicieron alucinar, ahora se superan a si mismos fracturando algo aún más variado y completo. Tienen una excepcional capacidad para mezclar los pasajes más oscuros y agresivos con los más melódicos e incluso poperos, gracias a labor del vocalista Christian Älvestam. Un disco difícil de superar ante la marcha del genial vocalista, cuyo hueco va a ser difícil de llenar.



4. Protest The Hero. Fortress, para mi la gran sorpresa del año, una auténtica locura de disco el que han facturado estos jóvenes canadienses, totalmente imprevisible, variado, lleno de fuerza, melodía, y virtuosismo. En un momento en que parecía que todo estaba inventado, han logrado sacarme de la apatía con su música compleja, pero a la vez accesible (memorables estribillos), llena de una descomunal técnica. Es difícil expresarlo con palabras, pero parece que hacen música imposible de tocar. Extraordinario



5. Avantasia, The Scarecrow, totalmente atemporal, es la palabra que mejor define la nueva magna obra de Tobias Sammet. Alejado, en parte, de su sonido tradicional ha creado una opera-rock magnifica, como se puede comprobar en la grandiosa canción The Scarecrow, posiblemente la mejor del año. La producción es magnifica, a cargo del gran Sascha Paeth, las colaboraciones de lujo y la calidad musical excepcional, lo que hace que esta tercera parte este a la altura de los dos primeros discos de este proyecto.


6. The Sword, Gods of The Earth, otra de las grandes sorpresas del año, estamos ante un grupo con un gran potencial. Estos tejanos hacen una especie retro-metal, cercando a los sonidos de los 70, pero con la fuerza y la agresividad actuales. Un disco genial de principio a fin, en el que no hay sitio para las canciones de relleno.




7. Evergrey, Torn, otros suecos geniales, que nos han dejado otro magnifico disco. Con un sonido aún más oscuro, pesado, pero con su clásica mezcla de caña y melodía. El gran Thomas Englund vuelve a ofrecer otra lección maestra de voz y guitarra, de atmósferas oscuras, de lujosos estribillos, y de grandes canciones, que hacen de Torn uno de los mejores discos de Evergrey y del año.




8. Trivium, Shogun, los de Orlando son ya una auténtica realidad, y con este disco se han confirmado como una de las grandes esperanzas del metal. Han fracturado un disco mucho más elaborado y trabajado, en el que han recuperado las voces guturales de Matt Heafy (algo forzadas), dando un paso más en agresividad y fuerza, pero también en calidad y melodía.En esta línea llegaran a la cima.




9. Cynic, Traced in Air, me hice tarde con este disco, pero se ha hecho acreedor para estar entre los mejores del año, por su originalidad. Un disco accesible, rítmico, una especie de metal fusión de impecable técnica, que nos traslada a ambientes melódicos, armónicos y llenos de clase, música total llena de personalidad. Inmejorable




10. Mercenary, Architect Of Lies, este grupo danés de death melódico se ha superado, logrando una obra total llena de energía y grandes melodías. La mejor muestra puede ser su canción Isolation (the loneliness in december) donde superan los límites de su propio estilo, creando un tema de una dulzura y un sentimiento excepcional. Magníficos

Mención Especial:
In Flames, A Sense Of Purpose
The Butterfly Effect, Final Conversation Of Kings.
Poets of The Fall, Revolution Roulette
The Parlor Mob, And You Were A Crow
Tesla, Forevermore
The Haunted, Versus
Volbeat, Guitar Gangsters & Cadillac Blood
Grand Magus, Iron Will
Shinedown, The Sound Of Madness
Black Stone Cherry - Folklore And Superstition
Opeth, Watershed.
Meshuggah, ObZen
Textures, Silhouettes
Motley Crue, Saints Of Los Angeles
Brother Firetribe - Heart Full Of Fire
Kings Of Leon, Only By The Night